Consultas internas: ¿un voto para la democracia o un gasto innecesario?

Consultas internas: ¿un voto para la democracia o un gasto innecesario?

Abril 19, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Consultas internas: ¿un voto para la democracia o un gasto innecesario?

Este domingo 19 de abril se realizan las consultas internas de los partidos.

De 8:00 a.m. a 4:00 p.m. estarán abiertas las urnas para la participación ciudadana. Debate sobre pertinencia de invertir recursos en unos comicios de poca participación.

Con $18.000 millones  podría levantarse un barrio de interés social, una urbanización de  ‘Casas Gratis’ como las que entrega la Nación, y que podría beneficiar a más de 2200 personas pobres del país. O también se podría ampliar la vía a Pance, una de las megaobras prometidas por   el gobierno de Jorge Iván Ospina y que aún no se ha construido.

Pero esa plata esta vez no va para una obra  de infraestructura, pues fue invertida por el Estado en la realización de las consultas internas en las que hoy   tres partidos elegirán candidatos para disputar alcaldías, concejos, gobernaciones, asambleas y Juntas Administradoras Locales en las elecciones de octubre próximo. Uno más escogerá delegados a un congreso.

En teoría, son un poco más de 33 millones de personas habilitadas para participar de las consultas. Sin embargo, en la práctica, menos del 10 % de esa cifra asiste a las urnas para ejercer su derecho constitucional. La historia lo ha demostrado. En 2012 estaban aptas  doce millones de personas y participaron menos de un millón y medio. 

Mientras tanto, la Registraduría Nacional del Estado Civil invierte —en esta oportunidad—  $18.000 millones en la logística para la jornada, que requiere la misma logística que unas elecciones para Presidente de la República, Congreso, alcaldías y gobernaciones. Desplegará más de nueve mil mesas de votación en todo el país, con 65.000 jurados. 

Es por eso que algunos analistas políticos consideran que, pese a que son válidas, el gasto en las consultas  es “incoherente e infortunado”.

Alejandra Barrios, directora de la Misión de Observación Electoral (MOE), asegura que los mecanismos como  las consultas internas son  importantes para que en Colombia se abran espacios para la democracia, porque hay partidos que “prefieren escoger a sus representantes por selección de clanes familiares, es decir, se recicla en algunos departamentos  el poder que pasa de generación en generación en una misma familia; o se definen por alianzas regionales, según convenga más”.

Las consultas internas, agregó Barrios, hacen parte de un mecanismo electoral concebido para profundizar  la democracia, pero algunos sectores critican sus altos costos, ya que implican toda una logística y recursos económicos que se sacan de los bolsillos de los colombianos. 

El politólogo Fernando Giraldo considera que el mecanismo democrático solo es usado por los partidos  por conveniencia y no por convicción. 

Según él, “casi todos los partidos  solicitan las consultas porque no  saben cómo van a tramitar las candidaturas y las colectividades que finalmente no se presentan a la elección es porque obviamente  tramitaron un acuerdo burocrático y político en el interior. Ellos están utilizando el mecanismo solo si lo necesitan, no por convicción”.

Por eso, por “meter” al Estado en un proceso dispendioso, es que Giraldo considera que las consultas deben ser obligatorias, tanto para los partidos como para los electores. Precisamente, en esta oportunidad diez partidos solicitaron la realización de la elección, pero solo cuatro   irán a las urnas.

Otros analistas y dirigentes políticos  no están de acuerdo con esa posición. Pedro Viveros, docente de Marketing Político de la Universidad Javeriana de Bogotá, dice que más bien la consulta debe tener una pedagogía interna para que la gente desde que inicie su militancia   entienda que estos mecanismos son para fortalecer los partidos.

Agrega que, por ejemplo, para nombrar la dirección colegiada de las colectividades debería hacerse una consulta y no dejarle la decisión al director saliente, porque  “así no se fortalece la cultura democrática”.

Marta Lucía Ramírez, líder del Partido Conservador, que hará consultas en 15 municipios del país, con 54 candidatos para alcaldías y 84 para concejos, sostiene que las consultas son un buen mecanismo, siempre y cuando haya controles que justifiquen semejante gasto para el fisco. “Es desafortunado que  no haya transparencia en las consultas”, dijo y  sugirió que una de las soluciones debe ser  tener partidos  con miembros carnetizados.

“Las consultas, antes que acabarlas, deben ser estimuladas porque no se puede seguir con acuerdos politiqueros, donde muchas veces se  escogen   a dedo candidatos que satisfagan los intereses  de unos inpiduos y no la democracia del partido”, añade la excandidata presidencial.

Alfredo Rangel, senador del Centro Democrático, partido que también irá a las consultas,  tiene dos apreciaciones. Una, que la Registraduría debería hacer un análisis mucho más acorde para que  el dispositivo logístico que realice en las consultas sea conforme a las reales necesidades, porque “se podría estar cometiendo  desperdicio de recursos”.

Lo otro, en opinión de Rangel, es que el mecanismo debe mantenerse, pero los partidos tienen que hacerse responsables de la convocatoria y movilización de sus militantes.

En cuanto al Polo Democrático Alternativo,  no escogerá candidatos, sino que elegirá los 766 delegados que conformarán el cuarto congreso nacional del partido, que se hará en mayo. Ellos definirán sus directivas y  rumbo político.

Alejandro Ocampo, precandidato a la Gobernación del Valle y cabeza de lista en la región como delegado por ese partido, sí cree que debe haber obligatoriedad porque esta “es la forma de oxigenar a los partidos, como el nuestro, en el que tenemos muchas contradicciones”.

Dice que todos los movimientos políticos del país debieron participar en la consulta de hoy, no solo porque la solicitaron, sino por la plata que se invirtió en el proceso. 

“Pese a que van a estar dos partidos más, ahora va a quedar como que esta fue solo una elección para el Polo, que se gastaron un poco de plata en nosotros, cuando  somos de los pocos partidos serios que participan de la democracia para solucionar los problemas internos”.

La jornada de hoy Para el Registrador Nacional del Estado Civil, Carlos Ariel Sánchez, el tema de la financiación de la política se ha convertido en un problema que ha adquirido cada vez mayor importancia y sensibilidad no solo a nivel colombiano sino a nivel mundial. “La discusión pública no cesa, pues ha quedado claro que los hechos y experiencias que han rodeado la actividad política, particularmente en nuestro país, han generado crisis de grandes dimensiones que han apuntado en ciertos casos a afectar la gobernabilidad misma”, agregó el Registrador. Informó que, pese a que siete  partidos solicitaron las consultas:  Conservador, Cambio Radical, Alianza Verde, Centro Democrático, Liberal y Alianza Social Independiente, solamente cuatro (Polo Democrático, Conservador, Centro Democrático y Liberal) se presentarán a la jornada de hoy. Partido Conservador Colombiano: realizará sus consultas en 15 municipios del país, con 54 candidatos para alcaldías y 84 para los concejos. Partido Liberal Colombiano: las hará en 9 municipios, con 26 candidatos a alcaldías y 382 aspirantes a ser cabildantes. Partido  Centro Democrático:  sus consultas serán en 38 municipios, con 88 candidatos para alcaldías, 207 para juntas administradoras locales y 398 aspirantes para concejos. Partido Polo Democrático: celebrará la consulta en todo el país para elegir los delegados al Cuarto Congreso Nacional e inscribió a 5674 candidatos.
80 mil millones de pesos se dispusieron en el 2012 para las consultas internas de partidos, aunque solo se usaron $45.000 millones, según la Registraduría Nacional del Estado Civil.
8266 personas se inscribieron como candidatos para las consultas de partidos de 2012, sin embargo, solamente participaron 2699 de los  candidatos de seis partidos.
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad