Aplazamiento de revocatoria es una jugada del Gobierno, dicen los analistas

Aplazamiento de revocatoria es una jugada del Gobierno, dicen los analistas

Febrero 13, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | Colprensa

LA revocatoria programada para el 2 de marzo fue aplazada ya que el Ministerio de Hacienda no se desembolsó a tiempo los recursos.

La sorpresiva decisión que tomó la Registraduría Nacional de aplazar, por falta de recursos, la fecha en la que los bogotanos irían a las urnas para decidir si quieren o no mantener al alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, en su cargo, alteró los cálculos políticos de todos, menos del Gobierno. La revocatoria, que inicialmente estaba programada para el 2 de marzo, es decir, una semana antes de las elecciones para el Congreso de la República, fue aplazada, pues desde el Ministerio de Hacienda no se desembolsaron a tiempo los recursos para que el ente electoral pudiera empezar a gestionar los trámites contractuales para realizar la revocatoria. Para el politólogo y magister del Instituto de Estudios Políticos y Relaciones Internacionales (Iepri), Fabián Acuña, esta fue una movida política en la que no están claros ganadores y perdedores, pero que en últimas beneficiaría al Gobierno. Sin embargo, aclara que en este proceso reina la incertidumbre. Según defiende Acuña, aplazar la fecha de la revocatoria de Petro, de modo que tenga lugar después de las elecciones del 9 de marzo en las que se elegirá la nueva composición del Congreso de la República, le da la posibilidad al presidente-candidato Juan Manuel Santos de no tener que tomar partido sobre el asuntos, como lo han pedido sectores uribistas y progresistas. De acuerdo con el experto, con cualquier pronunciamiento o posición que tome el Presidente sobre la revocatoria de Petro, puede restarle votos o bajar su favorabilidad; un riesgo que por estos días no puede correr y menos aún cuando está buscando ganar las elecciones presidenciales en primera vuelta. Para él, el hecho de que el Ministerio de Hacienda haya demorado la entrega de unos recursos que habían sido solicitados con la suficiente antelación, es un hecho que da cuenta de la intensión que tiene el Gobierno de aplazar este asunto, mientras la Registraduría “se lava las manos”. “Yo todavía no tengo un panorama claro de a quién le beneficia más. Pero yo creo que la demora le favorece al Gobierno porque le permite, antes de las elecciones al Congreso, no tener una posición frente a la revocatoria que le puede restar votos porque no la ven clara con la elección en primera vuelta”, declaró. Los verdes los más perjudicados Los defensores de Gustavo Petro fueron los más perjudicados con la decisión de la Registraduría. Aunque en un primer momento estaban reacios a la revocatoria, buscaron dilatarla, interpusieron demandas y hasta anunciaron que promulgarían por la abstención a la revocatoria de modo que la misma no consiguiera con el número de votos mínimos para que fuera válida, luego de la decisión del procurador Alejandro Ordóñez de destituir de su cargo e inhabilitar al mandatario local por 15 años para ejercer cargos públicos, el panorama fue otro. El mismo secretario de gobierno de Petro, Guillermo Alfonso Jaramillo, renunció a su cargo para estar al frente de la campaña que promueve el 'No'. Los petristas, tras la decisión de la Procuraduría y de haber observado las manifestaciones sociales que tuvieron lugar las semanas siguientes a la destitución, no solo estaban invitando a votar sino que irían a las urnas confiados en un resultado favorable, lo que a su vez impulsaría, ocho días después, la lista de la Alianza Verde al Congreso de la República. Pero al mover la fecha, los cálculos se les vinieron abajo. La Alianza Verde, que nació como una estrategia electoral en la que los Progresistas de Petro se unieron con los antiguos militantes de la Alianza Verde para conseguir el umbral, tendrá su “gran prueba de fuego” sin probarse primero en las urnas con la revocatoria. De acuerdo con Acuña, la Alianza Verde tenía como esperanza sacar una alta votación durante el proceso de revocatoria, consolidarse luego en el Congreso, para luego tener así mayor poder de negociación ante el Gobierno Nacional. El mismo Petro se pronunció sobre el asunto en su cuenta de la red social Twitter: “Aplazan la fecha de revocatoria solo porque iba a ganar el NO estruendosamente provocando la apertura de reformas democráticas”, escribió. Sin embargo, para Acuña el peor escenario para esta colectividad se daría en el caso en el que no consigan mantener su personería jurídica después de las elecciones legislativas, lo que a su juicio, golpearía también la revocatoria. Por lo pronto, los petristas, en cabeza de Jaramillo, anunciaron que interpondrían una tutela con la que buscarían evitar que la fecha se aplace, argumentando que se está atropellando al constituyente primario, es decir, el elector. Uribismo ni suma, ni restaA la campaña por el 'Sí' a la revocatoria de Petro, recientemente le llegó el exvicepresidente Francisco Santos. Para Acuña, esta fue una razón más para aplazar el momento de ir a las urnas. Con Santos “en en el ruedo”, el uribismo no sólo estaría figurando en medios de comunicación sino que insistiría en que el Presidente y otros partidos que se han quedado al marguen del debate, tomen una posición. Sin embargo, sobre si un cambio de fecha, beneficia o perjudical uribismo y al promotor de la iniciativa, el representante Miguel Gómez Martínez, Acuña asegura que buscarán revocarlo independientemente de la fecha. Aún así, el experto advirtió que en este grupo hay otro tipo de intereses, pues Francisco Santos estaría recuperando figuración en la opinión pública, pero con miras a una posible candidatura como alcalde de Bogotá, en un momento en que se quedó sin el apoyo del expresidente Álvaro Uribe. Sobre una eventual elección de alcalde de Bogotá, incluso empezaron a sonar nombres como el del padre Jesús Orjuela, conocido como el “padre Chucho”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad