Cara a cara: senadores exponen posturas a favor y en contra del matrimonio igualitario

Abril 17, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Jessica Villamil Muñoz y Fenner Ortíz | Reporteros de El País
Cara a cara: senadores exponen posturas a favor y en contra del matrimonio igualitario

El senador Armando Benedetti, autor y ponente del proyecto y su colega Édgar Espíndola, contrastan sus visiones sobre el matrimonio igualitario en Colombia.

El senador Armando Benedetti, autor y ponente del proyecto, dice que lo que se busca es un contrato civil para parejas del mismo sexo. Para su colega Édgar Espíndola, esa unión no se debe legalizar porque no hace parte del derecho natural.

El proyecto de ley de matrimonio igualitario en Colombia se ha convertido en un tema incómodo para algunos sectores políticos, sociales e incluso eclesiásticos.Desde el 2011, cuando se radicó el primer proyecto en el arranque del actual Congreso, el tema ha tenido muchos debates y pocas definiciones. Incluso su futuro es incierto en la plenaria del Senado que hoy abordará el debate en medio de una tormenta de opiniones y acusaciones.El ambiente no es el mejor para la iniciativa. Por lo menos así quedó planteado desde el martes cuando el Gobierno le sacó el cuerpo y manejó un tono diplomático.El País consultó dos senadores que comparten una visión contraria sobre el polémico proyecto de ley.“Tenemos votos, pero no garantías para aprobar la ley”: Armando Benedetti¿En qué consiste el proyecto de ley de matrimonio igualitario?Los individuos homosexuales tienen todos los derechos de salud y seguridad social y lo que buscamos es el contrato civil en que una pareja del mismo sexo decide compartir su vida, auxiliarse mutuamente y compartir sus bienes, eso no tiene nada que ver con adopción. Además, en el país cualquier persona puede adoptar, incluso ya homosexuales lo han hecho.En su primer debate el proyecto fue aprobado por mayoría: 10 sobre 5. ¿Cree que se mantendrá esa tendencia?Nosotros tenemos los votos para aprobar el proyecto, lo que no tenemos son garantías para hacer el debate, mire lo de la semana pasada con el senador Roy Barreras y su pacto con la iglesia cristiana. Las peleas que ha habido estos días servirán de careta para que los homofóbicos voten negativo. Ahora que habla del senador Barreras y su pacto, ¿cree que tenga tanto poder para lograr que el proyecto se hunda?El único afán que ha tenido es demostrar que maneja el Congreso, pero queda claro que no maneja nada.¿No es mejor retirar el proyecto a que se hunda en el Congreso, porque así en junio se implementaría la figura de ‘vínculo contractual’ que ordenó la Corte Constitucional?La Corte dice en su sentencia que la familia no es solo un hombre y una mujer como lo contempló el Artículo 42 de la Constitución, que puede ser conformada por una madre y su hijo o por una pareja homosexual, no habla de matrimonio sino de unión solemne, pero si no se legisla, la decisión de la Corte quedará a interpretación de los notarios y habrá un limbo jurídico.La Iglesia Católica dice que ese paso puede desestabilizar la familia...Los homosexuales han existido siempre y no han desestabilizado la familia ni la inherencia de la especie humana a procrear.¿Qué le responde a quienes aseguran que usted defiende este proyecto con uñas y dientes porque es gay?Cuando llevo un proyecto sobre transporte no me dicen camionero. Soy heterosexual y si fuera maricón el país lo sabría.El senador Édgar Espíndola sostuvo que legalizar las bodas igualitarias abriría la puerta para legalizar la necrofilia, la zoofilia y la pedofilia, ¿usted que piensa?Esas apreciaciones son producto de la ignorancia y me parece chistoso que alguien que es importante en una iglesia cristiana tenga ese tipo de expresiones. Como ponente, ¿cree que el proyecto se va a convertir en ley?Debería. En Colombia se ha avanzado en la igualdad para estas personas, pero por decisión constitucional de la Corte, no por que el Congreso lo haya legislado y nosotros debemos favorecer a las minorías.“Ir contra la naturaleza es como ir contra la ley de la gravedad”: senador Édgar Espíndola¿Por qué no se debe votar el proyecto de ley del matrimonio igualitario?La Carta Política del 91, en su Artículo 42, fue clara en mencionar que la familia está compuesta por la unión de un hombre y una mujer y en este orden, todos los proyectos que se radiquen deben tener, por supuesto, un proyecto de acto legislativo que es el único capaz de modificar la Constitución. Pero no podemos hacerlo ni por ley ordinaria ni por ley estatutaria. El matrimonio del mismo sexo es inconstitucional porque riñe con ese precepto.¿Solo por eso o porque al igual que otras personas, considera que ese tipo de uniones va en contra de la naturaleza?A mi juicio y desde el punto de vista de conveniencia no se debe legalizar porque no hace parte del derecho natural. La naturaleza nos enseña que para que haya supervivencia de las especies se debe hacer una unión entre hombre y mujer, entre macho y hembra, no entre dos mujeres o dos machos. Ir en contra de la naturaleza es como ir contra de la ley de la gravedad.Pero alegan que no aceptar esa unión es discriminar, al fin de cuentas los homosexuales son una realidad...No soy homofóbico, la persona que es homosexual tiene derechos y sus derechos fundamentales son respetados, porque son para todos los ciudadanos. Hoy una persona puede convivir, compartir sus bienes, su patrimonio con otra de su mismo sexo y la ley no se lo impide. El Partido Conservador anunció que la bancada votará negativo, ¿usted desde el PIN también hará lo mismo?Hemos venido discutiendo el proyecto como tal, no nos hemos reunido como bancada para decidir un voto, seguramente para un proyecto tan importante que cambiaría la estructura de la sociedad a futuro se debería tomar una decisión de bancada pero, en el PIN hay libertad para que cada quien vote de acuerdo a su conciencia.Es decir, ¿que usted no está de acuerdo con esa promoción del hundimiento del proyecto?El debate se va a dar de cara al país, en la plenaria del Senado y los parlamentarios que estén a favor que lo voten positivo y los que no, no lo hagamos.¿Mantiene esa posición de hace un par de meses en la que igualó las uniones homosexuales con la pedofilia, la zoofilia y la necrofilia?Quisiera aclarar eso, porque mi declaración fue: ‘Dar el paso de legalizar un gusto sexual de un grupo de personas, en virtud del libre desarrollo de la personalidad sería tan respetable y legítimo como quienes tienen afinidad o gusto sexual con los animales (zoofilia) o con la necrofilia. Si se reglamenta la unión homosexual, entonces los necrofílicos van a pedir que se constitucionalice su gusto sexual. Jamás relacioné la pedofilia, porque eso es un delito.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad