Angelino Garzón, la cara social del nuevo gobierno

Junio 20, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | Colprensa
Angelino Garzón, la cara social del nuevo gobierno

Angelino Garzón, vicepresidente electo de Colombia, junto a Juan Manuel Santos.

Sindicalista de tiempo completo, defensor de lo social y político de centro izquierda, hoy Garzón se consolida como el vicepresidente de Juan Manuel Santos.

Perfil Equipo Programa Resultados Hoja de Vida Vicepresidente Fortalezas y Debilidades Es hijo de doña Concepción. Ese es el primer dato para empezar a dibujar a un hombre que, según él mismo, es la construcción de una vida al lado de una madre trabajadora, de la que aprendió todo lo que es. Entre estos elementos, la religión (devoto furibundo del Señor de los Milagros de Buga), la tenacidad frente al trabajo (de niño le ayudaba a su madre en las ventas de la galería) e, incluso, la debilidad por la avena.Es el esposo de Monserrat Muñoz, una española de recio carácter que además es su principal consejera, y padre de Ángela, filósofa de profesión, y Jenny, una arquitecta que falleció hace algunos años y quien siempre será el recuerdo que le quiebra la voz.Nació el 29 de octubre de 1946, en Cerrito, Valle, ha sido desde muy joven un permanente líder de los derechos sindicales y sociales, lo que le permitió entrar a participar de lleno en el escenario de la vida política nacional.Este comunicador social de la Universidad Jorge Tadeo Lozano llega a la Vicepresidencia de la República a los 63 años, luego de haber sido embajador en Suiza, Gobernador del Valle, Ministro de Trabajo, miembro de la Asamblea Nacional Constituyente de 1991 y presidente de la Central Unitaria de Trabajadores, CUT. En su paso por el Palacio de San Francisco, frente a los destinos del Departamento, se caracterizó por su sentido social, sencillez y hasta sus intensas jornadas de labores, que comenzaban con consejos de gobierno a las cuatro de la mañana. Sin embargo, también se le recuerda, como relata uno de los ex funcionarios de la Gobernación, por su terquedad, como en el caso de la resistencia a pagar una deuda a la firma Cisa por obras en la vía Cali-Candelaria, pese a que había varios fallos que la sustentaban. Una de las críticas que en su momento le hicieron a su gobierno era la concentración del poder y los numerosos trámites que implicaba cualquier procedimiento, que por lo general debía pasar por sus propias manos o de las de su equipo más cercano.Quienes han trabajado con él lo describen como un jefe respetuoso, ordenado al extremo, casi sicorrígido, enemigo de la soledad, noble, de memoria milimétrica, reservado y muchas veces desconfiado.Polémica decisión. El arribo de Garzón a la candidatura de Juan Manuel Santos fue casi una bomba para una región, que siempre lo ha asociado con la izquierda pese a que él aún explica que llegó a la Gobernación con el apoyo de una alianza de grupos ciudadanos y no por el Polo Democrático Alternativo.Personas cercanas a su entorno afirman que su familia fue la que expresó inicialmente más reservas frente a su alianza con el Partido de La U, pero que después se convirtió en su más fuerte respaldo. Algunos lo han calificado de oportunista por dicha decisión. El ex candidato presidencial Gustavo Petro, presidente del Polo Democrático Alternativo, lo califica como “alguien que cambia permanentemente de criterios y ha estado en todos los últimos gobiernos, pese a que eso implique variaciones fundamentales en sus posturas”.Desde la Vicepresidencia, esto, señala Petro, si se trata con mucho cuidado puede ser utilizado como puente entre los sectores, “pero en general es algo que genera desconfianza”.Garzón significó para la campaña de Santos el acercamiento con sectores como algunos sindicatos, así como otras organizaciones sociales que estaban distantes del candidato presidencial.Con la llegada de este hijo de la Ciudad Señora a la Casa de Nariño, también entrarán a este escenario la adicción al ‘mecato’ y un hombre que, como lo describe una de sus ex funcionarias, “no está acostumbrado a estar en la sombra”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad