Candidatos a la Presidencia le ‘coquetean’ a los votos del Valle del Cauca

Abril 06, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Candidatos a la Presidencia le ‘coquetean’ a los votos del Valle del Cauca

El presidente candidato Juan Manuel Santos asistió a varios actos proselitistas desde el jueves hasta este sábado en el Valle.

Potencial electoral del departamento es el tercero mayor del país, de ahí que los candidatos presidenciales busquen hacerse a ese ‘botín’.

La tajada que ha representado tradicionalmente el Valle del Cauca en la gran torta de la elección presidencial es una de las más deseada por los candidatos para satisfacer su apetito electoral de cara a los comicios del próximo 25 de mayo. Es que este departamento, después de Bogotá y Antioquia, cuenta el mayor potencial electoral del país, con 3.230.328 votantes, botín nada despreciable para cualquier candidato que se quiera hacer al sillón presidencial. Y esa, según algunos analistas, es la principal razón por la que los aspirantes presidenciales han decidido volcarse hacia esta región. Para muestra lo sucedido esta semana. Tres de ellos coincidieron en el Valle, incluido el candidato presidente Juan Manuel Santos, quien estuvo desde el jueves hasta este sábado haciendo proselitismo. Los otros dos visitantes fueron Clara López, del Polo Democrático, que llegó el viernes a Cali, y Enrique Peñalosa, de la Alianza Verde, que estuvo el sábado en Tuluá, Buga y Palmira. La semana anterior lo había hecho la aspirante conservadora Marta Lucía Ramírez, quien llegó el jueves y se fue el domingo, tras recorrer varios municipios. Ella es la que más ha visitado la región como candidata (4 veces). También estuvo Óscar Iván Zuluaga, del Centro Democrático. El politólogo Fernando Giraldo asegura que en el país hay tres entidades territoriales clave en una elección presidencial por su volumen electoral. Estas son Bogotá, con 5,5 millones de electores, Antioquia con 4,3 millones y Valle del Cauca, con 3,2 millones.“Solo esos dos departamentos y Bogotá suman 13 millones de votantes, que representa algo más del 40 % del potencial electoral colombiano. Esa es una gran motivación para los candidatos y de ahí que siempre busquen conquistar el Valle del Cauca”, explica Giraldo. El analista agrega que en una campaña electoral tan fría y aburridora como esta, faltando siete semanas para las elecciones, los candidatos quieren ir a los bastiones electorales, concentrarse allí para luego ir a otras zonas, y de nuevo volver. “Indudablemente los aspirantes buscan posicionarse en esos bastiones, por eso van y luego regresan. El Valle es un departamento emblemático y estratégico”. Tras los votos amarradosEl senador Carlos Fernando Motoa (de Cambio Radical) coincide con Giraldo sobre el peso electoral del Valle en una elección presidencial, “no solo por su población, sino también por la composición que representa en el Congreso.“Todos conocemos -añade- que la Costa Atlántica, Antioquia, Bogotá y Valle del Cauca son las regiones que definitivamente impulsan la escogencia del Presidente de la República”. Y así lo muestran los recientes resultados electorales.La elección de Senado del 9 de marzo, cuyo comportamiento es muy similar a la presidenciales, muestra que el mayor elector fue Bogotá con 1.844.016 sufragios, seguido de Antioquia con 1.692.837 y luego el Valle que puso 1.217.266 votos. Atlántico es el tercer departamento con 888.027 sufragios.La variación de las parlamentarias en relación con los comicios presidenciales, en el caso del Valle, es apenas de 50.000 votos en promedio, si se tiene en cuenta que en la segunda vuelta de las elecciones de 2010 votaron 1.263.894 personas en este departamento. En ese entonces, Juan Manuel Santos obtuvo el 61,75% de la votación con 766.733 sufragios, Antanas Mockus alcanzó 429.690 (el 34.60 %) y los votos en blanco totalizaron 46.175 (el 3,6 %).Para las elecciones de este año está adelante Juan Manuel Santos como candidato-presidente y la Alianza Verde con un aspirante fuerte como Enrique Peñalosa que puede disputar el voto de opinión como hace cuatro años lo hizo Mockus.Precisamente Peñalosa centra sus cuentas en el voto de opinión. Yolima Espinosa, jefe de la campaña Verde en el Valle, asegura que la tarea es mejorar la votación de la consulta, cuando lograron 372.00 votos aquí, y para ello trabajarán con propuestas y en capturar el voto de opinión y de los indecisos. Sin embargo, esta vez está jugando Álvaro Uribe divorciado de Juan Manuel Santos, con el Centro Democrático con su candidato Óscar Iván Zuluaga, que atrae votantes de opinión y de diversas fuerzas, especialmente liberales y conservadores.Por lo que señalan las elecciones parlamentarias del 9 de marzo, el presidente Santos lograría pescar el mayor número de votos si se evidencia en su favor el resultado del Partido de la U que obtuvo la primera votación en el Valle con 181.852 votos y el Liberal que alcanzó la tercera votación con 147.279 sufragios.Pero también jugarían en su favor los votos de Cambio Radical y de Opción Ciudadana que estaría cerca de Santos, los cuales suman 130.000 votos. Por su parte, Óscar Iván Zuluaga contaría con los 127.770 votos de su partido y, según los analistas, también buena parte de los 152.459 que obtuvo el conservatismo, que dividiría ese caudal con su candidata Martha Lucía Ramírez. El Polo Democrático parte de 57.454 sin alianzas adicionales que le sumen. Así, aunque las cuentas electorales del Valle favorecen al Presidente-candidato, la cauda de votos que hay en la región significa un mercado atractivo para los candidatos que buscan nuevas alianzas para sumar más votos a su favor.La exsenadora de la U Dilian Francisca Toro, la mayor electora del Valle, cuyo grupo logró en las legislativas 150.000 votos para Cámara y 82.000 para Senado, sostiene que esta región por el número de electores es clave para los candidatos. “Es el segundo departamento más importante en votación y la gente vota un poco más en la elección presidencial. Aspiramos a superar lo logrado en las parlamentarias”. BuenaventuraAunque la zona centro-sur donde están Cali, Palmira, Buga y Tuluá, resulta ser la que pone más de 60% de los votos del departamento, Buenaventura se ha convertido en botín atractivo por estos días, no tanto por su potencial electoral, como por los réditos políticos que significaría solidarizarse con su tragedia social.De ahí que no ha sido gratuita la presencia allí de Marta Lucía Ramírez y del candidato presidente Santos. Incluso para Peñalosa su prioridad será Buenaventura.“La región por su ubicación geográfica y especialmente Buenaventura, en este momento por la problemática que tiene por resolver es muy importante y está en la primera plana nacional”, asegura Yolima Espinosa. El dirigente conservador Ary Sánchez dice que Buenaventura tiene una gran injerencia nacional y en este momento todo el país mira hacía allá, por lo que todos los candidatos quieren estar allí y generar noticia. “Buenaventura se está convirtiendo en un caso emblemático para Colombia y es clave para la economía del futuro por lo que suceda en el Pacífico. Los candidatos mandan un mensaje de querer prestarle atención y la ventaja para la ciudad es que los gobiernos venideros van a tener que atender sus necesidades”, explica el analista Fernando Giraldo. El senador Motoa, por su parte, considera que los presidenciables se están aprovechando de situación crítica por la que está atravesando Buenaventura para hacer política, lo mismo que de situaciones dramáticas como la que sufren víctimas de la violencia (policías y militares) afectadas por la acción de grupos terroristas “y digamos que esa es la politiquería, o la estrategia rastrera que aprovechan algunos candidatos”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad