Conozca los riesgos de abusar de las populares bebidas energizantes

Diciembre 16, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Adonai Cárdenas Castillo | Redacción de El País Buenaventura
Conozca los riesgos de abusar de las populares bebidas energizantes

Para el reconocido médico deportólogo Héctor Fabio Cruz, “los efectos de los energizantes no se pueden desconocer, especialmente sobre el sistema nervioso”.

Abusar de las bebidas energizantes puede ocasionar problemas graves de salud. Alerta.

Cuando van llegando las 3:00 a.m. y el ‘parche’ está cada vez más prendido, a muchos jóvenes, por temor a quedarse dormidos, se les ve tomando bebidas energizantes. La escena se repite en los gimnasios, en la práctica diaria del deporte y en los hogares cuando el estudiante requiere superar una dura prueba académica o sentirse bien.El uso de estas bebidas crece en Colombia y el mundo, como crecen las dudas y temores que asaltan a los consumidores, médicos y preparadores físicos por noticias como la de un reciente informe de la Agencia de Medicamentos y Alimentos, FDA, de EE.UU., sobre una investigación por la supuesta muerte de cinco personas en ese país por ingerir unas de las marcas de estos productos.El hecho ha conducido a poner la mirada en los efectos de estas bebidas que algunos creen no pasan de ser estimulantes, simples placebos o a la postre energizantes sin contraindicación alguna, mientras otros profesionales advierten del grave riesgo de consumirlas en exceso (más de tres latas al día).El incremento de la ingesta de estas bebidas aún no ha generado una llamada de alerta de las autoridades de la salud en Colombia. “Todavía no podemos decir que se trate de un problema de salud, pero hay que ponerle cuidado, no solo por parte de la sociedad médica sino de los padres, colegios, las EPS”, indicó el médico Juan Manuel Arcusar, director científico de una empresa social del Estado.Asimismo, los sistemas de urgencias de entidades hospitalarias no registran atenciones a pacientes con sintomalogía atribuibles a este consumo, ni mortalidad alguna. “Hasta ahora no se han presentado casos atribuidos a estos energizantes”, dijo el médico patólogo José Ignacio Bacca, quien, sin embargo, precisó: “Esto de los energizantes tiene sus riesgos, producen unos estímulos cerebrales y hormonales que desencadenan en estados depresivos de mucho cuidado”.La toxicóloga Marie Claire Berrouet no cree que los energizantes sean bebidas malas, pero, dice, por los distintos compuestos que tienen, es necesario educar más a la gente, para que tenga moderación con su uso.La profesional destacó que el consumo de un energizante en una persona que no tenga mayores factores de riesgo, en las cantidades adecuadas, sin combinarlas con otras sustancia no genera problema.“Pero si hablamos de poblaciones especiales con riesgos cardiovasculares, un consumo masivo, se empiezan a generar los problemas”, explicó la doctora antioqueña quien recalcó que muchas veces en los servicios de urgencias no se tiene un conocimiento sobre esos riesgos.“Las facultades de medicina deben preparar más a los médicos sobre estos temas, tener más conciencia, indagar más sobre la real incidencia del consumo de bebidas energizantes”, dijo la también docente de la Fundación San Martín.La toxicóloga recordó que algo que genera mucha preocupación es que los jovencitos en las fiestas consumen bebidas de este tipo con sustancias como éxtasis y alcohólicas y esto aumenta los riesgos, lo que muchas veces los médicos generales o no los detectan o no les ponen mayor atención.“Desafortundamente en Colombia no hay una legislación sobre el consumo de bebidas energizantes, como sí ocurre en otros países como Canadá donde se regula esos consumos de bebidas, cafeínas, aunque ya el Invima está haciendo los primeros pinitos sobre el tema”, precisó la especialista.El médico general Cristóbal Silvera anota, además, que “el peligro es que muchos de estos productos llegan de contrabando y no se sabe cómo son producidos, no tienen control del Invima”. El galeno agrega que en su consulta es preguntado constantemente por los jóvenes si pueden consumir o no un determinado producto energizante. “Yo solo les respondo que todo es bueno, pero sin abuso y sin combinar con drogas o alcohol”.Las dos carasPara Wadislao Angulo, instructor de aeróbicos, los energizantes tienen dos caras. “Los hay buenos y malos, por ejemplo, algunos tienen muchos químicos, pero también hay buenos, como los que contienen complementos vitamínicos, como el complejo B”.Indicó que siempre recomienda tomarlos con moderación y que no se vuelvan un adictivo, y sobre todo, saber que mientras se tengan problemas cardiovasculares se debe tener mucho cuidado.Lo que dicen los jóvenes"Cuando me tomo más de dos latas de un energizante, el corazón se me quiere salir, me da como un “soponcio” (taquicardia), me pongo muy maluco”, aseguró Henry, quien tenía la costumbre de tomar este tipo de bebidas con trago para pasar el guayabo, pero desde ese día que pensó que le iba a dar un infarto dejó de tomarla.”A mí me pone es a volar, me recarga”, dice Julio. “Lo que pasa es que uno no debe excederse: no tomar más de dos o tres”.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad