Arrubla califica de "novelescos" los detalles sobre infiltración de la Corte

Septiembre 06, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | Colprensa

El presidente de la Corte Suprema reclamó de las autoridades continuar con las indagaciones para que los procesos no se queden en las señoras de los tintos o en los detectives del DAS, sino que se perfilen a dar con los verdaderos responsables.

Como “novelescos” calificó el presidente de la Corte Suprema de Justicia los detalles de las revelaciones que se han producido acerca de cómo fue infiltrada esa corporación por el DAS.“No hay dato de ninguna democracia en el mundo donde se haya infiltrado por un organismo estatal la Corte Suprema de Justicia. Pero hay que celebrar que la investigación viene funcionando”, dijo Arrubla para quien es claro que estos hechos lo único que demuestran es que “el aparato de justicia está funcionando… sino… miren ya donde vamos”.En todo caso, y a pesar que se han conocido algunos de los nombres de las personas que estarían en primera línea de las chuzadas ilegales, Arrubla reclamó de las autoridades continuar con las indagaciones para que los procesos no se queden en las señoras de los tintos o en los detectives del DAS, sino que se perfilen a dar con los verdaderos responsables.Y es que para Arrubla es claro que tanto María Torres como Blanca Janeth Maldonado, las dos mujeres de la cafetería de la Corte señaladas de haber infiltrado el alto tribunal con la colocación de grabadoras, son apenas el “instrumento” de lo que -dijo Arrubla- sería una empresa criminal.“Es muy importante que se llegue a toda la cadena, de donde vino el designio criminal. Yo no creo que unas empleadas de la cafetería de la Corte vayan a ser las responsables de todo… eran un instrumento”, dijo Arrubla, quien explicó las razones de estos hechos en las investigaciones que la Corte ha venido adelantando y que se relacionaban con la llamada parapolítica.Frente a las razones de fondo que podrían haber movido a dichas interceptaciones ilegales, el presidente de la Corte consideró que lo que con ello se buscaba era difamar y amenazar a los magistrados.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad