Conmovedor regreso de sobrevivientes del terremoto a Colombia

Abril 21, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País Cali y Cartago

35 colombianos que vivieron la pesadilla del terremoto de Ecuador llegaron anoche al país. Al aeropuerto Alfonso Bonilla Aragón, de Palmira, arribaron doce que eran esperados por sus familiares.

A las 6:45 p.m.  llegó al aeropuerto internacional Matecaña, de Pereira, el avión de la Fuerza Aérea Colombiana que repatrió a 35 afectados por el terremoto en Ecuador del pasado sábado y los féretros con los cinco cuerpos de  nacionales fallecidos en el vecino país.

En la terminal aérea de Pereira se bajaron 24 de los sobrevivientes, de los cuales 12 fueron enviados en avionetas de la Policía Nacional hacia Cali y aledaños, mientras que en otra aeronave viajaron tres personas rumbo a Medellín. Seis sobrevivientes más se quedaron en Pereira y las otras 11 personas fueron dirigidas a Bogotá en el mismo avión de la FAC.

Las personas que perdieron en la vida son Víctor Florez González, de Medellín; Jorge Alberto Porres González, de Pereira; José Alonso Chávez, de Bogotá; Edilmo Ruiz, de El Plateado (Argelia, Cauca) y Martha Eliana Vanegas Sánchez, oriunda de Cali.

En Pereira, con mucha tristeza, pero con la tranquilidad de que por lo menos podrán darle cristiana sepultura, fue dejado el cuerpo de Jorge Alberto Porres González, de 29 años, ingeniero ambiental de profesión.

En las afueras del aeropuerto y tras una larga espera, familiares de Porres González manifestaron su dolor por la partida del joven.

Rosa Edilma Porres González, hermana del fallecido, dijo que es un momento triste, pero agradeció a todos los que han estado pendiente de su hermano. 

“La última vez que lo vi fue en febrero, cuando cumplí años, estuvimos juntos y ahora siento mucha tristeza, pero por lo menos ya está aquí para darle cristiana sepultura”, dijo.

Por su parte, Luz Adriana Porres González, otra hermana de Jorge Alberto, manifestó que es un golpe muy duro para la familia y que el dolor es más intenso por ser el hermano menor y único hombre.

“Él llevaba poco en Ecuador y se había ido con mucha ilusión y sueños, siempre quiso ser el mejor hijo, el mejor hermano, tierno, cuidando a sus padres, fue el último que salió de la casa, que se casó”, dijo Luz Adriana.

La avioneta  arribó al Alfonso Bonilla Aragón, de Palmira, siendo las 9:30 pm. Allí se  dio el feliz reencuentro de doña Enoe Osorio, de 52 años, con sus hijos Víctor Hernán Cardona y Jackeline Cardona. También la recibieron su nuera y dos nietos. 

[[nid:529021;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/563x/2016/04/sobrevivientes.jpg;full;{Doce personas, sobrevivientes al potente sismo de Ecuador, llegaron a Cali después de ser repatriados por la Cancillería desde Manta, una de las zonas más afectadas.Fotos: Bernardo Peña | El País}]]

Cuentan sus familiares que la señora Enoe, de Palmira, se encontraba en la ciudad de Manta desde hacía un mes.

Ella, aseguran, acostumbra viajar constantemente, tanto que a veces no les avisa dónde está. 

El caso es que el terremoto la sorprendió en el hotel, en pijama. Quedó atrapada entre ruinas y, según relató a sus hijos, ella misma pudo empujar un muro y salir de allí.

Lo perdió todo, sus documentos y demás pertenencias. Alguien le prestó un celular y así pudo comunicarse con sus familiares para decirles que estaba viva. 

“¡Jacky, Jacky!, soy yo, su mamá, el hotel se me cayó encima, pero me pude salvar, avísele a todo el mundo que estoy bien, me reuní con unos colombianos que me están ayudando, esto fue horrible, todo se cayó, tengo una pierna golpeada, pero de resto estoy bien, eso sí, no tengo ni ropa”, dijo doña Enoe en mensajes de audio de Wathsapp.

Amanda Muñoz Noreña también vivió anoche  una alegre espera, la de su hijo de 19 años, sobreviviente en la ciudad de Manta.   

Vea aquí: Videos: los rescates más dramáticos de sobrevivientes del terremoto de Ecuador

La  madre de Cristian Geovany  Melo contó que su muchacho se salvó porque había salido a la peluquería. El joven, quien trabajaba desde hace un año  como asistente administrativo de una empresa de provisiones portuarias, vivía en el cuarto piso de un edificio que colapsó. Tras el terremoto pudo ponerle a su madre un mensaje por el teléfono en el que le decía que estaba bien. Pero Cristian no llegó solo. Vino acompañado de su gatica, que también logró sobrevivir al feroz sismo. El muchacho fue a buscarla y logró auxiliarla, pues estaba entre un armario. 

Desde ese entonces, fueron atendidos en un refugio y desesperadamente buscó cómo regresar a Colombia. Inicialmente contemplo hacerlo por Rumichaca, pero no había paso en las vías y  por medio de una amiga supo que habría este vuelo a Cali. 

Otra familia, la de Martha Eliana Vanegas  Sánchez, asistió también al aeropuerto, pero en medio del dolor.  Los seres queridos de esta caleña arribaron para reclamar su cuerpo, pues ella fue una de las víctimas fatales. De 46  años, deja tres hijos: Jeniffer Díaz, Andrea Díaz y Jhonny Barrios.

De acuerdo con su hermana mayor,  Fanny Patricia Gallego, ella llevaba diez años residiendo en el vecino país, donde estaba en compañía de una hermana más y el esposo de esta. 

 Además, se hicieron presentes su señora madre, su hijo Johny, un tío y otros seres queridos. La señora, que trabajaba en la empresa Todopapel, había culminado ya su jornada laboral y  regresó por unos cuadernos que olvidó, cuando la sorprendió el terremoto en las instalaciones de su oficina.  El edificio de Todopapel quedó en el piso. La búsqueda del cuerpo de Martha duró cerca de 70 horas.

Fanny describió a su hermana como una persona alegre, maravillosa y buena madre. Recordó que era la que se encargaba de organizar las fiestas familiares y dijo que pese al inmenso dolor que esto les causa, aceptan la voluntad de Dios. 

Martha, que hacía parte de un grupo de nueve hermanos, acababa de recibir la cédula de ciudadanía ecuatoriana. Sus honras fúnebres  serán hoy en Cali, a las 3:00 p.m.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad