Camila Abuabara y el drama de una lucha contra el sistema de salud

Febrero 26, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Colprensa y Redacción de El País
Camila Abuabara y el drama de una lucha contra el sistema de salud

Camila Abuabara murió a los 24 años en la clínica Las Américas de Medellín tras padecer leucemia.

El sangrado intestinal es solo una de las múltiples complicaciones que se pueden presentar tras un trasplante de médula. El drama médico y jurídico de Camila Abuabara y su lucha contra el reloj.

La historia de Camila Abuabara sigue conmocionando al país, pues su caso demuestra que no solo bastan la voluntad y la valentía para ganarle la batalla a una enfermedad, y al sistema de salud colombiano. Por eso, porque su caso pudo ser el de cualquier colombiano, es que el dolor de su familia se ha convertido en el dolor de un país. La joven de 25 años que luchó por someterse a un trasplante de médula, pues sufría de leucemia linfoide aguda, falleció la noche del martes en Medellín, 67 días después de haber recibido una donación por parte de su hermano. La causa de la muerte fue explicada a través de un comunicado firmado por Amado Karduss, director del Programa de Trasplante de Médula Ósea de la Clínica las Américas: “Desde hace 8 días Sandy Camila tuvo reactivación de una infección intestinal que afectó su colon, produjo sangrado intestinal repetido y luego migración de gérmenes que hacen parte de la flora normal del intestino a la sangre. Esto último produjo presentación posterior de un estado de choque séptico. En el día de ayer (martes) presentó paro cardio-respiratorio. Falleció a las 9:50 p.m.”, señaló la comunicación. Esto quiere decir que no fue el trasplante sino las complicaciones derivadas del transplante lo que acabó con su vida. Los restos de la joven que cursaba estudios de derecho en la Universidad Externado de Colombia están ya en Bucaramanga.Pilar Franco, una de sus tías habla de la situación de Camila tras el trasplante: “Después de las complicaciones en el pulmón vinieron problemas en el hígado, intestinos, los riñones y otros órganos. Muchas complicaciones debía sortear con el apoyo del cuerpo médico”, apuntó. Asegura que en el caso de su sobrina se perdió tiempo vital. “A Camila se le tuvo que practicar un procedimiento adicional, para que pudiera llegar al trasplante. La EPS demoró tres meses en autorizarlo, pese a las advertencias de los expertos sobre la urgencia de la autorización. La ley señala que la respuesta debe darse en 5 días hábiles. En ese tiempo mi sobrina recayó. Tuvimos que recurrir a las influencias para que autorizaran la técnica médica”, indicó Franco. La hematóloga de la Clínica de Marly, Virginia Abello, dijo que las fallas no se deben a que el tratamiento se haya hecho en Colombia o porque los procedimiento se hubieran hecho de una forma u otra, “hubiera pasado en cualquier parte del mundo”. La hematóloga aclaró que el éxito de los trasplantes de médula ósea depende, en buena medida, del estado de salud del paciente al momento del trasplante. “El porcentaje de éxito para un trasplante como el de Camila no supera el 30%, independientemente del lugar del mundo en donde se practique y en general un trasplante de médula, dependiendo de la enfermedad puede tener hasta un 60% de éxito”, enfatizó la experta.Anatomía de una luchadoraSandy Camilia Abuabara Franco padecía de leucemia linfoide aguda desde 2009. Su caso se conoció a mediados de 2014 cuando la Universidad Externado le negó la oportunidad de culminar su quinto año de pregrado en Derecho de forma semi-presencial.Interpuso una tutela a la EPS Sánitas para que le autorizara un trasplante de médula ósea en Houston, Texas (Estados Unidos). En noviembre de 2014 un juez de control de garantías de Bogotá ordenó a la EPS Sánitas autorizar el trasplante de médula ósea. La joven estuvo en el hospital MD Anderson Cancer Center de Houston recibiendo un tratamiento experimental. El Juez 28 de control de Garantías de Bogotá ordenó el tratamiento en una clínica de Medellín, donde finalmente fue intervenida.El 19 de diciembre de 2014 recibió un trasplante de células progenitoras hematopoyéticas provenientes de su hermano mitad compatible. Y el día 35 pos trasplante se corroboró que hubo prendimiento del 99,5 % del injerto (trasplante). Es decir, no fue el transplante en sí la causa de la muerte sino la infección intestinal derivada de este.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad