¿Cómo fue el proceso que llevó al acercamiento del Gobierno con las Farc?

Agosto 28, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co
¿Cómo fue el proceso que llevó al acercamiento del Gobierno con las Farc?

Juan Manuel Santos, presidente de Colombia.

El presidente Juan Manuel Santos aseguró que el Gobierno ha adelantado conversaciones "exploratorias" con la guerrilla de las Farc, "con el fin de buscar el fin del conflicto". Dijo que en los próximos días se darán a conocer más detalles de las negociaciones.

El presidente Juan Manuel Santos confirmó, en la noche de este lunes, que el Gobierno Nacional adelanta conversaciones "exploratorias" con la guerrilla de las Farc, "con el fin de buscar el fin del conflicto". En una alocución presidencial, el mandatario de los colombianos dijo que "desde el primer día de mi Gobierno he cumplido con la obligación constitucional de buscar la paz". Sin embargo, afirmó que los diálogos están condicionados a ciertos parámetros. "Los acercamientos que se han hecho y los que se hagan en el futuro se enmarcan en los siguientes principios rectores: vamos a aprender de los errores del pasado para no repetirlos; cualquier proceso tiene que llevar al fin del conflicto, no a su prolongación y se mantendrán las operaciones y la presencia militar sobre cada centimetro del territorio nacional.Adicionalmente, el mandatario invitó al ELN a hacer parte de este proceso. "Hoy el ELN ha manifestado su interés en participar en conversaciones dirigidas a poner fin a la violencia. A ese grupo guerrillero quiero decirle que ellos también podrían hacer parte de este esfuerzo por terminar el conflicto". Hacia el mediodía de este lunes el máximo comandante de esa guerrilla, alias Gabino, afirmó que "un marco para la paz debe ser fruto de unos acuerdos entre las partes que faciliten entonces pasos subsiguientes". Sin embargo, según el subversivo, en Colombia esto "se ha hecho es al revés", lo cual "enreda cualquier proceso de paz".No obstante, Santos no dio más detalles sobre cómo se están desarrollando las negociaciones, pero aseguró que "en los próximos días se darán a conocer los resultados de los acercamientos con las Farc". Además, hizo un llamado a los colombianos para que confíen "plenamente en que este Gobierno está obrando con prudencia, seriedad y firmeza, anteponiendo siempre el bienestrar y la tranquilidad de todos los habitantes de nuestro país".La noticia sobre los posibles acercamientos de paz entre el Gobierno y las Farc se conoció en la mañana de este lunes, cuando el canal venezolano Telesur informó que las dos partes habían firmado un preacuerdo en La Habana, en el que se comprometían a instalar una mesa de diálogo en la ciudad de Oslo, Noruega, el próximo 5 de octubre.Aunque el Gobierno estuvo hermético sobre el tema en el transcurso del día, algunas versiones indican que los primeros acercamientos estuvieron a cargo, por parte del Gobierno, del Alto Consejero de la Seguridad Nacional, Sergio Jaramillo; el ministro de Medio Ambiente y excomisionado de Paz, Frank Pearl; el periodista y hermano del presidente Santos, Enrique Santos Calderón y el expresidente César Gaviria. Los delegados de las Farc serían el llamado canciller de esa guerrilla, alias Rodrigo Granda; Jaime Alberto Parra, alias El Médico o Jaime Jaramillo, quien es miembro del Secretariado del grupo subversivo y Jesús Emilio Carvajalino, alias Andrés París, integrante del Frente Internacional de las Farc. Otros supuestos detalles del preacuerdo fueron revelados por el director del Canal Telesur, el periodista colombiano Jorge Enrique Botero, quien dijo que luego de los diálogos en Oslo, "los delegados de Gobierno y guerrilla se dirigirán nuevamente a La Habana para sentarse a negociar con la aspiración de no levantarse de la mesa hasta no suscribir un pacto de paz que ponga fin a más de 50 años de conflicto".Así se realizaron los contactosLa historia de los acercamientos entre el Gobierno y las Farc no es nueva. Según se pudo establecer, esta exploración nació el 9 de agosto de 2010 en la primera reunión oficial que el presidente Juan Manuel Santos sostuvo con su homólogo venezolano, Hugo Chávez, a quien le solicitó que presionara a la guerrilla para buscar caminos de diálogo y, para ese fin, dijo que aceptaba la ayuda de Cuba en el proceso.En ese instante, se dijo, Chávez le habría dicho a Santos que tanto él como Cuba podrían servir de mediadores, a lo que Santos de inmediato le dijo que sólo necesitaba la presión a los insurgentes, por lo que descartó que el Mandatario venezolano tratara de buscar una reunión con Rodrigo Granda (miembro de las Farc) para este fin.Sin embargo la enfermedad de Chávez habría frenado esta labor, pero al mismo tiempo lo favoreció porque se evitó, según se advirtió, que el tema terminara en conocimiento de los medios de comunicación, es decir, se garantizó el hermetismo.El 7 de marzo de 2011 sucedió un nuevo episodio que sirvió para vincular a Cuba en las exploraciones para la búsqueda de un diálogo con las Farc.En esa fecha, el presidente Santos se reunió en La Habana con Raúl Castro, mandatario cubano, y Chávez, quien se practicaba un tratamiento para el cáncer en la isla.Este encuentro, de acuerdo con las fuentes, sirvió para que los dos países acordaran apoyar a Colombia en este propósito y se abrió el camino para ese objetivo.Ya en mayo de 2011 se comenzaron a dar nuevas ‘puntadas’ sobre las intenciones que tenía el gobierno Santos en materia de paz, lo cual quedó reflejado en el trámite de la Ley de Reparación de Víctimas en el Congreso.Para muchos el mensaje fue claro. En el texto de la iniciativa se vinculó un artículo en el cual se reconocía la existencia de un conflicto armado interno en el país, situación que generó de inmediato la crítica del expresidente Álvaro Uribe, quien afirmó que por ese camino los “terroristas de las Farc no reunen los elementos para el estatus de beligerancia” y se cuestionó: “para qué les abren esa puerta?”.Es más, hace un año, la guerrilla anunció su deseo de iniciar un diálogo de paz para poner fin al conflicto armado, a través de un comunicado.A finales del año pasado, en corrillos políticos se hablaba de diálogo, incluso en el escenario de la aprobación del Marco Legal para la Paz, para la cual el mismo senador Roy Barreras aseguró que el Presidente “tenía las llaves”, pero siempre evadió cualquier avance en esta materia, a pesar de la insistencia de los medios.En total hermetismo, representantes del Gobierno y de la guerrilla se reunían en la isla de Fidel y Raúl Castro y adelantaban la agenda de lo que será el acercamiento. Esto se empezó a consolidar en febrero de este año.Sin embargo, los rumores tomaron fuerza en las últimas dos semanas y ante la ‘filtración’ de la información el Gobierno no tuvo más salida que reconocer estos acercamientos, con la promesa que en los próximos días revelará detalles.Entre los puntos que se discutirían con la guerrilla están las políticas de desarrollo rural, participación política, derechos humanos, cese de hostilidades, garantías jurídicas y el reintegro a la vida pública.Asimismo, se habría determinado que como países facilitadores estarían participando Noruega, Chile, Cuba y Venezuela.Reacciones ante los posible diálogosEl anuncio de los acercamientos con las Farc causó revuelo en el país, donde diferentes sectores políticos, funcionarios públicos y expertos en conflicto armado, se pronunciaron para analizar lo que significa el inicio de un nuevo proceso de negociaciones con la guerrilla.El fiscal general de la Nación, Eduardo Montealegre, calificó la decisión como una de las mejores noticias que ha recibido el país en los últimos años. "Después de tanta guerra hay que empezar a mirar muy seriamente una salida negociada al conflicto, para que podamos superar esta guerra que lleva muchos años sacrificando la vida de los colombianos", dijo el funcionario. Uno de los puntos claves de este anuncio del Gobierno, señalaron los analistas, es que el Presidente se está jugando su eventual reelección en el 2014. Igualmente, advirtieron que las condiciones y puntos que se acuerden durante las negociaciones tienen que ser consecuentes con la legislación colombiana y tener en cuenta los parámetros internacionales.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad