Con aplausos fue recibido Johan Steven Martínez tras concluir caminata

Julio 03, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | Colprensa
Con aplausos fue recibido Johan Steven Martínez tras concluir caminata

La marcha de Johan Stiven, hijo de Libio José Martínez, concluyó este sábado. El pequeño insistió en pedir por la libertad de su padre, quien lleva 12 años en poder de las Farc.

El hijo del sargento José Libio emprendió su marcha junto a parientes y amigos desde Pasto, donde reside, rumbo al santuario de la virgen en el poblado de Ancuya, en un recorrido de unos 70 kilómetros a pie.

En medio de una calle de honor y con aplausos por parte de decenas de habitantes del Municipio de Ancuya, Johan Stiven Martínez culminó una nueva marcha, esta vez de 70 kilómetros. Durante la caminata Johan Stiven volvió a pedir por la libertad de su padre, el Sargento Libio Martínez, secuestrado por las Farc desde el 21 de diciembre de 1997, tres meses antes de que el pequeño naciera."Guardé esta camiseta nueva con la foto de mi padre para cumplir esta caminata demostrando lo que estoy dispuesto a hacer por su libertad" afirmó Johan cubierto por el sudor, tras la marcha que recorrió los Municipios de Nariño, La Florida y Sandoná y que completó 18 horas, lo que demuestra que tiene una fe a prueba de todo.Y es que el pequeño asegura que no descansará hasta que la guerrilla lo escuché y le permita estar junto al padre a quien aprendió a conocer a través de fotografías y pruebas de supervivencia.De rodillas en el altar de la iglesia de Ancuya, en donde se encuentra la Virgen de la Visitación y en donde miles de personas semanalmente llegan a pedir milagros, culminó esta nueva travesía de Johan Stiven quien siguiendo los consejos desde el cautiverio del sargento Martínez mantiene la esperanza de ver cumplido su milagro."Pedí que a través de la virgencita se produzca la liberación. Papi te quiero mucho, tengamos mucha fe de que tu muy pronto vas a salir libre" , finalizó.Milagros cumplidosDecenas de personas se unieron a la marcha del niño desde diferentes sectores. También lo acompañaron en la misa que se celebró para pedir por la libertad de los cautivos en Colombia.Entre los fieles, estaba el profesor Gustavo Moncayo, su esposa Stella Cabrera y su hija Nora Elena. Los tres caminaron junto a Johan desde Sandoná pues aseguran que apoyarán todas las iniciativas encaminadas a lograr lo que ellos ahora disfrutan: la libertad de un ser querido, Pablo Emilio Moncayo."Estamos aquí porque aunque es duro ver que un niño tan pequeño deba someterse a estos esfuerzos físicos es necesario acompañarlo y también para agradecer a la Virgen porque ella nos cumplió nuestro propio milagro", dijo Stella Cabrera, madre del sargento Pablo Emilio Moncayo, secuestrado junto a Libio Martínez y dejado en libertad por las Farc, el pasado 30 de marzo.El martes 6 de julio el sargento Libio Martínez cumplirá 35 años. La tercera parte de su vida la ha permanecido cautivo en la selva. Su familia confía en que este será el último que deben celebrar en su ausencia.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad