Censo nacional del 2018 revelará qué tanto ha cambiado Colombia desde el 2005

Censo nacional del 2018 revelará qué tanto ha cambiado Colombia desde el 2005

Diciembre 17, 2017 - 07:42 p.m. Por:
Colprensa 
Mauricio Perfetti, director del Dane

Mauricio Perfetti, director del Dane

Colprensa

En 2018 se realizará el Censo Nacional de Población y Vivienda, el mismo que no se adelanta desde 2005 y que históricamente cuenta con 240 registros. Tendrá como objetivo ser más incluyente e innovador.

Así lo sostiene Mauricio Perfetti, director del Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane), quien explicó cómo será la metodología para caracterizar el país.

¿En qué consiste un censo de población y vivienda?

Este censo recolecta información de las viviendas, de los hogares y de las personas, lo que nos permite saber cuántos somos, dónde estamos, cómo vivimos y claro, las principales características sociodemográficas.

¿Cuál es la importancia del censo?

Este censo es muy importante. Hace poco más de diez años se hizo el último. Según recomendaciones de organismos internacionales, un censo se debe hacer cada diez o doce años, además de que Colombia ha cambiado de manera importante. Igualmente, es un insumo para el desarrollo del país, y es el primer ejercicio que se realiza en contexto de posconflicto y eso da un significado especial en las zonas rurales y territorios étnicos.

Otra razón de su importancia es que nos da mucha información, por ejemplo, una reducción en el número de personas por hogar. Colombia tenía en décadas anteriores entre 4 y 5 personas en cada hogar y ahora hay alrededor de 3,3 personas. Eso permite entender que las familias van cambiando en su composición. También demuestra cómo ha crecido el número de hogares unipersonales.

¿Cómo se realizará el censo?

Tiene tres grandes momentos: la movilización, el e-Censo y el censo puerta a puerta. El primer momento, que fue la movilización, ya lo terminamos, lo hicimos entre octubre y los primeros días de septiembre.

¿Qué hicieron en la movilización?

Hicimos tres cosas: un voz a voz, como ‘ya viene el censo, va a haber e-Censo, ábrale la puerta al censo’. Luego recogimos hojas de vida en todo el país, porque para nosotros es muy importante que los censistas que van a estar en ese tercer momento de recolección de información puerta a puerta sean habitantes de los mismos municipios. Eso genera confianza y facilita la operación. Lo último que hicimos fue determinar en cada municipio los sitios que vamos a utilizar para el entrenamiento de las personas que necesitaremos.

¿Cuántos funcionarios hicieron parte de ese primer momento?

Tuvimos 165 funcionarios del Dane recorriendo todos los municipios rurales del país. Y vamos a necesitar 31.000 personas en todo el país para la recolección de datos.

¿Con qué realizarán el Censo?

Se utilizará un dispositivo móvil de captura, es muy parecido a un celular o tableta, pero con la diferencia de que este no sirve como estos dispositivos, sólo están habilitados para esta tarea, no sirve para ninguna otra, y cuentan con GPS, que deja las coordenadas de la vivienda.

¿El Dane estuvo en todos los municipios del país, incluidas regiones como el Catatumbo?

Estuvimos en cada municipio del país, desde Tumaco hasta el Catatumbo, también en San Vicente del Caguán, en Caucasia, San José del Guaviare, llegamos a las regiones más apartadas del país.

¿Cómo se escogió el personal en las regiones y cómo garantizan ustedes desde Bogotá la fiabilidad de los datos recogidos?

En la preparación del censo hay una cantidad de información, de registros administrativos que son insumos para nosotros. Entonces hacemos uso de ellos para el control de la operación y de la cobertura. A nosotros no nos pueden meter la mano a la boca porque tenemos la manera de contrastar esa información.

Destacó usted que este censo se dará en época de posconflicto y el anterior se realizó en pleno conflicto. ¿Qué impacto tendrá ese cambio?

Este nuevo escenario es muy importante porque facilita que los equipos de la operación puedan llegar sin dificultad a lugares antiguamente influenciados por la guerrilla. Además, lo que percibimos es que hoy las condiciones de las zonas son muy diferentes, los asentamientos antes eran dispersos, ahora están concentrados en lugares específicos, siendo más sencilla la cobertura.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad