Campaña presidencial fría, con aspirantes muy difíciles de ‘vender’

default: Campaña presidencial fría, con aspirantes muy difíciles de ‘vender’

Observadores dicen que, a menos de un mes de las elecciones la campaña parece no despegar. Coinciden en que los candidatos son inteligentes pero no saben hacer política.

Campaña presidencial fría, con aspirantes muy difíciles de ‘vender’

Abril 27, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País, Bogotá
Campaña presidencial fría, con aspirantes muy difíciles de ‘vender’

A los candidatos les quedan tres semanas de campaña, ya que la Ley establece que la semana previa a las elecciones no se pueden hacer actos públicos.

Observadores dicen que, a menos de un mes de las elecciones la campaña parece no despegar. Coinciden en que los candidatos son inteligentes pero no saben hacer política.

El conteo regresivo ya comenzó. Solo restan 28 días para que los colombianos acudan a las urnas para elegir al nuevo Presidente de la República, pero, en el ambiente, hay un halo de incertidumbre, todo por cuenta de que -hasta el momento- ninguna de las campañas ha despegado o, por lo menos, ha sido visible para que los ciudadanos tengan mejores elementos de juicio para tomar una decisión de carta a los comicios del 25 de mayo.Esta es la escena que observan los analistas consultados por El País, quienes hablan de una campaña fría, sin debate y con ausencia total de propuestas que solo se ha limitado a la reacción de los hechos del día, con un ingrediente adicional: poco carisma entre los aspirantes.En una primera instancia, el exministro Camilo González Posso reconoció que la actual “es una campaña fría” porque “mucha gente no conoce a todos los candidatos y menos sus planes de Gobierno”.Para el exministro es evidente que el hecho que las campañas no hayan despegado se debe a que “son candidatos de bajo perfil, incluyendo al presidente Juan Manuel Santos, quienes no muestran un liderazgo ni una fuerza de convocatoria”, razones por las cuales anota que “es evidente que no hay controversia, ni siquiera frente al tema de la paz”.Otro de los que considera que la campaña se encuentra en un punto muerto es el analista Rafael Nieto, quien, sin embargo, espera que “deberán despegar en algún momento, el tiempo se agota”.Nieto tiene una mirada colateral a la situación que se vive en el actual proceso y la enfoca a los hechos recientes que han ocurrido en el país, que han desviado la atención de los medios de comunicación.“Los medios no han prestado la atención suficiente a la campaña, se han quedado en otras noticias que se han llevado la atención de la opinión pública”, anota el analista, quien pone como referente “la muerte de Gabriel García Márquez y todo el episodio del alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, los cuales son solamente dos ejemplos de lo que distrae la atención de los medios”.Por esta razón, cree que “la falta de afán para pararle bolas a las campañas ha generado que haya poca atención mediática”.Dice además que existe un ingrediente que también ha hecho que “esta contienda sea aburrida” y “es la ausencia de debates que sirvan para que los ciudadanos puedan comparar, contrastar propuestas, pero eso no existe”.Entre tanto, el experto en derecho electoral de la Universidad del Rosario, José Vicente Sánchez, observa en el estancamiento de las campañas la ausencia de “un atractivo que pueda llamar la atención de la opinión pública” y en concordancia con quienes dicen que falta debate, el analista agrega que “no hay propuestas diferentes que puedan diferenciar los ciudadanos”.Coincide con Nieto con respecto a la responsabilidad de los medios de comunicación, de los que dice “tienen mucho que ver con esta situación porque no han mostrado las propuestas que se pueden haber hecho” y añade que “de todas maneras es evidente que “no existen planteamientos serioss en temas tan coyunturales como la educación, las relaciones internacionales, la seguridad ciudadana y la misma reforma a la justicia que hoy toma más fuerza que nunca por los hechos que giran alrededor del alcalde Gustavo Petro”.Agrega que son muchos los temas que existen, pero “desafortunadamente no hay debate y pareciera que no hay interés de organizar esos grandes encuentros y los candidatos no se les ve intención de asistir”, por lo cual cree que lo más sano para sacar a la campaña del letargo en que se encuentra “es que se programen esos debates y que vaya el que quiera”.Algunos sectores ven la campaña presidencial como un espacio que no ha sido aprovechado por los candidatos, sobre todo en la coyuntura actual, en medio de un proceso de paz, que podría dar un giro histórico en diferentes aspectos al país.La ex senadora Cecilia López dice que “es una lástima que se haya perdido una oportunidad de oro para haber hecho debates de altura” y añade que “ninguno de los candidatos ha podido imaginar los grandes cambios que se vienen con el proceso de La Habana”.Explica que las campañas están direccionadas a resaltar la figura personal de los políticos y “no se promovieron como candidatos, que es lo que realmente debieron hacer”.No obstante a las versiones anteriores, una mirada desde la otra orilla la da el analista Vicente Torrijos, quien sí cree que las campañas despegaron y además “son bastante atractivas”.Explica su tesis con el argumento de que hay una alteración de todos los parámetros de la vida política, ya que ahora existe el contraste entre Santos y Uribe, este último quien hoy sí representa la verdadera oposición.Sustenta que “este nuevo rol de Uribe como jefe de la oposición se da en momentos en que Colombia tiene un Congreso similar al de Venezuela, en el que existe ausencia de quien haga contraposición al Gobierno”.Llama la atención sobre el tema del proceso de paz del que dice que a diferencia del que adelantó el presidente Andrés Pastrana “hoy tenemos unos diálogos inciertos y no se sabe qué se negocia, por lo que la población no sabe para dónde va”.Ante esta situación, Torrijos reconoce que “hoy las campañas caminan en cuerdas flojas y en arenas movedizas”.Otro punto de discusión de los analistas es si en Colombia hay ausencia de líderes. Camilo González y Cecilia López consideran que hoy sí existe una crisis de liderazgo.González anota que “el desgaste de los partidos no le da credibilidad a la elecciones y eso genera apatía”, mientras que López advierte que “este país está lleno de gente inteligente, pero que lamentablemente no sabe hacer la política”.Sin embargo, Torrijos y Nieto niegan esta crisis y por el contrario dicen que los candidatos son personas capaces y preparadas.“A diferencia de Ecuador, Venezuela, Nicaragua y Bolivia, Colombia tiene cambios de liderazgo y eso representa una política refrescante y renovadora”, anota Torrijos.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad