Así es la encrucijada postelectoral por la que atraviesa el Partido Conservador

Así es la encrucijada postelectoral por la que atraviesa el Partido Conservador

Junio 21, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País Bogotá.
Así es la encrucijada postelectoral por la que atraviesa el Partido Conservador

Marta Lucía Ramírez fue la candidata por el Partido Conservador para la presidencia de Colombia del 2014.

Sectores indicaron que la colectividad quedó fracturada luego de los comicios y que deberá definir su rumbo sobre si apoya al gobierno de Santos o se va a la oposición.

La situación postelectoral del Partido Conservador dejó entrever que la colectividad quedó dividida entre quienes apoyan al presidente Juan Manuel Santos y los que buscan alinderarse en la orilla de la oposición.La fractura, como ya la identifican algunos sectores de opinión, deberá ser curada en el menor tiempo posible, debido a que el camino de las elecciones regionales ya se comenzó a transitar y los azules no pueden dar ventajas que redunden en la pérdida de alcaldes y gobernadores con las demás colectividades.El exmagistrado Eduardo Cifuentes dice que, sin duda alguna, “el Partido Conservador quedó muy dividido” y explica que “en estos momentos se advierte un sector parlamentario mayoritario que está dispuesto a continuar apoyando al presidente Juan Manuel Santos y su proceso de paz como lo viene manejando, pero anota que “existe otro sector que se encuentra en la orilla opuesta y es el que lidera Marta Lucía Ramírez, quien exige que se haga un diálogo pero con condiciones”.A su turno, la politóloga Arline Tickner observa que “el Partido Conservador queda relativamente fraccionado”, pero le suma que esa situación lo deja en un grado de debilitamiento, debido a que “está el sector que está alineado al Presidente y los que están con la línea de Ramírez y Óscar Iván Zuluaga, con una votación conservadora que no se traduce en un empoderamiento, precisamente, por la fractura que se evidencia”.Desde la óptica del analista León Valencia es claro que “definitivamente el Partido Conservador queda en una situación muy confusa”, en la medida en que considera que “en estos momentos Ramírez, con sus dos millones de votos, se fue a la campaña opositora de Zuluaga y hoy reclama la jefatura del partido para sustraerlo de la Unidad Nacional”.Para Valencia es clara la fractura que existe en el interior del Partido Conservador y coincide con el hecho que “existe un grupo que se quiere mantener en la Unidad Nacional y el otro que no”. Sin embargo, cree que “ese grupo que está alineado con el presidente Santos y con los partidos de la coalición es el que quedó mandando porque serán ellos los que tomen decisiones, más cuando tienen su representación validada porque ostentan ya sus credenciales de congresistas”.En una mirada más pausada, el analista Camilo González Posso asegura que “pienso que el Partido Conservador ha estado siempre compuesto por diferentes corrientes” y explica que hubo una época en que se dividió entre el laureanismo y el ospinismo y luego se dieron más diferencias.Con base en lo anterior, González Posso reconoce que en los actuales momentos “hay una mayoría que busca el realineamiento del partido con el gobierno del presidente Santos, sobre todo con el proceso de paz, tema que se volvió coyuntural para las partes”.Lo que viene En medio de la situación por la que se encuentra el partido, los analistas creen que el único camino que tiene la colectividad es buscar un consenso interno, de tal manera que no termine afectado como partido que lo pueda llevar a una crisis más profunda.Uno de los que cree que las cosas cambiarán antes que termine el presente año es Camilo González, quien dice que “antes de agosto habrá movimientos al interior del partido, ya que si bien van a respetar las posiciones existentes porque los partidos no son monolíticos, los que dicen buscar la oposición terminarán llegando a acuerdos temáticos con el Gobierno”.Por su parte, Alfredo Beltrán no descarta que una parte del conservatismo tenga una participación en el Gobierno que se posesiona el 7 de agosto, incluso advierte que “con este panorama quienes decidan irse hacia la oposición saben que tendrán que asumir consecuencias por ese alinderamiento”.Entre tanto, León Valencia comenta que “todo será resuelto en la junta parlamentaria del partido, ya que, en últimas, todos estarán con el Gobierno y buscarán cuotas para mantener la vigencia política que requieren”.De hecho, Valencia tiene una tesis que podría impulsar a los conservadores más hacia el apoyo a Santos que quedarse en la oposición acompañando al uribismo representado en el Centro Democrático.“El Partido Conservador está en una paradoja por su subsistencia ya que si ellos se van con la Unidad Nacional garantizan una presencia autónoma en el escenario político, pero si lo hacen con el Centro Democrático terminarán absorbidos por el uribismo y perderán toda identidad. Esa es la situación que manejan hoy en día”, dijo el analista.Pero el tema no para ahí. Actualmente ya se comenzó a armar el partidor de las elecciones regionales, que se realizarán en octubre del año entrante, y en la que ya muchos partidos comenzaron a trabajar para lograr una mejor presencia regional. En este aspecto, el exmagistrado Beltrán enfatiza que “sencillamente el conservatismo recaudará los votos proporcionalmente a su presencia política, es decir que si ellos mismos desaparecen del escenario tendrán problemas a la hora del recaudo de los sufragios”.En contraste, Camilo González Posso cree que a los conservadores no les ha ido mal en las urnas y se refiere a que en las elecciones parlamentarias lograron tener una buena presencia en el Congreso y lograron buen caudal en la Presidencia. Recalca que “ningún partido conservador en el mundo se ha mantenido tanto como el colombiano que data desde 1850”.Mientras tanto, la politóloga Arline Tickner sentencia que “sencillamente todo está por verse, porque el termómetro de esas elecciones será la conducta interior que muestre el Partido Conservador con sus congresistas después del 7 de agosto”, por lo que cree que “este comportamiento será la imagen que van a proyectar a sus miembros que tomarán decisiones el año entrante”.Vea aquí toda la información sobre las elecciones presidenciales de 2014.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad