Analistas dicen que viajes al exterior de Santos, son para posicionar a Colombia

Junio 17, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País, Bogotá.
Analistas dicen que viajes al exterior de Santos, son para posicionar a Colombia

Una semana estuvo el presidente Juan Manuel Santos en Medio Oriente. Allí conversó con sus homólogos sobre economía, firmó tratados de libre comercio y promocionó el proceso de paz que se lleva a cabo con las Farc en La Habana.

El Primer Mandatario ha logrado la firma de tratados comerciales con diferentes naciones, pero lo que más se destaca fue entrelazar relaciones con países como Turquía, Singapur, China y Japón, los cuales no habían sido tenidos en cuenta en anteriores administraciones.

Las relaciones internacionales, los acuerdos comerciales, la colaboración bilateral y la búsqueda de apoyo para el proceso de paz con las Farc son algunos de los logros que el presidente Juan Manuel Santos ha obtenido en sus 60 viajes al exterior, dentro de la política exterior que adoptó desde su primer día de Gobierno.Si bien hay sectores que ya comenzaron a criticar estos viajes presidenciales, hay quienes reconocen que lo que está haciendo el Jefe de Estado es mostrar más el país en el escenario internacional. De hecho, hasta hoy el presidente Santos ha hecho 35 visitas a 17 países de América Latina, Canadá y Estados Unidos; en Asia, ha visitado cinco países en igual número de viajes; a Europa ha ido siete veces y ha estado en cinco naciones. Se dice que para lo que resta del año, tiene pensado ir a países de África y Oceanía, con lo que terminaría haciendo cobertura de todo el planeta en lo que queda del 2013.En estos viajes, el Primer Mandatario ha logrado la firma de tratados comerciales con diferentes naciones, pero lo que más se destaca fue entrelazar relaciones con países como Turquía, Singapur, China y Japón, los cuales no habían sido tenidos en cuenta en anteriores administraciones.Asimismo, hay quienes consideran que esta presencia en otros países del Gobierno es clave para Colombia, ya que se internacionaliza la imagen del país y se mejora su reconocimiento.En este sentido, el analista Fernando Giraldo dijo que esta política exterior del Presidente pone a Colombia en el concurso internacional, que comienza a hablar del país y eso “hace que se note la presencia de Colombia un poco más en el escenario internacional”.La senadora del partido Mira Alexandra Moreno Piraquive también observa el lado positivo de los viajes presidenciales, debido a que considera que “lo más importante es que están mostrando los nuevos indicadores de Colombia en la lucha contra la pobreza, eso llama la atención de los inversionistas”.La senadora tiene su propia traducción a las pretensiones del Jefe de Estado con este tipo de viajes: “El Presidente, con una visión futurista, le apuesta a que Colombia sea protagonista en el escenario internacional”.La exministra Marta Lucía Ramírez tiene una doble visión de esta política externa. Por un lado, dice que si bien es necesario que Colombia tenga una mejor presencia internacional, también lo es que el Gobierno debe determinar cuáles son los escenarios que requieren la presencia del Presidente y cuáles de los demás funcionarios del Estado, porque si bien la política exterior está en manos del Jefe de Estado eso “no significa necesariamente que deba él personalmente liderar toda la agenda de viajes oficiales”.La analista Sandra Borda recientemente escribió que más que hacerse la pregunta del por qué el Presidente viaja tanto y entrar en discusiones que no tienen peso, lo que se debe hacer —según la politóloga— es “exigir más información al Gobierno sobre los propósitos de estos viajes. ¿Qué temas se van a promover? ¿Con qué criterios se puede evaluar el resultado de cada gestión diplomática? ¿Cuánto se gastó y qué se obtuvo a cambio?”.Según la investigadora, lo ideal sería que la Canciller rindiera cuentas públicas después de cada viaje y hacer un balance de resultados.Algunos críticosNo obstante, que los resultados de los viajes son tangibles como lo advierten los analistas, existen sectores que consideran que esta labor de política exterior no está funcionando.El analista Vicente Torrijos considera que “se está politizando la política internacional y las relaciones exteriores, supuestamente para mejorar en las encuestas que tienen tan deprimido al Gobierno” y al referirse al último viaje de Santos a Israel deja claro que “si no se hubiera hecho, no hubiera pasado nada en materia de política exterior, porque para firmar un TLC no era necesario hacer semejante despliegue”.Torrijos considera que las salidas del Presidente al exterior se han aumentado porque “ningún frente de trabajo a nivel interno le reporta frutos” por lo que decidió salir del país para explorar el comportamiento de su imagen a nivel internacional.De hecho, desde el mismo Congreso se advierten críticas, como las que ha lanzado el senador Jorge Enrique Robledo, quien ha dicho que el TLC con Estados Unidos no ha funcionado en Colombia y, por el contrario, sus efectos nocivos ya afectan a muchos sectores importantes de la economía y añade que eso ocurre igual con todos estos tratados que se han firmado.La representante a la Cámara Ángela Robledo dice que el problema no es que el Presidente viaje sino que “no lo haga en Colombia” y enfatiza que son muchos los problemas que existen, al considerar que el país tiene muchas necesidades graves por solucionar, pero el Gobierno “decide viajar por el mundo”.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad