Congresista Iván Cepeda salpicó a siete oficiales de la Policía por el Caso Santoyo

Septiembre 12, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co | Colprensa

El representante a la Cámara dijo que el caso del General (r) Mauricio Santoyo hace parte de un aparato criminal que funcionaba desde la Casa de Nariño. Insistió en expresidente Álvaro Uribe sabía lo que sucedía.

Varios exmiembros de la Policía, entre ellos dos exdirectores de esa institución, fueron señalados por el representante a la Cámara Iván Cepeda, durante la indagación parlamentaria para establecer las responsabilidades políticas que se pueden derivar de la aceptación de cargos de apoyo a las autodefensas ante la justicia de Estados Unidos, por parte del general Mauricio Santoyo, preso en ese país.El debate se desarrolló este miércoles en la Comisión Segunda de esa corporación, y allí Cepeda presentó documentos que, según él, demuestran que el caso de Santoyo no es un hecho aislado de corrupción, sino que hizo parte de una estructura delictiva en la cual estarían implicados siete oficiales y suboficiales de la Policía, que operaron en Antioquia en los años 90, y luego en el Palacio presidencial entre 2002 y 2010.El parlamentario reveló las relaciones de algunos oficiales y suboficiales de la Policía con Santoyo que han sido señalados de participar en actividades ilegales, en el Gaula de Medellín –donde estuvo el general hoy preso en Estados Unidos–, y durante el paso de Santoyo por la Casa de Nariño, como jefe de seguridad del expresidente Álvaro Uribe.Según información citada por Cepeda, la justicia de Estados Unidos tendría abiertos ocho expedientes de altos oficiales de la Policía y el Ejército colombianos por presuntos nexos con paramilitares y narcotraficantes."Las autoridades estadounidenses se deben estar preguntando por generales en retiro como Jorge Daniel Castro, excomandante policía Antioquia; Rubén Carrillo, excomandante policía Antioquia; Luis Alfredo Rodríguez Pérez, exdirector Dijin, Mario Montoya Uribe, excomandante del Ejército, y el coronel Luis Alfredo Rodríguez Pérez, relacionado con desapariciones forzadas" , dijo Cepeda.El parlamentario presentó el caso de Carlos Arturo Ceballos, que, según él, llevaba los oficios de las interceptaciones ilegales en Medellín y era el jefe de la sala técnica del Gaula.“En una carta dirigida al entonces fiscal general Alfonso Gómez, Ceballos amenazó con contar sobre la participación del Coronel Luis Alfredo Rodríguez en las interceptaciones en complicidad con Santoyo. Rodríguez fue comandante de la Policía Metropolitana de Medellín y después director de la Dijin” , aseguró Cepeda.Y agregó: "Rodríguez Pérez es mencionado junto a Santoyo en una carta que la banda La Terraza le envía al presidente Andrés Pastrana en el 2000. La comunicación afirma que el mayor Santoyo fue el encargado de ejecutar el secuestro y desaparición de Jairo Bedoya miembro de la OIA (Organización Indígena de Antioquia), Santoyo fue el mismo a quien a principios del año, nuestro grupo le hizo entrega de un carro volswagen golf morado con material explosivo para que se anotara un positivo en su hoja de vida" .El parlamentario también implicó al mayor Mario Fernando Herrera, que fue jefe de seguridad de Tomás Uribe, y, según Cepeda, mano derecha de Santoyo."Era el encargado de concretar las citas de alias ‘El Canoso’ y Tomás Uribe, además es dueño de una empresa de seguridad Silver donde, según una fuente anónima que se comunicó conmigo antes del debate, Santoyo y Herrera se reunían en la calle 25 F Nº 84B-46, cerca de Noticias Uno, para hacerle seguimiento a Daniel Coronell" , dijo Cepeda.También nombra al exdirector de la Policía Jorge Daniel Castro. "Fue comandante de la policía metropolitana de Medellín en la época en la que Santoyo era el jefe del Gaula en esa ciudad. Cuando asumió la dirección general de la institución fue él quien promovió el ascenso de Santoyo" , agregó el representante.Otro de los mencionados por Cepeda es el también exdirector de la Policía general Teodoro Campo, que, según el parlamentario, fue retirado de la Policía en octubre de 2000."Dos años mas tarde gracias a su cercanía con Pedro Juan Moreno logró que aprobaran su reintegro a la Policía. Campo fue quien designó a Santoyo como jefe de seguridad de Presidencia. Tras una accidentada gestión fue retirado nuevamente en noviembre de 2003, pero Santoyo continuó" , afirmó.Sobre el coronel (r) Jorge Vargas Peña, que, de acuerdo con Cepeda, es el ‘Guardián de Ralito’, Cepeda aseguró: “El narcotraficante Juan Carlos Sierra, alias ‘El Tuso’ afirma que el general Santoyo, siendo jefe de seguridad del presidente Uribe, nombró al coronel Jorge Vargas como principal enlace entre él y las AUC ".Aagregó que "Sierra afirma que, a pesar de que estaba expulsado del proceso y de que sobre su cabeza pesaba una recompensa de 5 millones de dólares, estuvo refugiado en Santa Fe de Ralito y afirma que el coronel Jorge Vargas, jefe de seguridad de la zona, tenía pleno conocimiento de eso". "La hipótesis de la revista Semana es que el hermano de Santoyo era el correo humano entre la Casa de Nariño y Santa Fe de Ralito, en calidad de jefe de seguridad del excomisionado de Paz Luis Carlos Restrepo ", dijo. Otro aparte de su intervención, Cepeda recordó que entre los paramilitares que afirman que tuvieron nexos con los oficiales Jorge Vargas y Julio Santoyo están alias ‘Don Berna’ y alias ‘Gordo Lindo’. Nombró al sucesor de Santoyo, general (r) Flavio Buitrago Delgadillo. "Él fue el comandante de la policía Antioquia y sucesor de Santoyo como jefe de seguridad del expresidente Uribe, el columnista Ramiro Bejarano menciona que el General Buitrago instruyó a un denunciante para que señalara al senador Gustavo Petro de presentar testigos falsos en sus debates sobre parapolítica", dijo. Agregó que la cereza del pastel son las fiestas de San José de Pare (Boyacá), entre 2008 y 2009. "Allí en el Festival Nacional del Poncho y degustación del Whisky, se nombran como presidentes honorarios al expresidente Álvaro Uribe y al General Mauricio Santoyo. Otras personalidades que son invitadas de manera especial son el coronel Julio César Santoyo, el coronel Jorge Vargas, el mayor Mario Fernando Herrera Ariza", señaló Cepeda.Para concluir, el parlamentario agregó: " Este es el grupo de oficiales y suboficiales que llegaron a Antioquia, trabajaron con Mauricio Santoyo, se relacionaron con Uribe Vélez y terminaron en la Casa de Nariño. Todos tienen antecedentes, todos ellos son oriundos de San José de Pare. Como también lo es el condenado general (r) Rito Alejo Del Río"."No conocí ninguna denuncia contra Santoyo", exministra de DefensaLuego de que el representante del Polo Iván Cepeda hiciera su denuncia, concluyó que es inverosímil que nadie haya conocido las denuncias contra el general antes o durante su paso como jefe de seguridad del expresidente Uribe.Al debate estaban citados el Ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, y el director de la Policía, general José Roberto León Riaño, pero ninguno asistió.La que sí estuvo fue la exministra de Defensa y exsenadora Marta Lucía Ramírez, que hizo presencia en el recinto de indagación parlamentaria, afirmó que durante su gestión como jefe de la cartera no conoció denuncia alguna contra el general (r) Mauricio Santoyo. Además, que durante su gestión como senadora, cuando participó en el ascenso del entonces coronel Santoyo, no habían recibido ningún indicio que permitiera frenar el ascenso del hoy investigado por la justicia de Estados Unidos."Nosotros votamos ese ascenso con el conocimiento de los elementos que teníamos en ese momento. Es preocupante que durante 35 años que tiene una persona en la fuerza ninguna de las instancias de la policía hubiera encontrado motivo para frenarlo" , afirmó la exministra.Así mismo, Ramírez agregó que "es muy difícil conocer la hoja de vida de los 500 mil miembros de la fuerza pública. No hubo información de la embajada, jamás hubo una información en ese sentido de parte de ningún organismo" . También advirtió que es muy importante afinar los mecanismos de inteligencia y contrainteligencia de las Feurzas Armadas.Por su parte, el representante Iván Cepeda concluyó que "de la intervención de la exministra no se desprende que lo que dijimos aquí son mentiras. Esto era una cadena criminal, cuando se destape más esta cañería vamos a ver cuáles eran estas ramificaciones. Esta denuncia deja un panorama muy sombrío sobre los generales involucrados" .El representante agregó que en este momento es muy difícil determinar "dónde estaba la infiltración y dónde los agentes del Estado utilizan a los criminales para sus propios intereses. Mi conclusión es que desde el Palacio de Nariño estaban usando a esta empresa criminal, aquí hay un aparato contra los opositores y un aparato para mantenerse en el poder" .

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad