Absuelven al registrador por problemas en elecciones de 2010

Octubre 30, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | Colprensa

La absolución se produce luego de dos años y medio de las irregularidades en las elecciones de 2010, entre ellas, el haber consumido licor en su jornada laboral.

“El implicado no incurrió en el comportamiento (…) atribuido”. De esta manera, la Procuraduría General de la Nación absolvió al Registrador Nacional del Estado Civil, Carlos Ariel Sánchez, de los cuestionamientos que le fueron imputados por presuntas irregularidades en las elecciones de 2010, entre ellas la de consumir bebidas alcohólicas en su jornada laboral. Luego de dos años y medio, el Ministerio Público consideró que las múltiples pruebas practicadas en el proceso no permitían seguir adelante con el caso, por lo que decidió abstenerse de continuar la investigación disciplinaria contra el Registrador, y en consecuencia archivarla, sin que proceda recurso alguno. El proceso contra el jefe de la Registraduría arrancó el 18 de marzo de 2010, tras una andanada de críticas al proceso que se surtió en esa entidad entre febrero y marzo de ese año. Estos hechos motivaron al Ministerio Público a iniciar de oficio la investigación cuyo fin era determinar la responsabilidad de Sánchez en los yerros que -se dijo- se presentaron. En ese entonces se habló de fallas técnicas en los simulacros del 13, 20 y 27 de febrero de 2010, lo mismo que durante el preconteo de datos de las elecciones realizadas el 14 de marzo de ese año, inclusive se mencionó la indebida planeación de las etapas preelectoral y electoral, y falta de preparación de los jurados de votación. Pero los señalamientos no quedaron allí. De la misma manera, se habló de una eventual omisión e incumplimiento de los deberes del Registrador, de quien se dijo ingirió licor en las salas VIP de Corferias, mientras esperaba los resultados del conteo. A lo largo del proceso disciplinario se escucharon los descargos de los funcionarios involucrados en el proceso electoral, quienes si bien admitieron que se presentaron diferentes fallas, también advirtieron que se implementaron los correctivos respectivos. Mencionaron, por ejemplo, las comunicaciones enviadas a las entidades técnicas que se sumaron al proceso electoral de 2010, entre las que está la empresa UNE, a la cual le solicitaron remediar las fallas que se presentaron en los departamentos de Valle del Cauca, Córdoba, Arauca, Casanare, Cauca, Cesar, Chocó, Cundinamarca, Guaviare, Huila, Nariño, San Andrés, Vichada y Bogotá. Dichos problemas estaban relacionados con la instalación de 345 líneas telefónicas y la necesidad de comunicarse con telefonía satelital o antena instalada por dicha empresa de comunicaciones. Estas manifestaciones fueron corroboradas por funcionarios de UNE, como el ejecutivo consultor Carley Fernando Urbano Buriticá. A este testimonio se sumó el de Ricardo Pulgarín, coordinador de la Dirección de Soluciones de UNE, quien respaldó lo dicho por Urbano Buriticá. Frente a las fallas relacionadas con el preconteo de las elecciones del 14 de marzo de 2010, los funcionarios de UNE atribuyeron los problemas a factores externos. “Impidieron el cumplimiento adecuado de las obligaciones contractuales…el gran flujo de llamadas telefónicas de 4 a 6 horas después de concluido el proceso de votación”, dijeron. Tras el análisis y luego de observar que las conclusiones de la investigación apuntaban en su mayoría a UNE, se establece en el documento de 26 páginas elaborado en la Procuraduría que “el contratista de la Registraduría, incumplió con varios de los compromisos contractuales que le fueron asignados a través del contrato 574 de 2009”. Y agrega el Ministerio Público que a pesar de que “en simulacros y pruebas realizadas se pudieron aplicar los correctivos sugeridos tanto por la Procuraduría, como por la Registraduría, ellos no fueron suficientes al momento del evento electoral el 14 de marzo de 2010”. Concluye que esa situación “compromete la parte operativa del contratista y no la actitud asumida por el Registrador”. Frente al supuesto consumo de licor en la Sala VIP donde el Registrador esperaba los resultados, la Procuraduría señaló que José Félix Lafaurie manifestó que “no le consta si ingirió (Sánchez) o no licor”. La inexistencia de dicha conducta fue corroborada por integrantes del Consejo Nacional Electoral quienes estuvieron en dicha sala VIP hasta altas horas de la noche y de la madrugada.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad