Consejos para iniciar el 2011 con buena salud

Enero 09, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País

Cinco claves para empezar el nuevo año en armonía, con salud y recargado de energías.

Las fiestas de fin de año dejan a menudo una larga estela de sobrepeso, alteraciones en el sueño, fatiga y algunas molestias como consecuencia de un periodo de muchos compromisos, trasnochos, excesos en la dieta, sedentarismo y alto consumo de alcohol y cigarrillo.El resultado de tantos abusos es un cuerpo agotado, al que le cuesta trabajo arrancar de nuevo y adaptarse al nuevo ritmo que impone la rutina diaria. Para hacerle más fácil el camino y que pueda iniciar el 2011 como nuevo por dentro y por fuera le tenemos unos consejos de los especialistas, que seguramente le serán de utilidad. Tome nota.1.Sea mejor personaCon el fin de comenzar el nuevo año en armonía consigo mismo y con los demás:- Despréndase de actitudes negativas como apatía, nostalgia, tristeza y desconfianza. Ármese mejor de pensamientos positivos, vitalidad y una mentalidad ganadora. - No piense en el pasado. Mire más bien el año nuevo como una oportunidad para ser feliz. - Haga un balance del año que pasó. Si descubre que ha vivido de una manera que le ha traido problemas, haga un cambio radical.- Fíjese metas para el nuevo año y planee cómo las va a lograr. Lo principal para alcanzarlas es que confíe en sus capacidades. También le será útil elaborar un mapa de la prosperidad: plasmar en una cartulina los dibujos o fotos de lo que desea: de ese carro que quiere comprar o del trabajo que anhela. - Organice su economía. Piense en qué va a gastar y en qué no, cuáles son sus prioridades y cuánto va a ahorrar.- En el trabajo, llénese de amor por lo que hace. De lo contrario, sólo caminará hacia la mediocridad y la inconformidad. - Para mejorar sus relaciones interpersonales sea tolerante. No pretenda que los demás piensen y actúen como usted.Fuente: Mara Tamayo, psicóloga.2. No comience enfermoLo mejor es prevenir, por eso tenga en cuenta: - Sométase a un chequeo que incluya análisis de perfil lipídico, glicemia, orina y hemograma. Recuerde que el colesterol alto a largo plazo genera problemas cardiovasculares. - Como por esta época el cuerpo queda saturado de radicales libres, partículas que oxidan las células, consuma por seis meses un gramo de vitamina C y 35 miligramos de vitamina A a diario. Esta fórmula fortalece las defensas, baja el colesterol y limpia el hígado.- Lleve una dieta rica en agua (dos litros diarios) y frutas (sobre todo piña y papaya). Esto ayuda a desintoxicar el organismo. - Retome los horarios fijos en las comidas para prevenir crisis de gastritis.Fuente: Juan Carlos Durán, director científico de la Clínica Lunga Vita.3. Baje lo que subióLas recomendaciones para reducir esos kilitos de más que suelen ganarse en Navidad son:- Refuerce el consumo de frutas y verduras, pues en Navidad se incrementa la ingesta de carbohidratos y azúcares y se descuida este grupo de alimentos que aportan agua, fibra, vitaminas y minerales. Consuma mínimo cinco porciones entre frutas y verduras al día.- Disminuya al mínimo el consumo de azúcares y grasas. Si le hace falta el dulce, recurra mejor a una fruta que le aporta fibra y en vez de gaseosas, prefiera jugos naturales sin azúcar.- En caso de que no pueda evitar las comidas rápidas como hamburguesas, consúmalas, pero con verduras y sin salsas.- Restrinja el consumo de alcohol, pues cada centímetro cúbico aporta siete calorías.- En vez de fritos o comidas en salsa, opte por los alimentos asados, horneados o cocinados. - Si le hacen falta las sopas, tómese sólo el caldo y omita el revuelto (papa, yuca, plátano). - Cuide las porciones. En las frutas lo ideal es medio pocillo de melón, doce uvas o medio banano. En los carbohidratos, medio pocillo de arroz, una arepa mediana o medio plátano.- Un ejemplo de menú saludable puede ser:Desayuno: bebida láctea o jugo, porción de cereal (arepa mediana o rodaja de pan integral) y de proteína (un huevo cocido, una tajada de queso cuajada o una de jamón). Refrigerio: fruta o yogurt sin azúcar. Almuerzo: dos carbohidratos (arroz, papa), medio plato de ensalada y cien gramos de pescado, pollo o carne.Refrigerio: bolsita de maní o barra de cereal. Cena: como el almuerzo, pero con un carbohidrato.Fuente: María Elena Díaz, nutricionista de la Clínica Farallones.4. Póngase en formaSi quiere iniciar una rutina de ejercicio en el nuevo año o ya la realizaba y la suspendió:- Sométase a una valoración médica. - Comience por fortalecer los músculos grandes como espalda, muslos y pectorales.- La forma más adecuada es en circuito, o sea realizando un ejercicio por músculo, pasando de uno a otro sin descansar. Así tonificará su cuerpo al tiempo que quemará grasa. También convienen los ejercicios de movilidad articular como mover los brazos en círculos amplios.- Reduzca la duración de las sesiones a la mitad y maneje una intensidad moderada por un mes para que el cuerpo tenga tiempo de adaptarse.- Para que queme más grasa y fortalezca su corazón controle su frecuencia cardíaca que se calcula así: 220 - edad x 0,65. Trabaje cinco puntos por encima o por debajo de esa cifra.- Hidrátese antes, durante y después de su rutina. Así evitará la fatiga.Fuente: Jhonny Villada, terapeuta deportivo del Gimnasio El Molino.5. Relájese y luzca mejorLas terapias más recomendadas para recuperar la piel, la cual tiende a lucir irritada, sin vida, grasosa, con puntos negros, bolsas y ojeras, producto del trasnocho y la dieta inadecuada son: - Limpieza facial: para facilitar el proceso de renovación de la piel y permitir que respire. Aparte de la extracción incluye mascarillas a base de ingredientes naturales, vaporización y masaje.- Oxigenesis: el aporte de oxígeno puro que hace este equipo limpia, activa y recupera las células de la piel. - Microdermoabrasión: se hace con una punta de diamante que retira células muertas, dejando la piel luminosa y uniforme. Para relajar los músculos fatigados se sugiere:- Exfoliación: hidrata la piel, renueva las energías. Se hace a base de avena, azúcar y miel o maracuyá.- Masaje con piedras volcánicas: que transfieren calor al cuerpo nivelando las energías y proporcionando máxima relajación.- Terapia Lulur: remueve toxinas y relaja a través de estiramientos realizados con una manta. Fuente: Claudia Mahecha,de Corpobello Spa.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad