Chocquibtown no pensaba ganar un grammy tan rápido

Diciembre 04, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Por isabel peláez I Elpais.com.co

La historia de la agrupación chocoana nominada al Grammy anglo. La noche del miércoles ‘Goyo’, ‘Tostao’ y ‘Slow’ acababan de llegar a Puerto Rico. Apenas podían con la felicidad de haberse ganado un gramófono latino cuando les soltaron por teléfono otra noticia bomba: también estaban nominados a un Grammy anglo por su álbum ‘Oro’.

Los integrantes de la agrupación chocoana Chocquibtown soñaban con el Grammy, pero no creían que sería tan pronto. La noche del miércoles ‘Goyo’, ‘Tostao’ y ‘Slow’ acababan de llegar a Puerto Rico. Apenas podían con la felicidad de haberse ganado un gramófono latino cuando les soltaron por teléfono otra noticia bomba: también estaban nominados a un Grammy anglo por su álbum ‘Oro’. Hasta Julio Voltio, el reggaetonero puertorriqueño con quien hacían un remix para la canción ganadora del Grammy Latino ‘De donde vengo yo’, celebró el anuncio. Dicen que aún no les llega el dinero, pero están ricos en sueños, pues tienen un proyecto social para ayudar a promesas del fútbol en Chocó. ‘Goyo’, el alma femenina del grupo, quiere crear una fundación en contra de la violencia de género, en homenaje a una amiga que murió trágicamente, mientras que ‘Tostao’ le prometió el gramófono al Santo de su devoción.Pero las buenas noticias para la agrupación no paran. Acaban de enterarse que también fueron nominados a los Premios lo Nuestro, de Univisión -que son votados por el público- por el video de la canción ‘De donde vengo yo’.Los medios nacionales e internacionales los asedian, pero ellos están encerrados en estudio, grabando su tercer disco, después de ‘Somos Pacífico’ y ‘Oro’. No es que no quieran contestar, se excusa su relacionista Jessica Bueno. Es que la ‘Chocquibtownmanía’ es total. Eso lo comprobaron tras recibir el Grammy Latino, cuando fueron a Quibdó y a Condoto, para recargarse con la felicidad de su gente. Llegaron un viernes al aeropuerto El Dorado, en Bogotá, y en medio del frío una delegación de chocoanos los esperaba con chirimía. Por imprevistos del clima no pudieron viajar a Chocó ese mismo día, donde los esperaba una procesión de 500 motos y una multitud deseosa de ovacionarlos. El encuentro se aplazó hasta la semana siguiente, pero la espera no apagó los ánimos. Desde la máquina de bomberos de Quibdó, Chocquibtown recibió un tributo que les puso la piel de gallina: en cada ciudad, la gente tenía puestas camisetas del Grammy de Chocquibtown. Todo Condoto salió a la calle.De donde vienen...Chocquibtown es una familia integrada por Gloria (‘Goyo’), su hermano Miguel Martínez (‘Slow’) y su esposo Carlos Valencia (‘Tostao’). ‘Goyo’ y ‘Slow’ nacieron en Condoto. Su padre es coleccionista de música y su madre una cantaora del Pacífico, Nelsa Perea, cuyo primo hermano es Jairo Varela. Éste último dice que lo más bonito que le ha pasado al Chocó son ‘Goyo’ y su voz, y recuerda que ‘Slow’ se la pasaba metido en su estudio de grabación. Por su parte, ‘Tostao’ nació en Quibdó, pero conoce a sus compañeros de grupo desde que todos eran niños, y aunque luego tomaron caminos separados se reencontraron en Cali hace diez años. De Cali a Bogotá Hace una década los tres se fueron a Bogotá, a probar suerte. En el 2004 ganaron el Festival de Hip Hop al Parque con el que hicieron su primer disco ‘Somos Pacífico’. Dos años después fueron favoritos del público en el Festival de Música del Pacífico Petronio Álvarez. No ganaron, pero recibieron mención especial “por llevar la música del Pacífico hacia el futuro”.En Chocquibtown cada uno tiene lo suyo: ‘Goyo’ es la luz del grupo, con una voz sensible y dulce, compone canciones y toca la guitarra. Es el equilibrio. ‘Tostao’ es el rapero, el extrovertido, buen maestro de ceremonias. Hace música con las palmas y la boca, es un gran director de grupo, un líder por naturaleza. ‘Slow’ vive metido en el estudio, no lo sacan de allí sino para jugar ‘play’, le encantan los videojuegos y tiene una colección de tenis extensa. Ese es su hobbie.‘Slow’ es el del computador. ‘Goyo y ‘Tostao’ rapean todo el tiempo. Pero todos componen, todos cantan, todos aportan.Pese al talento, a Chocquibtown no le ha tocado fácil. Lucharon para sonar en la radio en Colombia y para sacar un video. Para viajar a recibir los Grammy tocaron muchas puertas, pero sólo la gente de la campaña ‘Toma Café’, de la Federación Nacional de Cafeteros, los ayudó. Gracias a ellos fueron a Las Vegas.La mamá de ‘Goyo’ y ‘Slow’, quien lloró abrazada con Shaila Durcal (la hija de la cantante mexicana Rocío Durcal), no fue la única en estallar en llanto en el Mandalay Bay. Los artistas chocoanos le sacaron lágrimas a todo el mundo por la emoción con la que recibieron el gramófono. Prefirieron ver los premios por Tv. en su camerino. Cuando apenas acababan de sentarse entre el público, los llamaron a recibir el premio. El más tímido, ‘Slow’, saltó de su silla al escenario, agarró su Grammy y no paró de agradecer y dedicar su triunfo a Colombia, a donde volverán el 18 de diciembre para presentarse en Bogotá, en el bar Barbie.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad