Analistas ven difícil que Óscar Iván Zuluaga repita fenómeno de Uribe en 2002

Analistas ven difícil que Óscar Iván Zuluaga repita fenómeno de Uribe en 2002

Octubre 28, 2013 - 12:00 a.m. Por:
ElPaís.com.co | Colprensa.
Analistas ven difícil que Óscar Iván Zuluaga repita fenómeno de Uribe en 2002

Con el 56 por ciento de los votos a su favor, el exministro Óscar Iván Zuluaga fue escogido como el nuevo candidato presidencial por el Movimiento Uribe Centro Democrático.

Falta de carisma, no ser político neto y la posibilidad de enfrentar a un presidente en reelección, son algunas de las razones que los analistas exponen.

Tras la designación del ex ministro de Hacienda Óscar Iván Zuluaga como el candidato del Uribe Centro Democrático, sin importar que en las encuestas no era el que mejor marcaba en ese grupo político, se volvió a recordar el fenómeno que pasó en 2002 cuando Álvaro Uribe Vélez ganó la Presidencia de la República, después de haber arrancado prácticamente de cero en las encuestas. En ese año Álvaro Uribe Vélez ganó la elección teniendo como principal bandera el discurso fuerte y de tono guerrerista para enfrentar a la guerrilla de las Farc, una línea de pensamiento que en este momento usa Óscar Iván Zuluaga, al asegurar que acabará el proceso de paz y que acabará con el “grupo narcoterrorista” de las Farc. Aunque el discurso sea el mismo -un tema que genera pasiones entre los electores-, la realidad política es muy diferente hoy porque Zuluaga no tiene el mismo carisma que Uribe y porque en 2002 la reelección presidencial no existía y hoy hace parte de la Constitución, alternativa que estaría próximo a aceptar el presidente Juan Manuel Santos, ir de nuevo por cuatro años más de poder. En opinión de la politóloga y directora de la Misión de Observación Electoral, Alejandra Barrios, es muy difícil que se pueda volver a repetir un fenómeno político de ese tipo. Considera que en 2002 Uribe “venía en la recordación de los colombianos por su gestión que hizo como gobernador de Antioquia, pero en la situación de Zuluaga su labor pública no ha sido tan notoria”. El senador de Cambio Radical, Carlos Fernando Mottoa, coincide con Barrios en el sentido que no se puede comparar el trabajo hecho en un departamento como Antioquia por parte de Uribe, que la figuración de Zuluaga en Caldas, de donde fue alcalde de un municipio y senador que representó los intereses de los electores de esa región. “Él a diferencia de Uribe tiene que empezar a darse a conocer no sólo en Caldas sino en todo el país”, sostiene Mottoa, quien precisa que Zuluaga no tiene el mismo carisma que el expresidente Uribe. Una idea similar expresa el senador conservador Eduardo Enríquez Maya, quien asegura que si bien Zuluaga tiene una hoja de vida como profesional muy importante no es político y pesa más su imagen de economista. Los senadores Mottoa y Enriquez, como también la politóloga Barrios, destacan de Uribe su forma de llegar a los ciudadanos, situación que no ven sea un punto a favor de Zuluaga. Quien si advierte que ese fenómeno sería posible que se repita es el exprecandidato Carlos Holmes Trujillo, a quien ve como una figura que empezará a crecer y ser reconocido por los colombianos como el representante de la ideas uribistas. “Óscar Iván es un gran estadista, es un hombre de gran formación. Ya el país que empezará a mirarlo más detenidamente se dará cuenta de la formación de Zuluaga, de las convicciones que tiene Óscar Iván y de lo importante que será para nuestro país su ejercicio como Presidente”, indicó. Una de las directas competidoras de Zuluaga, la candidata presidencial del Polo Democrático, Clara López, aunque ve lejana la repetición del fenómeno Uribe 2002, reconocer podría darse. “Uno nunca sabe. Los procesos electorales y la propaganda que se hace alrededor de ellos puede generar efectos y resultados. En este momento no se vislumbra que eso vaya a pasar”, sostiene. Para López, la opción “no es entre más de lo mismo y más de lo mismo, es entre más de lo mismo y una alternativa. Creo que la tercería confunde esa opción”, concluyó. Lo único cierto es que sólo el paso de los días y la `calentura´ de la campaña irá mostrando si el fenómeno Uribe 2002 se repite con Zuluaga 2014.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad