Alerta por violaciones de derechos humanos a colombianos deportados

Agosto 28, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co
Alerta por violaciones de derechos humanos a colombianos deportados

En la visita del defensor del Pueblo, Jorge Armando Otálora, a la zona fronteriza, se había acordado una cita con el Gobernador del Estado venezolano Táchira que no se dio.

Defensor del pueblo aseguró que se no se están cumpliendo, en totalidad, los protocolos de deportación de Venezuela. ONU pide a Colombia y Venezuela resolver la crisis mediante el diálogo.

El defensor del Pueblo, Jorge Armando Otálora, se dirigió a la frontera con Venezuela este jueves y aseguró que existen violaciones a los Derechos Humanos de los colombianos. 

Lea también: Tambalea relación entre Colombia y Venezuela por crisis en la frontera

En la visita se había acordado una cita con el Gobernador del Estado venezolano Táchira, que no se dio. Otálora aseguró que se no se están cumpliendo, en totalidad, los protocolos de deportación de Venezuela.

"Ha habido una violación directa de la misma autoridad venezolana, que trae una ley con un procedimiento, unas garantías y unos términos", aclaró el Defensor. "Se le debe notificar a la persona que se va a deportar, además hay que realizar un proceso en la compañía de un defensor y luego de una audiencia oral se dicta un fallo. Dicha determinación puede ser apelada, luego de todo el trámite se debe dar la deportación", explicó Otálora en Cúcuta. 

En el centro de su discurso, ante un grupo de refugiados, el Defensor del Pueblo afirmó que ningún colombiano había tenido el debido proceso, ni el respeto a los derechos humanos. 

El funcionario, además, denunció que a la Cónsul en Venezuela no se le ha permitido entrar a muchos barrios en los que se están realizando los desalojos.

"Le han vedado el acceso a una funcionaria, acreditada en el territorio venezolano", advirtió. Frente a la violación de Derechos Humanos, la Defensoría mostró que las personas viven en constante zozobra al ser marcadas, desalojadas y despojadas de sus pertenencias. Además, los afectados que llegan fueron separados de sus familias. 

Terminó diciendo que no se ha permitido al Gobierno colombiano el contacto con las personas capturadas y sindicadas de paramilitarismo. 

La Oficina de Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios, OCHA, en Colombia también expresó su preocupación por la crisis humanitaria que atraviesan los colombianos deportados.La instancia de Naciones Unidas dio a conocer en un comunicado que desde el pasado 22 de agosto han sido deportados 1.088 colombianos por el departamento de Norte de Santander en Colombia, de los cuales 244 son menores de edad. 

La OCHA señaló en su reporte que 369 colombianos ya han retornado a sus lugares de origen, mientras que 929 se encuentran en albergues dispuestos por el gobierno. Señaló que las mayores dificultades son para proporcionar asistencia a las familias que han retornado de forma espontánea. 

"También estamos inquietos por la declaración del estado de emergencia en seis municipios fronterizos del estado de Táchira", indicó la portavoz de la Oficina de la ONU para Derechos Humanos, Ravina Shamdasani.

Y pidió "a las autoridades de ambos países que garanticen que la situación será resuelta a través del diálogo y de una discusión calmada, en base a sus obligaciones bajo las normas internacionales de derechos humanos y de refugiados".

El Alto Comisionado de la ONU urgió a las autoridades venezolanas a garantizar que los derechos humanos de todas las personas afectadas por estas tensiones son respetados y en particular en el caso de deportaciones. 

[[nid:457724;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/563x/2015/08/mvd6709297.jpg;full;{Los connacionales que viven en la frontera colombo-venezolana narran cómo hacen para sobrevivir luego que se desatara la crisis que tiene hoy en jaque las relaciones binacionales.Jorge Enrique Rojas / Reportero de El País}]]

Hay una campaña de "descrédito": gobernador del Táchira 

El gobernador del estado fronterizo de Táchira, en el oeste de Venezuela, José Vielma Mora, dijo que los cuerpos castrenses y organismos policiales sólo se han apegado al cumplimiento de los derechos humanos de la población residente, al asegurar que hasta la fecha no se ha producido ninguna muerte o perjuicio físico tras el despliegue de seguridad en la frontera. 

Sobre este particular, rechazó la "campaña de descrédito" que desde Colombia se pretende erigir sobre un presunto incumplimiento de las garantías sociales fundamentales por parte de las autoridades del Estado venezolano. "Hay toda una campaña comunicacional en nuestra contra", afirmó el gobernador de Táchira. 

José Vielma Mora denunció la entrada ilegal a territorio venezolano de medios de prensa colombianos, en el contexto del cierre de la frontera binacional desde hace una semana. 

"Quiero denunciar que medios de comunicación de la hermana República de Colombia pasaron el río Táchira (...) la franja de seguridad de nuestro país, y tomaron imágenes (...) hay una violación flagrante a nuestro territorio", fustigó Vielma Mora, en declaraciones a la estatal Venezolana de Televisión. El gobernador ofreció detalles del despliegue militar que se extiende en la localidad de San Antonio de Táchira y el poblado de Ureña, principales colindantes con Colombia, así como de los resultados obtenidos tras el decreto de estado de excepción en seis municipios tachirenses. Hizo mención de la base paramilitar "la invasión", desmantelada por las autoridades venezolanas, lugar en donde se presentaron los comunicadores para tomar fotografías de la zona. "¿Ha habido un venezolano, una familia venezolana, un medio de comunicación nuestro que haya ido a Colombia a hacer unas tomas de algo?", cuestionó el gobernador. 

De igual forma, se refirió a la aprehensión de tres venezolanos y un colombiano que contrabandeaban animales desde el poblado venezolano de Ureña hasta Cúcuta, en el este de Colombia y mantenían fosas comunes con restos de animales. 

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad