Consternación por trágica muerte de 33 niños en Magdalena, decretan tres días de duelo

Mayo 20, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Colprensa / Hoy Diario del Magdalena

Familiares de las víctimas se niegan a un entierro colectivo. Medicina Legal entregará este miércoles los cuerpos de los niños.

“Hasta el cielo lloró con esta tragedia”. Sí, hasta el mismo Dios lloró por la muerte de tantos niños inocentes que murieron incinerados en un bus. Eso dice Sostenes Pérez, uno de los habitantes de Fundación, Magdalena, que sigue consternado por la tragedia que hoy enluta a 33 familias y a todo un país. “Mire cómo ha llovido. Hace rato no teníamos un aguacero así, algo debe estar pasando”, repite Sostenes. La pertinaz lluvia que el pasado lunes se presentó en Fundación contribuyó a que la ciudad se sintiera aún más desolada. “Esto nos duele profundamente, todo el mundo está en sus viviendas, orando por las almas de estos niños que han fallecido”, comenta otro ciudadano. En medio de la conmoción que se vive en Fundación por la trágica muerte de niños incinerados, la alcaldesa de ese municipio Luz Estela Durán, decretó el lunes ley seca y tres días de duelo. La medida fue acogida con aceptación por los pobladores, que con tristeza se resignan a esta tragedia. El sacerdote samario Alberto Linero también se unió a las voces de solidaridad. “Triste y dolido por el accidente y la muerte de los niños en el Magdalena. Que Dios les dé fuerza y ánimo a los padres. Oramos por todos”. No a un entierro colectivoMientras tanto, el pasado lunes unos treinta familiares de los niños arribaron a Barranquilla a las dependencias de Medicina Legal, donde los médicos forenses cotejarán el ADN e identificarán los cadáveres. Acongojados e inmersos en llanto, llegaron en dos buses procedentes desde Magdalena, con el fin de reconocer los cadáveres de sus hijos, pues han insistido en que no quieren un entierro colectivo, como se ha sugerido.“Queremos saber a quién estamos enterrando”, dijo una de las familiares de los menores fallecidos. Sin embargo, los médicos han manifestado que, por el estado de incineración en que quedaron algunos de los cuerpos, la identificación de los cadáveres será dispendiosa. Medicina Legal entregará este miércoles en una bóveda los cuerpos de los niños para que sus familiares puedan celebrar una misa. Tras esa ceremonia, los cadáveres serán devueltos al instituto forense para continuar los exámenes que permitan su identificación plena, un proceso que demoraría unos diez días.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad