Cerrada hasta el fin de semana la vía más importante de Colombia

Noviembre 22, 2011 - 12:00 a.m. Por:
José Luis Carrillo | El País
Cerrada hasta el fin de semana la vía más importante de Colombia

En al Alto de La Línea hay al menos 350 vehículos pesados represados. Según las declaraciones del Ministro de Transporte, sólo hasta el fin de semana se abrirá un carril de tránsito provisional en esta vía.

Unos 350 camiones están represados en la vía del Alto de la Línea, donde 2 retroexcavadores, 8 volquetas y 40 hombres trabajan en la solución provisional. El cierre deja pérdidas diarias de $10.000 millones.

Antes del fin de semana se espera que Alto de la Línea, entre Cajamarca y Calarcá, sea restablecido. El ministro de Transporte, Germán Cardona, habilitó anoche un sólo carril para el paso de todo tipo de vehículos. Después de esta apertura provisional, los trabajos continuarán las 24 horas del día.El funcionario, quien estuvo en la zona supervisando personalmente los trabajos, agregó que espera que antes del sábado la vía esté adecuada para dar paso controlado a los vehículos. “Voy a despachar desde Armenia hasta tanto se abra la vía. Les pedimos a los colombianos entender que la situación es difícil”, complementó.Los funcionarios de Invías explicaron que actualmente se podría abrir paso para vehículos livianos, pero el espacio lo están aprovechando para desarrollar las labores rápidamente, ya que en el sector hay varias volquetas moviendo tierra. El Ministro de Transporte instó a todos los camioneros que se están en la carretera para que se desplacen hasta la vía a Manizales, sector de Letras, como corredor alterno.“Por allí han circulado en dos días 2.500 tractomulas que han llegado a su destino sin ningún percance. En algunos tramos de esta vía hemos tenido algunos pasos restringidos mínimos, pero ya fueron superados”, dijo.No obstante, varios de los transportadores atascados en La Línea (cerca de 350) afirman que esto incrementaría su gastos en un millón de pesos y su desplazamiento en diez horas.“Ya aguantamos lo más, ahora soportaremos lo menos. Hacer girar un camión de 15 toneladas es una labor muy peligrosa y no voy a arriesgarme”, dijo Mario Alberto Rengifo.El Ministro de Transporte indicó que se está estudiando la posibilidad de rebajar el valor de los peajes o tomar medidas provisionales en los sitios donde se presenten deslizamientos. Sin embargo, aclaró que en este momento no puede garantizar nada. “Lo que sí se hizo este martes fue no cobrarles peaje a todos los vehículos que quedaron atrancados al devolverse”, explicó.La recuperación total de la vía, es decir las dos calzadas, depende de los diagnósticos de los equipos de topografía y geólogos. No obstante, algunos especialistas precisaron que los trabajos tardarían al menos un mes.“Hemos atendido 600 emergencias similares en todo el país en lo que va corrido del año. Esta es la más delicada porque alteró la vía más importante de Colombia en términos de competitividad”, añadió Cardona.El funcionario recordó que no se puede dar paso por La Línea “porque ante todo buscamos la seguridad de la gente”.Por otra parte, al menos 40 socorristas, entre miembros del Ejército y de Bomberos, trabajaron para rescatar el cuerpo de una mujer que habría muerto cuando un alud arrastró un bus de la empresa Velotax a un abismo de 80 metros en la noche del pasado jueves, en el kilómetro 21 de la vía a La Línea.El daño y las obrasCarlos Fernando Méndez, coordinador regional de Invías en Ibagué, explicó que por esta vía circulan diariamente cinco mil vehículos, de los cuales el 80% son de carga.“Las obras consisten en abrir un paso provisional tratando de cortar el talud superior de la montaña en unos tres o cuatros metros y de esta manera acondicionar un carril para dar paso alterno”, dijo.Según Méndez , la solución definitiva es construir una estructura de contención y recuperar la banca original, que colapsó en 20 metros de la calzada.“La intensidad de las lluvias ocasionó un derrumbe en una quebrada, provocando un taponamiento en el drenaje de la vía. Mucha agua corrió por debajo de la calzada y por eso colapsó”, sostuvo. El funcionario explicó que actualmente se monitorean dos puntos sobre la vía. Uno a 200 metros del sector intervenido, ya que presentan represamientos de agua que pueden comprometer la estabilidad de la calzada.Viviendo en La LíneaHuevos cocidos a $700, tamales a $5.000, tinto a $500 es la oferta gastronómica que se ve por estos días de cierre en el paso de La Línea. Algunos transportadores, que llevan hasta cuatro días en el sector, cuentan que éstas son las únicas posibilidades de alimentación en la zona, porque los suministros que llevaban ya se agotaron.“Aquí estamos con fríos extremos, la lluvia no para y nos toca bañarnos en las chorreras que hay en el sector. Algunos compañeros pudieron alquilar cuartos a gente que vive por acá, pero los más ‘avispados’ cobran hasta $15.000 la noche por un catre”, dice Rodolfo Arias, transportador.Los conductores de los 350 camiones y tractomulas que están en el sector prefieren pagar estos altos precios a desviarse por Manizales.“El viaje se nos incrementa en un millón de pesos aproximadamente, sin contar que son diez horas de viaje”, dice.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad