Caballero, la despedida del inolvidable 'Reportero de Colombia'

Caballero, la despedida del inolvidable 'Reportero de Colombia'

Diciembre 20, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Colprensa
Caballero, la despedida del inolvidable 'Reportero de Colombia'

La alcaldía de Santander de Quilichao, Cauca, donde nació Antonio José Caballero decretó dos días de duelo, por la muerte del periodista.

Los restos mortales de Antonio José Caballero Velasco serán cremados y llevados a Medellín. Sus amigos y compañeros lo despidieron.

La Iglesia de Cristo Rey, al norte de Bogotá, se quedó pequeña para la cantidad de gente que asistió a rendirle un último adiós al ‘Reportero de Colombia’, Antonio José Caballero Velasco.Familias, amigos, compañeros de trabajo, colegas de diferentes medios de comunicación, personalidades de la política, el deporte y la farándula, exsecuestrados y decenas de personas del común asistieron a la ceremonia.Monseñor Héctor Gutiérrez Pabón, Obispo de la Diócesis de Engativá, amigo personal de ‘Terciopelo’, como le decían al comunicador, presidió el oficio religioso y no ahorró calificativos para describir la personalidad de Caballero y exaltar su legado en el periodismo colombiano. Tal vez el momento más sensible fue cuando dijo: “Antonio José no ha muerto, seguirá viviendo en el periodismo colombiano”, retomando palabras similares a las del maestro de maestros, Juan Gossaín. Un fuerte aplauso interrumpió por varios minutos la liturgia.El vicepresidente Angelino Garzón, describió con detalle a Caballero. Hizo un recuento de su vida y su niñez, de sus gustos y aficiones, y habló de la estrecha amistad que los unió por muchos años.“Le gustaba mucho la comida del Valle, le gustaban mucho el Valle del Cauca y la salsa, era hincha furibundo del América. Esperamos que desde el cielo él nos ayude para que el equipo salga de la B”, dijo con sentimiento el Vicepresidente.Y contó que, como periodista, Antonio José era objetivo y sincero. “Era muy crítico, pero su crítica no era destructiva, sino argumentada, no era un crítico radical, irreverente. Yo, por eso, cuando fui Gobernador del Valle y Ministro de Trabajo, muchas veces le pedí consejos y se los escuchaba con atención”, añadió Garzón.Los restos mortales de Antonio José Caballero fueron llevados al cementerio Jardines de Paz, donde serán cremados y llevados a Medellín, donde permanecerán por siempre junto a los de sus padres. Esa fue su última voluntad.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad