CIDH y HRW le hacen reparos al fuero militar en Colombia

Diciembre 05, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Agencia EFE
CIDH y HRW le hacen reparos al fuero militar en Colombia

Para el presidente de la CIDH, el jurista mexicano José Jesús Orozco, “existe el riesgo de que algunos crímenes caigan en la impunidad”.

Dicen que algunos aspectos resultarían incompatibles con los estándares interamericanos.

La reforma del fuero militar, a la que le queda pendiente un sólo debate para ser aprobada en el Congreso, centró ayer la atención de la comitiva de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), en la primera visita que hace el organismo al país desde 2004.Así lo confirmó en declaraciones a periodistas el presidente de la CIDH, el jurista mexicano José Jesús Orozco, tras reunirse con legisladores colombianos en el segundo día de una visita que se prolongará hasta el viernes.La preocupación de los comisionados, de los que solo cinco pudieron viajar a Colombia, se centra en algunos puntos del texto tal y como está configurado hasta ahora, sobre todo en lo que tiene que ver con la adjudicación de casos de violaciones de derechos humanos a la justicia penal militar y no a la ordinaria.“Existe la preocupación por la CIDH de que podría correrse el riesgo” de que algunos crímenes cometidos por miembros de las fuerzas de seguridad del Estado caigan en la impunidad, admitió Orozco.Según el comisario relator de este órgano, que depende de la Organización de Estados Americanos (OEA), “algunos aspectos previstos en el proyecto de reforma resultarían incompatibles con los estándares interamericanos”.Estos principios parten de que las violaciones a los derechos humanos “deben ser investigadas, procesadas, juzgadas y sancionadas por la justicia ordinaria” y no por un sistema especial militar.El acto legislativo prevé la creación de un Tribunal de Garantías para que conozca cada caso y dirima “los conflictos de competencia que ocurran entre la jurisdicción ordinaria y la penal militar”.En este sentido, Orozco cuestionó veladamente la correcta adjudicación de cada caso y observó: “el hecho de que se confieran las facultades de investigación preliminar a un órgano de la justicia penal puede poner en predicamento el éxito de un resultado adecuado”.De ser aprobado mañana, cuando está previsto que se celebre el último debate en el Senado, el acto legislativo reformará tres artículos constitucionales e incluirá la lista de los delitos que han de ser conocidos por la ley ordinaria y los que se atribuirán al tribunal militar.Hasta este momento, el texto contempla que la justicia ordinaria se haría cargo de los crímenes de lesa humanidad y de los delitos de genocidio, desaparición de personas, ejecuciones extrajudiciales, violencia sexual, tortura y desplazamiento forzado.Los delitos que quedarían en manos de la justicia castrense serían “las infracciones al Derecho Internacional Humanitario (DIH) cometidas por miembros de la Fuerza Pública”, según el texto del proyecto.Precisamente ayer y tan sólo horas antes se pronunció en similares términos el director para América Latina de Human Rights Watch (HRW), José Miguel Vivanco, quien también visita Bogotá.Tras reunirse con el presidente del Senado, Roy Barreras, Vivanco consideró ante los medios que “aún es posible hacer algunos ajustes y reformas claves para evitar la impunidad”.Entre todos los crímenes que pueden cometer los uniformados colombianos en el marco del conflicto armado el que más preocupó a Vivanco fueron los 'falsos positivos'.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad