Carolina Gómez, la reina de la pantalla

Enero 16, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Meryt Montiel y Alda Mera
Carolina Gómez, la reina de la pantalla

Maestros en la actuación no he tenido. Han sido los actores y los directores con los que he trabajado. Y me he dejado guiar por mi instinto, por mi emoción en el momento. He confiado mucho en esas tres cosas”.

La ex virreina universal ha demostrado que su exitosa carrera como actriz no está basada en su belleza. Perfil de una abanderada del amor.

Es la actual soberana de las pantallas nacionales. Carolina Gómez Correa conquista el corazón y el ‘rating’ del público colombiano: ya sea como la conciliadora ama de casa que recorre el país con su familia para disfrutar de unas vacaciones en Cartagena en la película ‘El Paseo’ o como ‘Pili’, la profesora que enseña al empresario de confecciones Enrique Peinado, en ‘La Teacher de Inglés’, del Canal Caracol.Próxima a cumplir 35 años este 26 de febrero, la ex virreina universal de la belleza (1994), se estrena en el género de la comedia en Tv. con buen ‘rating’.Y en el cine, donde hace su segundo papel en este género (debutó en ‘Bluff’), la taquilla está a su favor: ‘El Paseo’ ha sido vista desde el 25 de diciembre hasta el pasado jueves por más de 879.639 espectadores.Su impactante belleza no es su única carta para alcanzar el éxito. Ese talento que ella no creía tener y que se arriesgó a exponer al escarnio público en la telenovela El Auténtico Rodrigo Leal (2003) lo ha pulido y también la tiene hoy en la cima.Dago García, productor de ‘El Paseo’ y creador de la idea original de ‘La Teacher de Inglés’, al igual que el director de esta telenovela, Andrés Marroquín, coinciden en señalar que Carolina como actriz tiene un espectro amplio de interpretación: puede hacer desde un drama profundo hasta una comedia frontal o muy ligera. De hecho, es de las pocas actrices en Colombia que se puede dar ese lujo. Precisamente, el director Andrés Marroquín, su descubridor y quien la dirigió en ‘El Auténtico Rodrigo Leal’, destaca su actual madurez actoral. Marroquín recuerda cómo desde su primer rol (Carmen ‘Morena’ Molina, la presentadora de un ‘reality’ que se enamora de uno de los concursantes) “tenía claro qué era salir de su piel y meterse en la de otro personaje”.El director comenta que en la primera telenovela, esta mujer de 1,75 cms de estatura, ojos miel verdosos y piel de durazno, cuestionaba mucho su personaje con frases como “¿por qué hace esto?, ¿no sería mejor que hiciera tal cosa?”. Ahora, agrega Marroquín, su madurez le permite entregarse más, “eso demuestra mayor seguridad en sus herramientas como actriz, por eso se puede arriesgar más y cuestionar menos”.Con personajes como Diana de Montes, la viuda de un narcotraficante en ‘La Viuda de la Mafia’ o la polémica pediatra Alicia Durán, en ‘A Corazón Abierto’, la ex reina nacional se ha ido ganando la admiración de los colombianos y el respeto de la crítica especializada.Juan Carlos Giraldo, subdirector de la revista Fucsia, resalta que verla en ‘El auténtico Rodrigo Leal’ para él fue una sorpresa pues, “yo veía una actriz absolutamente profesional desde el principio. Si la comparamos con otras reinas que se han metido a actuar, ella sí se preparó y sí tiene madera. No lo hizo por figurar, por aparecer en pantalla. Cuando le dijo sí a la actuación fue porque se sentía preparada y lo demostró”.No obstante reconocer que como actriz es buena y hace personajes creíbles, el crítico de televisión German Yances considera que “no es parte de su talento la versatilidad, no es una actriz de carácter, para eso se necesita mucho estudio, mucha experiencia y una vena especial; además, su fisonomía de mujer bonita limita mucho los papeles que pueda hacer”.Sin embargo, Yances dice que en términos generales “es buena actriz, cumple bien lo que tiene que hacer. La actriz superó a la mujer bonita”.Como un toro en escena: fuerte, grande, que se hace sentir, la describe la modelo y actriz Isabel Cristina Estrada, una de sus compañeras de set (encarna a la antagonista en ‘La Teacher de Inglés’). “Ella tiene una concentración absoluta cuando está en escena, eso hace que uno como actor dé demasiado. Cuando se actúa al lado de Carolina se recibe de ella muchos elementos y esto hace que uno los retribuya para hacer una escena divertida, con diferentes matices. Por eso es una de las mejores actrices del país”.Con menos de diez años en la actuación, la otrora presentadora de espacios como Locos Videos y Stars, ha logrado codearse con grandes del cine. Como en ‘The Chosen One’ (El Elegido), una película independiente que costó siete millones de dólares, en la que actuó junto a Rob Schneider (‘Este cuerpo no es mío’). Venció en el casting a 149 actrices de Latinoamérica y California, EE.UU.Carolina, hija del abogado Armando Gómez y de Liliana Correa, ha llamado la atención de los colombianos desde que a sus 19 abriles obtuvo por Bogotá el título nacional de la belleza, en 1993, el año de ‘la señora Amazonas’ en el reinado.Es una mujer con suerte, como dice el ‘reinólogo’ Jorge Janna, que se ha sabido proyectar. “Es bonita, inteligente, con ángel, telegénica, fina, con el perfil parecido al de Paola Turbay: centradas en lo que quieren, mirando siempre hacia el exterior, en proyectos serios, cuidando su vida personal, sin ser protagonistas de grandes escándalos. Su relación con Jaime Sánchez la favoreció, pues él la formó mucho profesionalmente”.La verdad es que Carolina ha logrado escalar alto porque cree en los proyectos en que se embarca, “eso me ha dado foco y acierto en la vida” y como dice Yances, “sabe escoger lo que hace”. Además, es perseverante (al punto de llegar a ser terca) y está acostumbrada al trabajo desde niña.Fue ella quien se costeó su último año de bachillerato en el Colegio Nueva Granada de Bogotá trabajando como impulsadora. “Fue una vivencia que tuve más en la vida, como muchas familias durante una época de crisis en el país, tuvimos un revés muy grande y mi papá perdió todo. Tuve que retirarme del colegio un año, pero se me metió en la cabeza que tenía que graduarme en el colegio donde había estudiado. Y para mí el trabajo nunca ha sido complicado, ni ajeno ni dramático. Trabajo desde los 12 años. Siempre fui muy independiente en ese aspecto y sentí que era una responsabilidad conmigo misma, ni siquiera con mis papás. Trabajé medio tiempo, pero muchísimo. No tuve mucha vida social ni personal en ese tiempo, pero aprendí muchísimo y en vez de verlo como algo negativo, lo veo como una gran fortuna que tuve”, comentó a El País.Hoy esta bailarina de la danza del vientre, que bucea (recibió certificado Advance), que escala sobre muros, hace yoga y canotaje, disfruta de las mieles del éxito sin pretenciones de diva o actriz cotizada.¿Qué es lo más complicado de hacer comedia?Regirse a las situaciones y a los personajes dentro de su cotidianidad divertida y no tratar de ser chistoso. ¿Le han sucedido situaciones cómicas con personas que no hablan inglés?¿Sabes que no? A uno le parece divertido algo que no está pronunciado bien o lo dicen de una manera chistosa, pero yo tampoco hablo alemán, ni italiano ni japonés ni francés, entonces no veo porqué me debería de burlar de la gente que no habla inglés.¿Qué la llevó a actuar en ‘El Paseo’?El primer ‘cash’ que hubo fue el guión: una comedia que tratara de dejar una enseñanza muy bonita en la familia, ante la cual se pudieran sentar mi hijo con sus primitos, mi abuelita, mis tíos y yo en una sala de cine, donde todos saliéramos agradecidos por lo que tenemos en nuestro hogar y sintiendo nostalgia por el pasado que fue.¿Cuándo veremos las películas que usted ha filmado en Brasil y Hollywood?‘Federal’ es una coproducción colombiana que se filmó hace dos años y estuvo en cartelera hasta hace un mes, no sé si vaya a tener distribución en Colombia. Los productores estuvieron tratando de incluirla en el Festival de Cartagena, pero como estuvo en el Festival de Río, no alcanzó a entrar. Y ‘Chosen One’ (El Elegido) ya está en Estados Unidos. Espero que ambas lleguen a Colombia. De los personajes que entrevistó en Stars, ¿quién la impactó y porqué?Bono. Me pareció muy aterrizado, tiene un carisma increíble, es arrollador, superculto, superclaro, superinteligente, tiene una conversación muy amable. Robert Redford me pareció muy interesante, a pesar de que tuve muy poco tiempo me puse muy nerviosa entrevistándolo, no sabía ni qué decirle, y se portó de una manera muy humana conmigo, además, porque yo estaba muy chiquita cuando lo entrevisté. Y Sting es maravilloso. Ninguno de los tres me desilusionó.Ya fue reina, modelo, presentadora; es actriz, ¿cree que sólo le falta cantar?¿Cantar?... en la ducha, a menos que tenga que hacer un personaje en el que tenga que cantar, entonces voy y tomo unas clases para entrenar la voz para hacer una buena interpretación, pero jamás sería tan osada de lanzar un disco. ¿Cómo fue conocer el mundo del narcotráfico cuando protagonizó ‘ La viuda de la mafia’?Es un universo que para ningún colombiano es ajeno. Todos lo hemos vivido desde adentro, en algún momento de nuestras vidas hemos conocido, visto o sabido de alguien involucrado con narcotráfico. En ese momento era un tema tan fuerte que para interpretar el personaje no tuve que hacer una gran investigación, me inspiré en una persona muy allegada a mí, que tuvo una situación parecida en su vida.¿Qué tiene Carolina Gómez que alguna vez vinieron desde Japón a hacer un documental sobre usted?(Risas). Que no gané un primer puesto y aún así tengo una carrera exitosa. Quedé de segunda en Miss Universo y los japoneses buscaban personas en cada continente que hubiesen quedado en segundos lugares en algo muy importante y alcanzaron el éxito en sus carreras profesionales. Esa es la razón exacta. ¿Qué recuerda de su infancia en Cali?Muchos recuerdos vividos con mis hermanos mayores: mucha felicidad, mucho juego, mucha imaginación, tuve una infancia muy bonita en Cali. El Bolívar, el colegio donde estudiaba, era increíble. Recuerdo estar siempre en el agua, nos íbamos con mis papás al Lago Calima, a Ladrilleros, a Buenaventura, o a La Buitrera, donde teníamos una finca, entonces siempre tuve mucho verde, agua y deporte al aire libre alrededor mío.¿Cómo es su relación con sus padres?Divina, siempre he tenido un gran apoyo no sólo de mis papás sino de toda mi familia en la crianza de mi hijo Tomás. Tomás tiene un mundo de papás en la casa, de mamás, de hermanos, porque mi familia siempre ha estado involucrada en la educación de la familia inmediata.¿Trabajó repartiendo volantes patinando en semáforos de Bogotá?Nunca patiné ni repartí volantes en los semáforos. Trabajé con una empresa de marketing en la que se creó un puesto para mí con impulsadoras de un nuevo envase de gaseosa. Diseñé los uniformes y tenía millones de ideas y me vieron tantos ímpetus, que me tocaba ir a los bazares de empresas. Un lunes yo estaba con mi faldita trabajando en una tienda en una estación de gasolina, y me encontré con gente del Nuevo Granada, el colegio donde yo estudiaba, y me dije: ‘aquí me estoy demostrando quién soy’ y bien, aquí estoy... (risas).¿Qué le han dejado sus desnudos en Soho en 2002 y en 2008?No he hecho desnudos nunca. No sé porqué hay una imagen de que yo he hecho desnudos. He estado muy liviana de ropas, pero no creo que me haya aportado o dejado de aportar, se presentó la oportunidad. Todas las mujeres abierta u ocultamente hemos querido hacer fotos desnudas, así sea para guardar en el cajón del clóset, y era un asunto de beneficio mutuo, sólo que las de las demás se quedaban en el clóset y las mías salían publicadas. Dice que los hombres que se han acercado a su vida tenían la receta para llegarle. ¿Qué fórmula tenían Nicolás Hoyos, Jaime Sánchez Cristo, Martín Karpán y Borja Aguirre?No puedo creer que enumeren mis novios...(Risas) ¿Qué es lo que tiene este país con mis novios?... Todos me han amado en el momento en que he necesitado. Todos me han dado cosas maravillosas. Esa es la fórmula.¿Cree que Borja Aguirre (el asesor de imagen de Noemí Sanín para la presidencia) es la persona?(Risas). Por el momento sí, todo parece indicarlo.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad