Congreso debe definir quién puede adoptar: Corte Constitucional

Febrero 20, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País y Colprensa
Congreso debe definir quién puede adoptar: Corte Constitucional

En febrero de 2007, la Corte dio un paso significativo al señalar que la Unión Marital de Hecho que dictaba la Ley 54 de 1990 para hombres y mujeres, también se aplica para parejas homosexuales.

La Corte Constitucional en un comunicado explicó las razones por las cuales no avaló la adopción plena para parejas del mismo sexo.

“Es facultad del Congreso determinar los efectos de la adopción, estableciendo quiénes pueden ser adoptantes”. Lea también. Cara a Cara: decisión de la Corte sobre adopción por parejas gay no dejó contento a nadie Con estas palabras, la Corte Constitucional dejó en manos del Legislativo la decisión definitiva de concederle o no a las parejas del mismo sexo la posibilidad de adoptar hijos.Así quedó establecido en el documento de diez páginas que anoche publicó el Alto Tribunal, dando a conocer el contenido de la sentencia C-071/15, mediante la cual precisó que “las parejas del mismo sexo solo pueden adoptar cuando la solicitud recaiga en el hijo biológico de su compañero o compañera permanente”.En el texto, la Sala Plena de la Corte deja constancia de que “la demanda no cumplía las exigencias mínimas de especificidad y suficiencia para abordar un análisis de fondo en cuanto al cargo por desconocimiento del interés superior de los niños, niñas y adolescentes”.Lea también: Con nueva demanda insisten en la adopción para parejas gay De igual forma, indica que las normas demandadas en materia de adopción, es decir, el Código de Infancia y Adolescencia y el Código Civil- no resultaban discriminatorias por motivos de orientación sexual. En ese sentido, estimó que no había una contradicción entre los actuales requisitos para adoptar y el derecho a una familia ni el principio de igualdad.De acuerdo con la Corte, lo dicho en la sentencia C-577 de 2011, en el sentido de que las parejas del mismo sexo sí son familia, “no implica una extensión automática y uniforme para todos los efectos legales y mucho menos para la adopción, en la cual debe atenderse al interés superior del menor y que los derechos de los niños prevalecen sobre los derechos de los demás”. Agrega el comunicado que la Corte tuvo en cuenta que de los 19 países del mundo que han permitido la adopción por parejas del mismo sexo, “muchos de ellos lo han hecho por decisión del órgano de representación popular”.También precisa que los magistrados no se pronunciaron frente al cargo planteado en la demanda sobre los derechos de los niños, hecho que permitirá a esa Corporación fallar una nueva demanda que plantea precisamente ese argumento para buscar que las parejas del mismo sexo sí puedan adoptar.No se necesitará tutela“La Corte perdió una oportunidad para dar un mensaje democrático al país”, dijo el expresidente de esa corporación Juan Carlos Henao, al referirse al fallo que no avaló la adopción plena por parte de parejas del mismo sexo. Ese planteamiento resume en buena parte las reacciones que se han presentado por algunos sectores tras el fallo que tenía en ascuas al país y que ratificó un avance que la Corte ya había hecho en agosto de 2014, en el sentido que una persona homosexual podrá solicitar la adopción del hijo biológico de su compañero o compañera permanente. La decisión tomada el miércoles generaliza esa posibilidad, lo que permitirá que muchas parejas puedan adelantar solicitudes de adopción sin tener que recurrir a un juez de tutela. Más allá, esto significa que si el trámite de esa adopción conjunta, como se llama técnicamente, culmina con éxito, se tratará de una familia. Pero, de acuerdo con Henao, en este punto es donde empiezan las contradicciones de la decisión que tomó el Alto Tribunal. “Cómo me van a decir que en la adopción consentida, donde el padre o la madre es biológica, pero el compañero o compañera es una persona homosexual, sí hay familia y, sin embargo, en la adopción conjunta, que es la que estaba en juego, esa ya no es familia”, señaló. En ese sentido cobrará importancia una demanda que cursa ya en la Corte, en el despacho del magistrado Jorge Iván Palacio, encaminada a abrir la puerta de pleno a la adopción de parejas del mismo sexo y que, al parecer, es más amplia. El también expresidente de la Corte Carlos Gaviria dijo que se negó a los niños “la posibilidad de tener un hogar amoroso, afectuoso, con una pareja del mismo sexo. Me parece que hubiera sido una mejor decisión, más abierta”.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad