Congreso de la República debatirá una ‘cosecha’ de proyectos

Congreso de la República debatirá una ‘cosecha’ de proyectos

Agosto 22, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | Colprensa
Congreso  de la República debatirá una ‘cosecha’ de  proyectos

Congreso de Colombia.

La acumulación de proyectos no es necesariamente positiva, pues muchas veces obedece a reacciones coyunturales o hasta publicitarias, como pueden ser los recientes intentos por abolir el cargo de Vicepresidente, crear el Ministerio del Deporte o por modificar el reglamento del Congreso luego de la escandalosa Reforma a la Justicia.

El Congreso de la República empezó su tercera legislatura sin levantar el pie del acelerador. Después de su instalación, el pasado 20 de julio, se han radicado 84 iniciativas en el Senado y 90 proyectos en la Cámara.De ellos se destacan varios tratados internacionales, el presupuesto de la Nación para el 2013, el presupuesto bianual de regalías y la reforma al sistema de salud, entre otros.La acumulación de proyectos no es necesariamente positiva, pues muchas veces obedece a reacciones coyunturales o hasta publicitarias, como pueden ser los recientes intentos por abolir el cargo de Vicepresidente, crear el Ministerio del Deporte o por modificar el reglamento del Congreso luego de la escandalosa Reforma a la Justicia.Otro problema, con el mismo origen, es la llegada de múltiples textos sobre un solo asunto, como pasa hoy con dos que buscan dar cárcel a los conductores borrachos, presentados por el Movimiento Mira y el Partido de la U.La ministra de Justicia, Ruth Estella Correa, llamó la atención al respecto en el debate sobre la situación carcelaria, en la Cámara de Representantes y le pidió al Legislativo que antes de aprobar cualquier iniciativa mida los posibles efectos sobre la sociedad de nuevas leyes. El presidente de la Cámara, Augusto Posada, parece identificado con ese cometido. Tanto que dijo que en el Congreso se pueden aprobar 1 ó 100 leyes, pero lo importante es que esas iniciativas le sirvan realmente al país, “no es simplemente aprobar por aprobar. Estoy en contra de que la eficiencia se mida por el número de leyes aprobadas”. Al calor de la coyunturaEl Presidente de la Cámara se refirió también a la costumbre de presentar leyes frente a temas coyunturales: “Esa actitud es buena cuando los partidos y el Congreso discuten temas que solucionan problemas, pero estoy en contra de aquellos que sacrifican a una Nación con un titular de prensa. Hay un espíritu de responsabilidad en este Congreso aprendiendo de los errores”.Alejandra Barrios, de la Misión de Observación Electoral, fue más severa: “Legislar de acuerdo a los escándalos o a la ola de opinión termina haciendo que la legislación cambie muy rápidamente; no se conocen los impactos y a veces se hacen tan rápido que no se mantiene una línea de base. Uno de los problemas del Congreso es que es muy prolífico en reformas constitucionales, cosa preocupante porque un país necesita una estabilidad constitucional, y también en la emisión de una cantidad de leyes a las que es muy difícil hacerles seguimiento y evaluar sus alcances e impactos”.Armando Novoa, del Centro de Estudios Plural, también tiene opinión con respecto al ‘entusiasmo parlamentario’: “Parecería que no sirviera de mucho aprobar tantas iniciativas, pues tenemos un país lleno de leyes y arbitrariedad, me preocupa la calidad de las leyes la falta de reflexión y de análisis al interior del Congreso. Sería amigo de detener esa hemorragia legislativa y por un instante pensáramos que el Congreso debe hacer control político y sincronizarse más con la ciudadanía”.El analista agrega que las leyes inoperantes truncan la modernización del Estado “porque se convierten en una carrera de obstáculos entre el ciudadano y el Estado, en la que quien más se ve afectado es el ciudadano. Debemos exigir menos leyes y más calidad”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad