Así fue el proceso que terminó en la condena de Mario Uribe Escobar

Así fue el proceso que terminó en la condena de Mario Uribe Escobar

Febrero 21, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | Colprensa

Tres años y 8 meses después de iniciado el proceso que por parapolítica se adelantó en contra del expresidente del Congreso Mario Uribe Escobar (por su elección para el periodo 2002-2006) , la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia decidió condenarlo a 7 años y 6 seis meses de prisión, además de al pago de 3.534 millones de pesos como multa, por concierto para delinquir agravado.La decisión del alto tribunal fue sustentada fundamentalmente en las declaraciones entregadas desde los Estados Unidos por el exjefe paramilitar Salvatore Mancuso (extraditado) , quien reconoció haberse reunido con Uribe y añadió que en alguna oportunidad le ordenó a sus hombres apoyar al dirigente antioqueño en sus aspiraciones políticas. Las primeras declaraciones de Mancuso contra Uribe Escobar se escucharon a mediados de mayo de 2007.A este testimonio se sumó el del ex paramilitar Jairo Castillo Peralta, alias ‘Pitirri’, quien en diferentes oportunidades habló de los nexos que Uribe habría tenido con las autodefensas. ‘Pitirri’ ha sido calificado por Uribe y sus abogados como un “mitómano” y un “matón” a quien las autoridades no han debido creerle.A mediados de 2007, cuando el escándalo de la ‘parapolítica’ estaba en pleno auge, tras aparecer en el escenario político a finales de 2006 y mientras la Corte Suprema tenía su lupa sobre varios dirigentes políticos; se conoció de la apertura de la investigación en contra de uno de los políticos más influyentes del país.Se trataba, nada más y nada menos, que del primo del entonces presidente de la República, Álvaro Uribe Vélez, Mario de Jesús Uribe Escobar.En septiembre de 2007 Uribe Escobar fue llamado a indagatoria por la Corte Suprema. Poco después, el 5 de octubre de 2007, decidió renunciar a su condición de senador, para que su caso fuera llevado por la Fiscalía General de la Nación.Ocho meses más tarde, el 22 de abril de 2008, el ente investigador, en cabeza del exfiscal Mario Iguarán Arana, ordenó la captura de Uribe Escobar, quien antes de concretarse a la orden se dirigió a la embajada de Costa Rica en donde reclamó ser cobijado con la figura de asilo político.Una vez enteradas de ese hecho, organizaciones defensoras de derechos humanos, entre ellas la que dirigía el hoy representante a la Cámara, Iván Cepeda, llegaron a la sede diplomática para evitar la concesión de ese asilo. Pocas horas después se conoció la negativa del gobierno costarricense, por lo que el dirigente político debió ser trasladado a la cárcel La Picota, al sur de Bogotá, donde en la actualidad permanece recluido.En medio de controversias, el 19 de agosto de 2009 Uribe Escobar fue dejado en libertad por orden del entonces vicefiscal Guillermo Mendoza Diago, quien sustentó esa determinación en una falla en la sustentación de la medida de aseguramiento contra el político antioqueño.El 24 de febrero de 2010, semanas después de haberse adoptado un cambio de jurisprudencia en la Sala Penal de la Corte Suprema, y de abrirse el camino para que los casos de congresistas que habían renunciado a su fuero pudieran retornar a la Corte; el alto tribunal ordenó la recaptura de Uribe, la que se produjo en Medellín. Previamente, el 21 de septiembre de 2009, ese tribunal había vuelto a hacerse con el expediente, enviado por la Fiscalía."Nunca satisfechos y en procura de lograr una representación política que compartiera sus idearios de ‘Nación’, desde aproximadamente el año 2001 diseñaron (los paramilitares) un plan de expansión que les permitiera obtener una representación nacional a través de aliados que o bien llegarían por primera vez al Congreso, o estándolo, coadyuvarían a la afirmación de sus propósitos”, señaló la Corte en su momento y agregó, en las consideraciones de su decisión, que otro de los argumentos fueron resultados atípicos de votación (según su valoración) que obtuvo Uribe en Sahagún, Montelíbano, Planeta Rica y Chinú, municipios de Córdoba.“Nunca hice pactos con Salvatore Mancuso, nunca tuve contacto con las autodefensas. Todos los votos que obtuve fueron votos limpios” . Así respondió Mario Uribe los señalamientos acerca de su cercanía con Mancuso y el favorecimiento por parte de las AUC a su campaña.Cómo puede alguien –dijo la Sala Penal en clara alusión a Mario Uribe-, “que no es de la región y que tiene una vinculación de otra especie más que política, obtener unos niveles de votación como nunca los había tenido y luego volver a sus cauces normales sin mayor explicación” . Este argumento siempre fue rebatido por Uribe. Explicó que las razones que le habían dado más votos eran su parentesco con Álvaro Uribe, el aprecio que por éste último tenían los colombianos y el conocimiento que tuvieron de su nombre (el de Mario Uribe) muchas personas que se unieron a una cadena de oración por su salud.A mediados de 2010 fue llamado a juicio por la Corte Suprema de Justicia.En la última audiencia, llevada a cabo el pasado 2 de febrero, Uribe Escobar insistió una vez más en que Mancuso se contradecía en sus versiones sobre el apoyo que le brindó a su campaña política al Senado para el año 2002.En dicha diligencia el exsenador le pidió a cada uno de los magistrados de la Sala Penal que tuvieran en cuenta que él es un “político decente” y que por lo tanto lo absolvieran con su voto. “De parte mía hay total gratitud y muchísimo respeto hacia ustedes, señores magistrados… aspiro a que me otorguen un voto favorable, es decir, un voto absolutorio” ”, concluyó.Hoy, 21 de febrero de 2011, fue proferida la condena contra este dirigente político.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad