Conflicto con Nicaragua y proceso de paz, los temas que lleva Santos a la ONU

default: Conflicto con Nicaragua y proceso de paz, los temas que lleva Santos a la ONU

El presidente Juan Manuel Santos tratará en la Asamblea General de las Naciones Unidas estos dos temas que están por fuera del central, los objetivos post 2015.

Conflicto con Nicaragua y proceso de paz, los temas que lleva Santos a la ONU

Septiembre 21, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co | Colprensa
Conflicto con Nicaragua y proceso de paz, los temas que lleva Santos a la ONU

El presidente Juan Manuel Santos buscará en la ONU ampliar su apoyo al proceso de paz con las Farc.

El presidente Juan Manuel Santos tratará en la Asamblea General de las Naciones Unidas estos dos temas que están por fuera del central, los objetivos post 2015.

El presidente Juan Manuel Santos viaja esta semana a una nueva sesión de la Asamblea General de Naciones Unidas, con una agenda en la que aprovechará la presencia de los demás mandatarios del mundo para tratar en directo asuntos importantes para su Gobierno. En Nueva York, ciudad en la que se realiza la Asamblea, Santos hablará de tres temas puntuales: la situación con Nicaragua, el proceso de paz con las Farc y los objetivos post 2015, que Colombia pretende liderar a nivel internacional.Frente al tema de Nicaragua, como ya se había anunciado, Santos se reunirá con el secretario general de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon. Este encuentro tiene como fin exponer ante el funcionario la carta firmada por Colombia, Panamá y Costa Rica, donde se expresa la preocupación que tienen esas naciones frente a los intereses expansionistas de Nicaragua. La protesta ante el secretario general estará enmarcada en la última demanda presentada por Nicaragua ante la Corte Internacional de Justicia, que el presidente calificó como inamistosa y temeraria. Y no es para menos, ese país está reclamando todo el mar territorial de Colombia en el Caribe y pretende dejarlo solo con 200 millas lineales a partir de la costa de Cartagena, lo que también implicaría la pérdida del archipiélago de San Andrés y Providencia. Pese a que el Presidente había confirmado que la comunicación enviada al secretario general de la ONU también tendría la participación de Jamaica, este último decidió no firmar la misiva, sino presentar una objeción ante la Comisión de Límites de la Comisión del Mar de las Naciones Unidas. Para Andrés Molano, profesor de Relaciones Internacionales de la Universidad del Rosario, esta carta de protesta y no tiene ninguna utilidad real, “es una simple comunicación en relación a lo que el presidente ha llamado expansionismo nicaragüense. Esta expresión que tiene mucha fuerza para el consumo interno difícilmente tiene un sustento real. A Nicaragua no se le puede acusar de esta manera pues está apelando al derecho internacional para dirimir sus conflictos con otras naciones”. El experto asegura que presentar una queja contra Nicaragua ante el secretario general por acudir ante la Corte Internacional de Justicia es absurdo, porque “es un país que está recurriendo a un tribunal para que este decida en derecho con relación a las controversia de dos Estados”.El académico dice que la comunicación que se le entregará a Ban ki-Moon no tiene ningún efecto jurídico, ni afecta el fallo de la Corte Internacional de Justicia “ni mucho menos afecta la última demanda interpuesta contra Colombia ni los procesos en curso”. Según el Gobierno las intenciones de Colombia con esta comunicación son las de informar a la comunidad internacional los intereses de Nicaragua y la manera como ha buscado apropiarse, a través de los tribunales internacionales, de tierras que ancestralmente han pertenecido a Colombia y a los nacionales de ese lugar, los raizales. El proceso de pazUna de las prioridades para el Gobierno Nacional será seguir sumando apoyo internacional para el proceso de paz que se adelanta con la guerrilla de las Farc. En la pasada Asamblea General de las Naciones Unidas, el 8 de octubre del 2012 en Oslo, Noruega, el mandatario ya preparaba a la comunidad Internacional y a Colombia para el inicio de los diálogos.Este año el escenario es diferente. Santos tendrá que hacer una especie de rendición de cuentas a los países miembros sobre cómo va el proceso de paz; sumado a ello tendrá que explicar el sistema de justicia transicional que está preparando el Gobierno con el marco para la paz. Cabe recordar que Santos ha reiterado en distintas ocasiones que hay que encontrar un equilibrio entre el modelo de justicia que ha concertado el país y los modelos de justicia transicional que hay en el mundo, “Somos el país que va a resolver un conflicto bajo el paraguas del tratado de Roma, vamos a ver hasta qué punto nuestra paz va a ser dictada por los organismos internacionales y hasta qué punto deben intervenir ellos en la construcción de nuestra propia paz”. Esta reacción del Gobierno obedece a las críticas de la Corte Internacional de Justicia, cabe recordar que hace más de dos meses uno de los miembros de ese tribunal le recordó al Gobierno que el proceso de paz con la guerrilla de las Farc no puede terminar en impunidad para los miembros d que hayan cometido delitos de lesa Humanidad. En la visita a la Asamblea es posible que el presidente, o el ministro del Interior, Aurelio Iragorri, se reúnan con los miembros de la Corte Penal Internacional. La oposición en Colombia, en cabeza del ‘uribismo’, ha reiterado que de ser aplicado el marco legal para la paz este permitiría la intervención de los organismos internacionales como la Corte Interamericana de Derechos Humanos y la Corte Penal Internacional. La preocupación de los críticos radica en el posible incumplimiento de compromisos internacionales asumidos por Colombia y en el concepto de priorización de casos que establece la norma aprobada por la Corte Constitucional colombiana. Se espera también que Juan Manuel Santos se reúna con el actual mandatario de Uruguay, José Mujica quien por su pasado en la insurgencia puede tener mucha injerencia en el proceso de paz con el ELN que está a punto de dar inicio. Según Mauricio Jaramillo, profesor de relaciones internacionales de la Universidad del Rosario, el presidente de Uruguay puede aportar muchísimo al proceso de paz que se adelanta en la Habana Cuba, además puede aportar al eventual proceso que se desarrolle con la guerrilla de las Farc. “Mujica tiene una experiencia interesante en Uruguay, es un ejemplo notorio de consolidación democrática y es un interlocutor válido tanto para el Gobierno como para las guerrillas”, dijo el experto. Sin embargo, el analista agrega que la Asamblea tiene muy poco peso en el escenario internacional, “muchas de las asambleas pasan sin pena ni gloria, tiene que pasar algo extraordinario para que tomen relevancia, por ejemplo, cuando Chávez insultó a Bush, eso interesó a la gente”. Frente a la posible visita que puede sostener el Gobierno con los miembros de la Corte Penal Internacional el analista aseguró que allí el presidente no puede hacer mucho, “esa corte actúa de manera independiente a lo que pasa siempre, lo que hace el presidente es más un acto para tranquilizar la gente en Colombia, no creo que esa visita tenga algún tipo de visibilidad o relevancia”. La agenda de objetivos post 2015El tema prioritario para los asambleístas será la discusión de los objetivos del milenio y los objetivos post 2015. En el 2000 los miembros de las Naciones Unidas se comprometieron a erradicar, antes del 2015, de sus territorios la pobreza y la desigualdad al compromiso lo llamaron los objetivos del milenio. Todos los países están lejos de cumplir esa meta utópica, sin embargo, se ha acelerado en el mundo la lucha contra la desigualdad social. Durante estos años los países miembros de la Organización de las Naciones Unidas están buscando establecer los objetivos post 2015 para cuando se espera comprometer más a las potencias mundiales en la lucha contra la desigualdad social. Según Juan Ramón Martínez Vargas, profesor de Derecho Internacional de la Universidad del Rosario, esta asamblea general tiene una relevancia importante pues los países van a mostrar sus avances en los objetivos de desarrollo del milenio, “en cuanto a esos objetivos Colombia tiene importantes logros pero nos hacen falta muchos aspectos por cumplir. El balance puede ser agridulce, pero lo más importante va a ser demostrar el compromiso del país con dicha obligación”. El analista asegura que en este momento las potencias sufren una desaceleración económica por lo que va a ser muy difícil que se comprometan de lleno con los objetivos de superación de la pobreza, “por lo que lo único que le resta a los Estados del tercer mundo comprometidos con dichas obligaciones es crear sus propias políticas públicas efectivas en ese sentido”. Martínez agrega que los países del tercer mundo no pueden estar dependiendo únicamente de la cooperación internacional para superar sus problemas frente a la lucha contra la inequidad, “el caso de Perú es muy diciente, ellos han logrado en un altísimo porcentaje la superación de la pobreza, es un buen ejemplo a seguir no porque estén pendientes del auspicio sino porque tienen políticas efectivas para ello”. Otras reunionesEn Nueva York el presidente sostendrá reuniones bilaterales con los mandatarios de Paraguay, Noruega y Austria, además el miércoles dará una conferencia en la Universidad de Harvard en Boston, Massachusetts. Así mismo dará, junto con los mandatarios de Chile y Perú y con el secretario de México ante las naciones Unidas, una conferencia en donde le explicará a 300 empresarios norteamericanos los beneficios del tratado de la Alianza Pacífico. Hasta el momento, el presidente no tiene preparada una reunión con su homólogo norteamericano Barack Obama, debido a que una visita oficial podría hacerse en noviembre de este año.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad