Así fue el concierto de la Cultura Afro

Así fue el concierto de la Cultura Afro

Julio 20, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Así fue el concierto de la Cultura Afro

José Antonio Torres, ‘Gualajo’, maestro de la marimba, recibió las felicitaciones del presidente Juan M. Santos.

Una verdadera fiesta en homenaje a cuatro grandes mujeres y cantaoras, como Totó La Momposina, La Negra Grande de Colombia, Graciela Salgado y Petrona Martínez.

Las canciones de Chocquibtown, como ‘Somos Pacífico’, y ‘Rebelión’, de Joe Arroyo calentaron el Palacio de los Deportes, de Bogotá, donde se lanzó ayer, al mediodía, el Grito de Independencia de la cultura afro, negra, raizal y palenquera. Las voces negras se hicieron sentir en una tarde de palenque y cantaoras.Con un himno moderno de la raza negra, ‘La vamo a tumbar’, el grupo Saboreo prendió la fiesta cuestionándose: “Y dicen que en el mundo no hay discriminación. ¿Dónde están los reyes negros, los presidentes, almirantes y pilotos? ¿Hasta cuándo? Los negros tenemos que romper las cadenas”. A ese grito de garganta se unieron el bombo macho, el bombo hembra, el cununo macho, el cununo hembra y el guasá, mientras José Antonio Torres Solís, ‘Gualajo’, el pianista de la selva, invocaba su canción de liberación. Cuando ‘Gualajo’ se presentaba, el presidente Juan Manuel Santos se hizo presente para saludar a las cantaoras “las que cantan y oran”, como les llamó, en medio de la ovación de un público diverso, pero fundido en un mismo color. Santos aseguró sentirse orgulloso de que Colombia tenga la tercera población afro más grande del mundo.Y por primera vez, las tres negras más grandes de la música en Colombia, recibieron el tributo del Ministerio de Cultura: Leonor González Mina, ‘La Negra Grande de Colombia’; Graciela Salgado; Petrona Martínez, ‘La reina del bullerengue’ y Totó La Momposina.Cada una de ellas saldría después al escenario a desgarrar corazones con sus gargantas afinadas y dulces. El público no midió aplausos para ‘La Negra Grande’, que se creció aún más en escena. También hubo espacio para la música clásica con Betty Garcés, una voz nuestra que se hace grande en la Ópera de Colonia. Ella estuvo acompañada en el piano por Teresita Gómez. Por el escenario igualmente pasaron La Etnnia, agrupación hip hop de mayor trayectoria en nuestro país; Son Palenque y la orquesta bogotana de salsa La 33. Graciela Salgado, la otra cantaora, la de ‘Las Alegres Ambulancias’, llenó de color y música la escena.Totó La Momposina no sólo hizo vibrar las gargantas, sino las caderas que se unieron al ritmo de la música. Luego Juan Carlos Coronel le ofreció un pequeño pero merecido tributo a su amigo Joe Arroyo, al interpretar ‘Rebelión’, seguido por el público.Al final, todas las cantadoras, a una sola voz pidieron libertad con canciones como ‘Mi Buenaventura’ y ‘Prende la Vela’.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad