Andrés Calamaro y las tesis del salmón

Andrés Calamaro y las tesis del salmón

Julio 05, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Sergio Villamizar | Colprensa

Este lunes cerrará el Festival Rock al Parque, cumpliendo su concierto cien desde su retorno en el 2005. El miércoles realizará un concierto en Medellín.

El twitter es el mejor aliado de Andrés Calamaro. Allí tiene la oportunidad de comunicarse con todo aquel que lo quiera leer, siempre bajo un límite de 140 letras por mensaje.Esa obligación de medirse en el número de palabras le permite ser más exacto y concreto, a diferencia de lo que ocurre en una entrevista en directo o una rueda de prensa. Si Calamaro hubiera decidido ser candidato presidencial habría perdido las elecciones siendo acusado de enredado o poco claro.Es indispensable la concentración total en sus palabras para entender que él no se va por las ramas, sólo genera todo un amplio contexto en cada una de sus respuestas, en las que viaja por el tiempo, personas y situaciones. Incluso los prolongados silencios son claves en sus respuestas.Cada una de las intervenciones del llamado 'El Salmón', puede durar de diez a quince minutos, por lo que una larga entrevista puede estar conformada por tres preguntas y durar fácilmente tres cuartos de hora.Así ocurrió este fin de semana, preparándose para lo que será su show de cierre del Festival de Rock al Parque en Bogotá y su concierto el próximo miércoles en Medellín. Con muchas ganas de hablar y como siempre, lanzando dardos para alimentar la controversia en diferentes aspectos.Por esto, lo mejor es presentar el diálogo, el monólogo Calamaro, a través de los temas que él quiso tocar.Entre el álbum y la música en vivoUna grabación de un álbum puede ser una colección de canciones. También puede ser una propuesta conceptual independiente; discos muy diferentes entre sí. Puede ser un intento de reinventarme en un estudio de grabación o puede ser un accidente conceptual y vital.Después de 'Los Rodríguez' en mi currículum discográfico contemporáneo existen discos que por algún motivo son prácticamente imposibles de trasladar al escenario. Yo creo que es interesante hacerlo así.'Calamaro on the rock' es un trabajo en estudio con la participación de figuras como Vicentico, Calle 13 y Bunbury, que es complicado trasladarlo al escenario.Nosotros pensamos que los conciertos son una cosa independiente de los discos y nos gusta que así sea, aunque elegimos algunas canciones que vamos a estrenar, pero no se me pasó por la cabeza presentar el disco entero en vivo como lo hacen otros artistas, como “Catupecu Machu” o Gustavo Cerati que salieron a presentar sus álbumes íntegros.La gira actualIntentamos refrescar el repertorio. Miramos la carpeta de canciones que hacíamos el año pasado y elegimos cuáles no queríamos repetir. Entonces ensayamos canciones que no eran habituales en nuestro repertorio. Miramos álbumes como Alta Suciedad, Honestidad Brutal o El Salmón para tocar temas que no los habíamos tocado nunca. Quizás en los próximos años el destino de algunas canciones de 'Calamaro on the rock' nos obligue amablemente a tocarlas para cantarlas en directo.No siento que tenga un compromiso con presentar este nuevo disco. Por otro lado me doy cuenta que mi público quiere llegar al concierto para encontrarse con las canciones que quiere escuchar y quiere cantar.En vivo lo que nos gusta es gustar y gustarnos. Podríamos seguir haciendo conciertos y giras sin hacer más discos ni escribir más canciones y aún así tendríamos un repertorio bastante amplio para variar y hacer shows completamente distintos.Sería maravilloso convertirnos en una JamBand y dedicarnos a preparar fragmentos instrumentales mucho más largos, tocando canciones sin melodías, sin estribillos y nos encontraríamos cómodos con ello porque fue lo que hicimos toda la vida.Jazz band rockÁlbumes de Calamaro en el futuro.Mientras la realidad me lo permita soy y seguiré siendo un artista discográfico, comprometido en reinventarme a través de las grabaciones. Mi intensión es hacer grabaciones inclusive alejadas del formato de canciones o de melodía.Cuando publicamos El Salmón, por sonido y por concepto de disco interminable, o en Obras Incompletas, me di cuenta que son mis grabaciones favoritas, porque son las antípodas de temas como Soy Tuyo o Mi Gin Tonic, que fueron éxitos radiales. Álbum 'Calamaro on the rock'.En el 2008 comenzó una nueva etapa musical en mi vida. Encontré una serie de músicos sin compromisos para conformar una banda duradera, pues llevaba años con agrupaciones prestadas de “Bersuit” y Ariel Rott. Ahora era mi banda.Con ellos creamos 'Calamaro on the rock', el concepto inicial, que cambió de manera positiva con la aparición de la gran cantidad de invitados.Este es un disco de autogestión pura. Candy Caramelo se eligió dentro de la banda para organizarlos y para llevar las canciones bien al estudio. Él acaba de grabar su propio disco, entonces venía afilado y con deseos de seguir grabando. Me pareció el mejor momento de compartir con mi amigo esa responsabilidad de producción que siempre había sido mía.Muchas de estas grabaciones se hicieron a 15 mil kilómetros de distancia del estudio, por lo que mi confianza fue total en Candy.Invitados 'On de rock'Hicimos cosas como Insoportablemente Cruel con Calle 13, que tiene un funky ahumado, los colores mágicos del piano de José Reinoso y la trompeta de Jerry González. La trompeta de Jerry ya justifica la existencia del álbum.Te Extraño, la ranchera de 'Te solté la rienda' con estas guitarras americana hawaiana junto a Enrique Bunbury. Me parece que es un disco interesante y como dice Bob Dylan, “siempre hacemos los álbumes como si fueran nuestros discos definitivos”. Todos son discos importantes, pero el destino es caprichoso porque no sabes si el público y la crítica te van a acompañar y mucho menos ahora en donde no sabemos qué es el éxito.Crisis del discoDicen que la crisis se traduce en la disminución de la venta de discos. Yo sospecho que hay más allá, porque hay otras formas de escuchar música, siento que hay más gente escuchando música. Estamos cambiando nuestras costumbres y la sociedad se convierte en un sistema digital en lo que se llama el intercambio de link, que ya no es piratería o bajada ilegal, que a la velocidad que va la vida ya no tiene importancia. Mientras pueda seguir haciendo música seré feliz sin importar la forma como esta llegue al público.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad