Así avanza la investigación contra exfiscal anticorrupción

Julio 13, 2017 - 07:13 p.m. Por:
Agencia Colprensa
Luis Gustavo Moreno

Luis Gustavo Moreno, director de la Unidad de Anticorrupción de la Fiscalía, sindicado por soborno.

Colprensa

Este viernes el exdirector de la Unidad Anticorrupción de la Fiscalía, Luis Gustavo Moreno, se debe presentar a la audiencia de imputación de cargos de manera virtual. 

Lea también: Los enredos del fiscal anticorrupción que cayó por corrupto.

Moreno, jefe de la unidad anticorrupción, fue capturado precisamente por ese delito el pasado 27 de junio, ya que de acuerdo a las investigaciones, el exfuncionario habría recibido dinero del exgobernador de Córdoba Alejandro Lyons, para favorecerlo en procesos judiciales que se adelantan en su contra.

Estos hechos habrían ocurrido en Estados Unidos, en medio de una visita turística en la que Luis Gustavo Moreno le habría pedido 400 millones de dólares al exgobernador, hoy procesado también por corrupción, para ayudarlo en los procesos que se le adelantan en Colombia.  

De acuerdo con los cotejos revelados por la Fiscalía, Moreno no habría actuado sólo, por ello, el mismo día de su detención se registró la captura del abogado Leonardo Luis Pinilla, a quien el ente acusador lo catalogó como el 'compinche' del exfuncionario.

Le puede interesar: Procuraduría también investigará a Luis Gustavo Moreno, exfiscal anticorrupción.

Precisamente, estos dos personajes fueron solicitados en extradición por parte de la Corte Federal para el Distrito sur de la Florida, (Estados Unidos), por el delito de conspiración para lavar activos con el fin de promover el soborno y la corrupción en Colombia, mientras en el país se les acusa de concusión.

En medio del escándalo en el que se vio afectada la Fiscal General de la Nación, el jefe del organismo, Néstor Humberto Martínez, catalogó como un “agravio” la actuación del exfuncionario y aseguró que fue “infiel” a la confianza que se le brindó para contribuir al desarrollo de los programas de la entidad.

Lea también: Los enredos del fiscal anticorrupción que cayó por corrupto

Pese al pronunciamiento de Martínez, lo que queda en tela de juicio es la exigencia de la entidad a la hora de seleccionar sus funcionarios, pues, se conoció que Moreno fue el único aspirante al cargo quien pasó la exigente prueba de polígrafo y los requisitos de las autoridades norteamericanas.

Aceptará cargos 

El abogado Francisco Bernate, defensa del acusado, aseguró que Moreno aceptará los cargos que le impute la Fiscalía General de la Nación, por lo que está dispuesto a asumir las consecuencias de sus actos mientras fungió como director de la Unidad Anticorrupción del ente acusador.

Bernate confirmó que el exfuncionario está dispuesto a cooperar con las autoridades colombianas y extranjeras, con el fin de obtener una rebaja de la pena en su condena, ya que, de acuerdo con el penalista, es posible que Moreno pague tan solo de seis a ocho años en prisión.

En contraste se encuentra Leonardo Luis Pinilla Gómez, quien no asistió a la audiencia de imputación de cargos el pasado miércoles, pese a que ya estaba recluido en un centro carcelario, ya que se negó a trasladarse al complejo judicial de Paloquemao, en Bogotá, por no contar con defensa.

Por esta, razón la Fiscalía solicitó declarar en contumacia al abogado Pinilla por presuntamente dilatar los actos por los que debe responder.

La investigación 

De acuerdo con la vicefiscal General de la Nación, María Paulina Riveros, el proceso en contra de Moreno y Pinilla “ha avanzado en tiempo récord y las autoridades estadounidenses han aportado información para llevar a cabo las investigaciones con eficacia".

La Fiscalía reveló que las autoridades extranjeras ya dispusieron agentes federales para dar inicio a las investigaciones contra el exfuncionario, razón que llevó a que el exdirector de la unidad fuera capturado en territorio estadounidense, para que pudiera responder por estos hechos en Colombia.

"Debe atender sus compromisos frente la justicia colombiana sin perjuicio de la solicitud de extradición de los Estados Unidos, desde el primer día dijimos que la lucha contra la corrupción tenía que comprometer todos los instrumentos de cooperación internacional y en ese caso es la extradición", dijo Martínez.

La investigación contra estas dos personas inició desde el pasado 12 de mayo, y han avanzado de manera progresiva, por lo que ya se están revisando los temas de extinción de dominio a los bienes de los procesados, además de los que podrían estar en cabeza de sus familiares.

Hasta el momento se ordenó la extinción a cinco apartamentos en el norte de Bogotá, que estarían avaluados en más de 1000 millones de pesos, y dos vehículos último modelo, entre otras propiedades del exdirector de la Unidad Anticorrupción.

Por el lado de Pinilla Gómez, las investigaciones también arrojaron tenía un apartamento ubicado en un exclusivo sector de Bogotá, dos vehículos y cuentas bancarias de las que aún está por esclarecerse su procedencia.

Nexos con la criminalidad 

En medio de los cotejos adelantados por la Fiscalía, se logró evidenciar que Carolina Rico Rodríguez, esposa del exfuncionario, habría estado en la cárcel el Buen Pastor de Bogotá. Según las autoridades, en ejercicio de su trabajo como abogado penalista Moreno Rivera conoció a su compañera sentimental mientras cumplía una condena por el delito de narcotráfico.

El caso por el supuesto tráfico de estupefacientes por parte de Rico Rodríguez pasó por varios escenarios judiciales, hasta el cierre con el juzgado y fiscal que la investigó. Moreno con su experiencia como penalista logró absolverla.

La mujer en este momento se encuentra vinculada a la investigación que se adelanta contra su esposo y vinculada en medio del proceso de extinción de dominio que se inició contra los bienes de Moreno, porque ella tendría algunos bienes a su nombre.

Trabajo en la Fiscalía 

Pese a que Luis Gustavo Moreno no podía llevar directamente procesos por fungir como director de la Unidad Anticorrupción, sí tenía acceso a investigaciones llevadas por varios fiscales, casos sobre los cuales, se cree, podía impartir directrices que podrían cambiar el rumbo de determinada investigación sin levantar sospechas.

Se conoció, por ejemplo, que durante los nueve meses de su gestión, Moreno habría supervisado casos importantes de corrupción en el departamento de La Guajira, donde el ente acusador pudo establecer que se presentaron irregularidades en la contratación de programas de educación, salud y obras civiles.

De acuerdo con las investigaciones, funcionarios públicos, contratistas y particulares desfalcaron al departamento. No en vano se recuerdan los nombres de Juan Francisco ‘Kiko’ Gómez y Oneida Pinto, el primero ya con una condena a 55 años de prisión por el homicidio de un exalcalde, un concejal y el conductor de este.

Pinto, entre tanto, enfrenta un proceso que la tiene a las puertas de una condena por los delitos de peculado por apropiación, interés indebido en la celebración de contratos, contrato sin cumplimiento de los requisitos legales, falsedad en documento público y falsedad en documento privado.

Las malsanas relaciones de Moreno llegarían además al departamento de Sucre, que se ha dicho también fue blanco de la corrupción. En este caso los salpicados fueron el exalcalde de Coveñas, César Serrano Romero, y cuatro funcionarios señalados por presuntas irregularidades en el contrato celebrado para “obras de protección y control de la erosión costera en la subregión del Golfo de Morrosquillo en Tolú y Coveñas”. En este caso se habla de un desfalco superior a los 10 mil millones de pesos.

Otro de los sonados casos que estaba bajo la influencia de Moreno, como fiscal anticorrupción, fue el departamento de Santander, donde en enero pasado fue detenida la directora de la Corporación Autónoma de Santander, Flor María Rangel Guerrero, y tres funcionarios más, todos por presuntas irregularidades en la celebración de contratos. Los montos de los que se habla en este caso rondaron los 3 mil millones de pesos.

Según la Fiscalía, Moreno estuvo en la supervisión de los casos mencionados anteriormente e informaron que dichos procesos son investigados por un Fiscal, con el fin de certificar si en los mismos se obró con transparencia.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad