Congreso de Colombia acaba legislatura con proyectos en el ‘tintero’

Diciembre 08, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Redacción El País, Bogotá.
Congreso de Colombia acaba legislatura con proyectos en el ‘tintero’

Balance. La legislatura que concluye la próxima semana en el Congreso de la República fue una de las menos productivas. Muchos congresistas no asistieron a los debates.

Para el Presidente del Senado hubo muchas iniciativas que se quedaron por falta de tiempo. Temas clave para 2013.

La tarea al final de este periodo legislativo que termina esta semana, no va a estar completa. En el Congreso serán varios los proyectos de ley que tendrán que reposar en anaqueles hasta el año entrante, debido a que desde el 20 de julio a hoy para muchas iniciativas el tiempo no alcanzó para darles trámite.Sobre el tema, el presidente del Congreso, Roy Barreras, reconoció que “hay una larga lista de proyectos de iniciativa parlamentaria que serán aplazados”, debido a que para muchas de ellas el tiempo no alcanzó.Dentro de los proyectos que quedaron en el tintero para 2013 se encuentran el que reglamenta la práctica de la eutanasia; la iniciativa de seguridad vial que incluía las sanciones a los conductores ebrios; la iniciativa de transfuguismo que pretende autorizar a políticos a cambiar de partido sin que incurran en doble militancia; el del régimen departamental: el del matrimonio de las parejas del mismo sexo; el Código Electoral; la reforma a la Ley Quinta; las reformas al sistema de salud, entre otros.Con respecto al tema de la eutanasia, Barreras explicó que quedó aplazado debido a que se quiere darle mayor estudio, es decir que deben aclararse temas de la iniciativa porque en la misma se refiere a la figura de la eutanasia como tal y al suicidio asistido y “con este último no estoy de acuerdo”.Si bien el Presidente del Senado aseguró que el proyecto del matrimonio de parejas del mismo sexo no ha sido abordado porque no se ha radicado ponencia, esta iniciativa si es aprobada en Senado continuará su trámite a partir de marzo del año entrante cuando se instala el periodo ordinario de sesiones.Uno de los temas que aún se encuentran en el camino, pero que también quedará para marzo fue la anunciada reforma al Reglamento del Congreso o Ley Quinta, en la que se pretendía modificar los esquemas de las conciliaciones de los proyectos aprobados y evitar que se registraran nuevos episodios como el fracaso de la Reforma a la Justicia.Este diario conoció que al menos cien proyectos más quedaron aplazados y muchos de ellos archivados y que no tuvieron tanta publicidad como los mencionados. Sin embargo, el presidente Barreras descartó, por ahora, que vaya a haber sesiones extraordinarias y recalcó que “no va a haber pupitrazos, todos los proyectos serán analizados con cuidado”.Efecto causa-consecuenciaEl resultado de las sesiones que agonizan, según analistas, obedece a varios factores que se evidenciaron en este semestre.Una de ellas, quizás la principal, fue el ausentismo parlamentario (ver nota anexa); también las secuelas de las heridas entre la Unidad Nacional y el Gobierno por cuenta del cruce de acusaciones por el fracaso de la Reforma a la Justicia; otro porque el Ejecutivo se demoró en la radicación de muchos proyectos y, finalmente, porque el tema de la paz y la pérdida del mar territorial terminaron por distraer la atención legislativa.El analista Camilo González dijo que el Congreso ha venido funcionado a la marcha que le impone el Gobierno, pero recalcó que esta situación es únicamente “la secuela de la crisis que se generó con la Reforma a la Justicia, que terminó por deteriorar las relaciones y eso no se ha completado del todo”.De hecho, el ministro del Interior, Fernando Carrillo, reconoció en reciente entrevista que esa herida que dejó la Reforma a la Justicia “está cicatrizando y rápido. Sin duda la herida se abrió y creo que esto cicatriza en la medida que podamos modernizar el Congreso”.El analista González aseguró además que existen temas transversales que se le atravesaron a la agenda como “el proceso de paz, la aplicación e implementación de la ley de víctimas y tierras, así como el tema de la minería”.Ausentismo, el protagonistaLa falta de presencia de los congresistas durante este semestre fue la constante de este periodo legislativo, tanto que los presidentes del Senado, Roy Barreras, y de la Cámara, Augusto Posada, tuvieron que recurrir a la amenaza para que los legisladores cumplieran con sus deberes constitucionales.El constitucionalista José Gregorio Hernández dijo en su momento que ”lo que uno observa es que hay un desacato a la Constitución, porque además, los congresistas están devengando su salario y tienen ausencias no justificadas lo que significa que están haciendo un daño y un detrimento patrimonial”.Fernando Giraldo, entre tanto, culpó a la cercanía de las campañas la presencia del ausentismo y aseguró que los parlamentarios estaban más concentrados en sus regiones que en su trabajo.Enfatizó que el otro elemento fue la ausencia de una agenda atractiva, porque temas como la reforma tributaria “son altamente impopulares y determina un desgaste electoral”.Reforma tributaria, en veremosLa reforma tributaria propuesta por el Gobierno solo le restan dos debates las plenarias de Senado y Cámara.Sin embargo, el ambiente no es el mejor, debido a que el presidente de la Cámara, Augusto Posada propuso que el proyecto fuera aplazado y se analizara con más tiempo. Roy Barreras piensa lo contrario y dice que deberá ser votado la semana entrante.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad