Así comienza la carrera por las alcaldías de Cali, Bogotá, Medellín y Barranquilla

Así comienza la carrera por las alcaldías de Cali, Bogotá, Medellín y Barranquilla

Junio 22, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Hugo Mario Cárdenas López | Reportero de El País
Así comienza la carrera por las alcaldías de Cali, Bogotá, Medellín y Barranquilla

En las próximas elecciones regionales, a celebrarse el domingo 26 de octubre del 2015, los colombianos elegirán alcaldes, gobernadores, integrantes de los concejos, de las asambleas y sus representantes en las juntas administradoras locales.

Pasadas las presidenciales, el pulso entre el uribismo y la Unidad Nacional será por el poder local en alcaldías y gobernaciones.

Los resultados de las elecciones presidenciales del pasado 15 de junio marcaron el punto de partida para los comicios regionales de octubre del 2015, cuando se escogerán las autoridades locales y departamentales.Si bien los resultados del domingo son un referente sobre las posibilidades de éxito que podría tener cada partido, consideran los analistas que la elección de alcaldes y gobernadores tendrá un comportamiento muy distinto porque lo que en los comicios regionales se pone a prueba todo el poder de las maquinarias, los intereses particulares y la astucia clientelista.Pero más allá de ello, las regionales del 2015 tendrán otro ingrediente especial: será el próximo escenario en el que midan fuerzas la Unidad Nacional y el Centro Democrático porque buena parte de las candidaturas y alianzas ya quedaron amarradas en la campaña presidencial.Así lo aseguró el analista y politólogo Alfredo Rangel, senador electo por el Centro Democrático, quien cree que “ese será el nuevo episodio de confrontación política de las dos principales fuerzas que se han consolidado en Colombia y los dos sectores en torno a los cuales ha quedado dividido el país político”.“Aquí el tema es que el Centro Democrático tiene una gran ventaja porque tenemos la votación en torno al partido, mientras la votación de la Unidad Nacional está dispersa en muchas colectividades que tiene sus propios intereses”, explicó Rangel.El también analista Diego Luis Sánchez no cree que la lucha por el poder regional resulte muy marcada por los resultados de las pasadas elecciones presidenciales porque muchas de las alianzas que hubo en torno a Santos o a Zuluaga, por ejemplo, se van a deshacer en la lucha por el poder local y regional; incluso, habrá división entre los mismos partidos de la Unidad Nacional”.“Lo que es un hecho en Colombia es que la gente no vota por alianzas partidistas ni por propuestas, sino por personas. Es por eso que los resultados del próximo año no serán un reflejo de esta contienda presidencial porque buena parte de los electores no votó por Juan Manuel Santos, sino por la esperanza de la paz; y otro sector no votó por Santos, sino contra Uribe”, aseguró Sánchez.La pugna por las capitalesLa vocación de poder, razón de ser de los partidos, tampoco será camisa de fuerza para desechar alianzas en las principales ciudades del país, donde un los alcaldes no suelen ser elegidos por un solo partido. El triunfo dependerá, dicen los especialistas, de lo cohesionada que esté la Unidad Nacional o que sigan unidos el Centro Democrático y el conservatismo.Carlos Ruiz, politólogo y analista del Politécnico Gran Colombiano, cree que la disputa por el poder local, como se vivió en las presidenciales entre la Unidad Nacional y el Centro Democrático, se repetirá en ciudades como Bogotá, Cali, Medellín y en Barranquilla.“En las capitales más importantes del país va a predominar la confrontación entre el uribismo y la Unidad Nacional, sobre todo con el Partido Liberal. De hecho, esta semana hubo un tuit del expresidente Ernesto Samper en el que aseguró que el apoyo de Clara López al presidente Santos obliga a los liberales a considerar un respaldo a su candidatura a la Alcaldía de Bogotá”, señaló Ruiz.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad