A pesar de las recriminaciones, diálogos de paz seguirán

A pesar de las recriminaciones, diálogos de paz seguirán

Abril 21, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
A pesar de las recriminaciones, diálogos de paz seguirán

Ayer cerró otro ciclo de conversaciones en La Habana, Cuba, donde los negociadores no lograron un acuerdo en el tema de víctimas, justicia y reparación.

Tras el asesinato de los 10 militares, en lo único que parecen concordar el Gobierno y las Farc es en que el proceso debe seguir.

Enfrentadas. Así terminaron las delegaciones de paz del Gobierno y las Farc  en el cierre del ciclo 35 de conversaciones. Esta vez no hubo un comunicado conjunto; por el contrario, hubo recriminaciones de parte y parte. Mientras que las Farc  sostuvieron que mantendrán el cese unilateral al fuego y a las hostilidades por tiempo indefinido, siempre y cuando “no seamos objeto del asedio permanente de las tropas”, el Gobierno aclaró  que no se trata de pactar treguas imperfectas y frágiles en un momento de desespero. 

Humberto de la Calle Lombana,  jefe de la delegación gubernamental en La Habana, quien dijo que "las Farc han incumplido en su propia palabra, su promesa del fuego unilateral. Se  ha hecho un grave daño a los diálogos y el mayor daño a su propia credibilidad. Se ha lastimado la confianza que se había logrado con cuidado y tesón".

Lo anterior, de acuerdo con De la Calle, porque "los colombianos alcanzamos a acariciar la esperanza de un fin del conflicto".

Además, aseguró, que tal como lo había manifestado el presidente Santos en días pasados "este no es el camino para presionar el cese bilateral y definitivo. Un cese de esa naturaleza tiene que ser serio, verificable y ser pactado en la mesa en los términos del acuerdo general que es en lo que está trabajando la subcomisión técnica".

Lea también: Hay que ponerle plazos al proceso de paz: presidente Santos.

"Un cese tiene que ofrecer garantías para los colombianos. Para las comunidades a las que les han sido violados sus derechos. Tiene que ofrecer garantías también para las Farc. Eso requiere un fuerte aparato de verificación. Estamos discutiendo con presencia de militares activos los elementos de ese cese definitivo. Hemos avanzado, realmente hemos avanzado mucho. Pero no es bajo la presión de los ataques como vamos a llegar a él. No se trata de pactar treguas imperfectas y frágiles en un momento de desespero. Eso no va a ocurrir", dijo De la Calle. 

El Jefe de la delegación de paz del Gobierno en La Habana también le hizo un fuerte llamado a las Farc afirmando que "no se trata  de dar una palmada en la Mesa para imponer públicamente cronogramas unilaterales, no. Se trata de que las Farc entiendan que, como lo dijo el Presidente, la paciencia de los colombianos se agota".

Lea también: La paz no puede convertirse en una bandera política: presidente Santos.

"No estamos dispuestos a permanecer indefinidamente en la Mesa ni a pactar a cualquier costo. Nuestro deber es buscar soluciones, pero sin sacrificio de las libertades, sin dejar de lado el Estado social de derecho. En democracia, con respeto por nuestra Fuerza Pública y por nuestros valores que nos identifiquen como sociedad", dijo el negociado del Gobierno. 

Agregó que el grupo guerrillero debe entender que mientras más dure el proceso, mayores son las posibilidades de que ocurran hechos que lo saquen de su curso o incluso le pongan fin.

"Se ha fracturado la esperanza. Pero cuando la esperanza se quiebra es el momento de la fe. Toda esta energía nacional desbordante debe ser dirigida a un objetivo: continuar la búsqueda del fin del conflicto".

Continúo afirmando que "el diálogo, pese a todo lo que se diga, es el instrumento que puede poner fin a la guerra en forma menos dolorosa, menos prolongada y, sobre todo, más firme y duradera".

"El macabro rostro del conflicto con sus peores horrores debe movernos a todos a poner fin de manera firme a la guerra. De una vez por todas", concluyó De la Calle.

Las Farc, por su parte, dijeron que hay mecanismos para verificar el cumplimiento de las treguas y es el Gobierno el que tiene la palabra, pero aseguraron que “cada vez el Gobierno (con tono de advertencia final) parece más empeñado en reducir los alcances del proceso de paz a la aceptación de condenas y penas por parte de los mandos guerrilleros”.

Fecha límite  Alejandro Ordóñez, procurador General de la Nación,  le solicitó al presidente Juan Manuel Santos que fije con precisión una fecha límite para llegar a un acuerdo con las Farc y dijo que  el Gobierno debe reconocer que   el “desesca- lamiento fracasó”.En un comunicado de cinco puntos,  Ordóñez   precisó que el Gobierno debe “aprender la lección” porque no  se puede amarrar “nunca más a las Fuerzas Militares y de Policía suspendiendo los bombardeos” porque la guerrilla utiliza este tipo de decisiones para sacar provecho.Recordó la advertencia que le hizo a Santos,   las nefastas consecuencias de cesar los bombardeos a los campamentos de las Farc y llamó a la unidad nacional para dar apoyo total a los soldados y policías.

 

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad