Conmoción en Bogotá por caso de niños víctimas de abuso, al parecer en rito satánico

Diciembre 16, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | Colprensa

El reporte estableció que tres menores de 11, 12 y 13 años y una bebé de 17 meses de nacida presentan signos graves de maltrato.

Conmocionados están los habitantes de la localidad de Ciudad Bolívar, en el sur de Bogotá, por el caso de cuatro menores de edad y una joven de 19 años, con ocho meses de embarazo, víctimas de maltrato y abuso sexual. Las autoridades llegaron hasta Ciudad Bolívar para atender una llamada anónima en la que denunciaban el caso. Al llegar encontraron a una bebé de 17 meses y tres menores más de 11, 12 y 13 años de edad, quienes estaban con una joven embarazada, todos retenidos contra su voluntad en ese lugar.De acuerdo con los informes oficiales entregados por las autoridades, todos fueron encontrados con heridas y cicatrices en diferentes partes del cuerpo, algunos con quemaduras y señales de abuso sexual. Al parecer, y según las primeras versiones de las autoridades, los menores llevaban en ese lugar cerca de dos semanas y estaban siendo usados en actos de satanismo. Al parecer, en la secta, estarían involucrados los padres de los menores, pero las autoridades adelantan las investigaciones para determinar las responsabilidades del caso.El director del Instituto Nacional de Medicina Legal, Carlos Eduardo Valdés, confirmó que las lesiones que presentan los menores son de bastante tiempo, ya que algunas han cicatrizado. "Podemos afirmar que según la apariencia de algunas lesiones tienen más de 10 días de haberse producido, por lo que creemos que los menores llevan bastantes días siendo abusados". “Hay lesiones constitutivas de abuso sexual en algunos de ellos, y lesiones de diferente tiempo de ocurrencia con elementos que pueden ser de tipo contundente y de tipo térmico, porque se trata de lesiones cicatrizales por quemadura”, agregó Valdés. El funcionario señaló que todos los niños víctimas de este caso de maltrato permanecen bajo protección del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (Icbf), con un equipo multidisciplinario que busca establecer lo que estaba pasando con los menores para realizar la recuperación integral de los mismos. La Fiscalía, por su parte, estaba a la espera del reporte oficial de Medicina Legal para establecer la gravedad de las heridas e iniciar los operativos contra la presunta secta que estaría detrás del escabroso hecho.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad