Así será el revolcón que se avecina para la Justicia

Así será el revolcón que se avecina para la Justicia

Marzo 25, 2015 - 12:00 a.m. Por:
ElPaís.com.co
Así será el revolcón que se avecina para la Justicia

Después de la reunión con las altas Cortes, el Gobierno Nacional anunció una serie de medidas que serán incluidas en la reforma de 'Equilibrio de Poderes', otras como proyecto de ley, para tratar de superar la crisis de la justicia.

Con el objetivo de blindar  la integridad de la justicia y la institucionalidad, el presidente Juan Manuel Santos anunció anoche un paquete de medidas  con las que se busca superar  no solo el escándalo de corrupción que afecta la Corte Constitucional  sino la crisis de la  Rama.     Lea aquí las primeras reacciones de las medidas del Gobierno para superar la crisis de la Justicia.

El Mandatario  fue enfático al asegurar  que hay que romper “de una vez por todas, el cordón umbilical entre la política y la justicia, que tanto daño ha hecho. Esa es tal vez la mayor falencia”.

Para acabar con ese nexo y otras fallas, se aprovechará la reforma de equilibrio de poderes que entra a segunda vuelta en el Congreso de la República para incluir algunos temas que permitan rescatar la dignidad de la Justicia y preservar su integridad y la institucionalidad del Estado.

Tal como lo había dicho  en la entrevista  con   Colprensa que se publicó el domingo, Santos reiteró la necesidad de “fortalecer la institucionalidad” y “no satanizar nuestras instituciones judiciales”. “No podemos ni vamos a dar un salto al vacío”, enfatizó.  

El Mandatario reiteró  que no es necesario “revocar a todos los magistrados”, como han sugerido algunos sectores, y mucho menos “alentar la convocatoria de una asamblea constituyente”, como han pedido las Farc.

El Presidente afirmó que “cuando fallan las instituciones, es porque fallan los seres humanos” y  les hizo un llamado a las entidades encargadas de impartir justicia y a la Comisión de Acusación de la Cámara de Representantes para que “actúen con celeridad y sin cálculos políticos” en la investigación  que se sigue a magistrados  de la Corte pidiéndoles llegar hasta   las últimas consecuencias e investigar a todos aquellos sobre los que recaiga cualquier sospecha o denuncia de actuación ilegal.   

“¡Aquí no hay intocables! No podemos tolerar –¡y no vamos a tolerar!– el más mínimo indicio de corrupción entre quienes detentan las mayores jerarquías de la Justicia o cualquier otra rama del poder”, aseveró.

El Mandatario planteó cinco puntos clave en  reformas  que anunció e hizo hincapié en  que la política no intervenga más en la elección de jueces y magistrados, ni estos en la de altos funcionarios del Estado. 

Se insistirá en la creación del Tribunal de Aforados así como en la eliminación del Consejo Superior de la Judicatura. También  se creará la Gerencia para la Rama Judicial y la Dirección de la Magistratura para administrar la carrera judicial y los concursos de méritos para elegir jueces y magistrados.  Asimismo, se  prohibirá la ‘puerta giratoria’ y se aumentarán los años de  experiencia para ser elegido magistrado (ver recuadros).

El Jefe de Estado dijo que, a través del Ministerio de Justicia, se presentará  un  proyecto de ley  estatutaria, con mensaje de urgencia, que buscará establecer la autorregulación de las altas Cortes y que suspendan, como medida cautelar, a sus propios magistrados cuando se encuentren en situación patente de indignidad.

También  se presentarán otras iniciativas, entre ellas medidas para racionalizar la tutela contra sentencias judiciales, la prohibición del cabildeo judicial y la creación del Examen de Estado para abogados.

Respecto a la tutela, Santos dijo que “es para defender, sobre todo, a los más débiles y vulnerables”. Por eso es necesario, añadió, que la Corte Constitucional avance en la modificación de sus reglamentos para que la revisión de tutelas se oriente especialmente  al amparo de los derechos fundamentales de los sectores sociales más necesitados. 

“Algunos han identificado que parte de los escándalos tiene que ver con la tutela contra sentencias, que genera inseguridad jurídica y el llamado ‘choque de trenes’, y que expone a la Corte Constitucional a presiones indebidas”. Con ello se tratará de que no se menoscabe la confianza del ciudadano en ese mecanismo.

1. No más políticaEl Presidente anunció  que va a romper el vínculo entre la política y la justicia, con  la reforma constitucional de Equilibrio de Poderes que cursa en el Congreso. Allí se  buscará eliminar que   los políticos  participen  en la selección de magistrados y jueces.  Que  no  intervengan  en la designación de los altos funcionarios del Estado con representación política. Habrá  meritocracia para escoger los magistrados   y serán las Cortes quienes los designen, “sin consideraciones políticas ni partidistas”. Los magistrados y jueces no participarán  en la elección de aspirantes  a  Contralor General  y   departamentales. Se   discutirá que tampoco lo hagan en la designación del Procurador General y el Registrador Nacional. Sobre las  postulaciones de magistrados que hace el Presidente de la República, Santos dijo que habrá una autorregulación para que quienes sean elegidos sean los más capaces, los más  probos y los más éticos.Para este último tema se acogerá el texto de un decreto que propuso en el 2008 el grupo de  veedurías ciudadanas Elección Visible con el propósito de  darle trasparencia y visibilidad al mecanismo de selección con participación de la sociedad civil. Santos invitó a los otros poderes públicos a adoptar esa medida, al tiempo que les pidió a las Cortes acoger los códigos de ética de la Corporación Excelencia en la Justicia. 2. Un tribunal de aforados más fuerteSantos insistió que,  ante la ineficacia de la Comisión de Acusación de la Cámara de Representantes para investigar a altos funcionarios del Estado, se reemplazará por el Tribunal de Aforados propuesto en la reforma de Equilibrio de Poderes, pero esté tendrá  “más dientes para hacer su tarea”. El tribunal no solo investigará sino que acusará directamente ante el Congreso en pleno a los  aforados para agilizar los procesos. El Congreso, en un plazo  perentorio, evaluará  si da  trámite o no  a la acusación. El  tribunal será  técnico con miembros elegidos en concurso de méritos,  con  personas idóneas en la investigación. 3. Adiós a JudicaturaLa propuesta de eliminar el Consejo Superior de la Judicatura está contemplada en la reforma que se debate en el Congreso. Será reemplazado por nuevo modelo de administración  con presencia de las altas Cortes, con  un órgano colegiado que fijará las políticas de la Rama. La administración estará a cargo de una gerencia, con el fin de lograr una gestión judicial más simple y eficaz, pero se  respetará la autonomía del sector. A la par  se creará  la  Dirección de la Magistratura, que administrará la carrera judicial y hará  los concursos de méritos para escoger jueces y magistrados.  Con todo eso, dijo Santos, se busca   corregir y mejorar la administración de la Justicia, una de las falencias. 4. Cierra la puerta giratoriaEste tema también está incluido en la reforma, pero el Presidente insistió en que es “urgente acabarla”  para evitar que los magistrados salten de una corte a otra.    “Vamos a garantizar que quienes hayan sido elegidos para una magistratura no puedan luego votar para elegir a aquellos que intervinieron en su designación”, explicó, tras puntualizar   que  se acaba el “yo te elijo, tú me eliges”. 5.  ExperienciaEl Mandatario dijo que en la reforma se buscará que los aspirantes a magistrados sean los mejores, los de más experiencia y con un recorrido profesional suficiente para ejercer ese cargo.  Para lograrlo se propondrá ampliar a 20 años el requisito de experiencia profesional para ser elegido magistrado. “Porque lo ideal es que quien llegue a magistrado entienda que llega a la cúspide de su carrera profesional y jurídica”, añadió.
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad