Conservadores, inconformes con Vargas Lleras

Conservadores, inconformes con Vargas Lleras

Noviembre 16, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Colprensa l Elpais.com.co

La bancada del Partido Conservador en el Congreso de la República emitirá un pronunciamiento por el distanciamiento que tienen con el ministro del Interior y Justicia, Germán Vargas Lleras, con quien han tenido enfrentamientos por la responsabilidad en el trámite de varias leyes.

El Estatuto Anticorrupción y la inconformidad del Partido Conservador con el ministro del Interior y Justicia, Germán Vargas Lleras, fueron los detonantes anoche para que el debate en la plenaria del Senado se ‘calentara’ y se amenazara, incluso, con un paro legislativo.Los conservadores, quienes se reunieron de urgencia para asumir una posición para el resto del periodo legislativo, se quejaron porque supuestamente, en declaraciones a medios de comunicación y que ahora no tienen autores, los responsabilizan de dilatar la agenda legislativa y en especial el Estatuto Anticorrupción.Tras la reunión, la vocera del Partido Conservador, Miryam Paredes, leyó una declaración donde se quejan por el tratamiento que les ha dado el Ministro del Interior y Justicia. En un aparte del documento se asegura que “el Partido Conservador desea manifestar su inconformidad frente a los pronunciamientos del ministro del Interior, Germán Vargas Lleras, que han motivado apreciaciones equivocadas de algunos medios de comunicación referentes al trámite de la agenda legislativa”.Tras aclarar que acompañan la agenda del Gobierno, manifestaron que “los congresistas del Partido Conservador hemos sido coherentes en nuestras posiciones y críticos respecto a los proyectos presentados, en los cuales hemos realizado y seguiremos haciendo, los aportes pertenecientes, pues, no se puede pretender que los congresistas seamos convidados de piedra al debate público. Somos una fuerza pensante”.Finalmente, enfatizaron que no van a permitir que a los parlamentarios de esa colectividad se les tilde de “responsables de trabar la agenda legislativa, impedir el avance de la justicia, ser clientelistas y de anteponer nuestros propios intereses antes que el interés nacional”.Ante los reclamos hechos en plenaria, el presidente del Senado, Armando Benedetti, luego de jurar por su familia que él no había sido fuente de información contra los azules, dijo que el Congreso debía tomar decisiones políticas en el asunto.“Estoy promoviendo que no sesione la Comisión Primera del Senado hasta que se decante con el Presidente de la República cuál es la verdad de lo que ha pasado, de todos los adjetivos que van y vienen, porque con el Congreso están ganando indulgencias y eso no lo voy a permitir por nada del mundo”, dijo Benedetti.Paso seguido, el senador Roberto Gerlein dijo que se han dicho muchas calumnias y nadie responde por ellas y seguró “nunca he creído que la corrupción esté en el interior del Congreso, han existido algunos casos, pero creer que se puede detener un proyecto sobre la base de corromper a los congresistas o al Ministro, es una manera de enjuiciar inicuamente la actividad parlamentaria”.Por su parte, el presidente de la Comisión I del Senado, Eduardo Enríquez Maya, dijo que “es muy difícil trabajar con un ministro que está en campaña”. Se conoció que otra razón de la molestia conservadora es porque Vargas Lleras ha removido a funcionarios de ese partido de cargos de dirección de esa cartera, al igual que de las entidades adscritas al Ministerio.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad