Bogotá será sede del Congreso Mundial de la Misericordia

default: Bogotá será sede del Congreso Mundial de la Misericordia

Bogotá será sede del tercer Congreso Apostólico Mundial de la Divina Misericordia en agosto del próximo año, donde se espera más de 4 mil personas, de la Iglesia Católica y otras corrientes religiosas de América Latina, bajo el lema “misericordia nuestra misión en un solo corazón”.

Bogotá será sede del Congreso Mundial de la Misericordia

Agosto 08, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | Colprensa
Bogotá será sede del Congreso Mundial de la Misericordia

Monseñor Julio García, quien encabeza el comité organizador, adelanta una serie de reuniones para avanzar en la construcción de la agenda de los cinco días, a nivel temático, testimonial y cultural.

Bogotá será sede del tercer Congreso Apostólico Mundial de la Divina Misericordia en agosto del próximo año, donde se espera más de 4 mil personas, de la Iglesia Católica y otras corrientes religiosas de América Latina, bajo el lema “misericordia nuestra misión en un solo corazón”.

La Conferencia Episcopal de Colombia anunció que Bogotá será sede del tercer Congreso Apostólico Mundial de la Divina Misericordia, que se realizará del 15 al 19 de agosto de 2014. Según el cardenal Cristóbal Schönborn, Arzobispo de Viena y presidente del Congreso, “esta es una gran oportunidad para Colombia porque el país está en un proceso de reconciliación y de paz y cuanto más se conoce el mensaje de la misericordia de Dios, más se es capaz de vivir todo esto”. El evento ha tenido como sede Roma y Polonia, en 2006 y 2011, respectivamente. El próximo año es el turno de Bogotá tras un proceso de selección donde 17 cardenales del patronato de Wacom le dieron el aval a la capital colombiana para ser sede de la tercera versión. Bajo el lema “misericordia nuestra misión en un solo corazón”, el congreso espera congregar a más de 4 mil personas, de la Iglesia Católica y otras corrientes religiosas del llamado continente de la esperanza (América Latina) y otros lugares del mundo. Monseñor Julio García se refirió al congreso como una plataforma para sanar las heridas del conflicto que ha sacudido al país por más de 50 años. Sobre los diálogos del Gobierno Nacional y las FARC dijo que “la paz no se va a establecer simplemente con una firma que se pueda hacer en la Habana (Cuba) debe haber paz, reconciliación y perdón en el corazón y esto obliga a la misericordia”. El religioso agregó que “toda la problemática que estamos viviendo y experimentado en el país plantea para nosotros un desafío enorme, de tal manera que el congreso no puede ser simplemente una experiencia piadosa, tiene que tener además una trascendencia social que implique unos compromisos políticos y económicos y unas realidades muy concretas”. La comunidad católica colombiana celebró la designación de Bogotá como sede del congreso y desde ya se prepara. El comité organizador, encabezado por monseñor García, adelanta una serie de reuniones para avanzar en la construcción de la agenda de los cinco días, a nivel temático, testimonial y cultural. Por su parte, el cardenal Schönborn se encuentra en la ciudad conociendo distintos lugares con el fin de determinar el sitio oficial del congreso en la capital del país. El mensaje enviado durante la presentación del congreso apunta a que la sociedad necesita más traductores de la misericordia divina, "Dios perdona y ama con paciencia, con una mirada de bondad y no de condenación, hemos encontrado personas con una mirada buena, esa es la traducción humana de la misericordia divina y necesitamos muchos más traductores en el lenguaje de la vida cotidiana", puntualizó Schönborn.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad