Colombia, a la expectativa por decisión de La Haya sobre frontera marítima con Nicaragua

Colombia, a la expectativa por decisión de La Haya sobre frontera marítima con Nicaragua

Noviembre 18, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | Colprensa
Colombia, a la expectativa por decisión de La Haya sobre frontera marítima con Nicaragua

Los pescadores de San Andrés son los más perjudicados con el fallo de la CIJ y serían los principales beneficiados de las ayudas del Gobierno.

Mañana lunes la Corte Internacional de Justicia de la Haya hará oficial su fallo de delimitación la frontera marítima entre Colombia y Nicaragua.

Todo lo que gane Nicaragua será una pérdida para Colombia. Esa parece ser la síntesis de lo que ocurrirá con el fallo que adoptará la Corte Internacional de Justicia de la Haya este lunes, 19 de noviembre, cuando oficialice su decisión.Y es que si bien la Corte ratificó en 2007 la soberanía colombiana sobre las islas de San Andrés, Providencia y Santa Catalina, se declaró competente para delimitar la frontera marítima entre los dos países. Ello, debido a que aunque el Tribunal reconoció la validez del Tratado Esguerra-Bárcenas de 1928, aclaró que éste no definió la frontera común entre los dos países porque en ese momento Estados Unidos tenía interés sobre los cayos e islotes. Son más de 50 mil kilómetros cuadrados que reclama Nicaragua como suyos, además de una incalculable indemnización económica por los ‘perjuicios’ que le ‘ha significado’ no haberlos podido explotar económicamente. Este último aspecto -la indemnización económica- es el escenario menos probable, pues a juicio de los expertos usualmente la Corte no se pronuncia sobre esos temas. Pero lo que sí dan por seguro es que el alto tribunal, cuyas decisiones son inapelables, modificará el límite marítimo entre los dos países que hasta el momento se considera es el meridiano 82. La Corte, dice el profesor de Derecho Internacional Ricardo Abello Galvis, decidirá qué islotes y cayos incluidos en el Tratado Esguerra-Bárcenas le pertenecen a Colombia y cuáles no, y a partir de ahí trazará la línea divisoria. Nicaragua espera que la Corte acepte como frontera marítima una línea media entre su costa continental y la costa continental de Colombia que llega hasta Cartagena. “Ese es el peor escenario para nosotros, pero también es el menos probable”, afirma Abello. Colombia, dice que la frontera debe ser el meridiano 82. “Colombia no ha podido demostrar que hasta ese punto ha ejercido soberanía alguna vez. El meridiano es una línea que sirve de guía pero que no es la frontera. Si la Corte le reconoce a Nicaragua alguno de los cayos, necesariamente su frontera será más cerca de San Andrés”, dice el catedrático Carlos Arévalo Narváez, presidente de la Academia Colombiana de Derecho Internacional. No obstante, hay otros escenarios en los que nuestro país podría salir victorioso. El primero, es que la Corte Internacional de Justicia ratifique su soberanía sobre todas las islas e islotes que integran el archipiélago. El segundo, que a partir del fallo de 2007 establezca la frontera más hacia el oeste, es decir, le quite mar territorial a Nicaragua. “Lo que esperamos es que la CIJ recoja nuestra posición de soberanía sobre las islas y cayos porque tenemos títulos reales, documentación histórica y ejercicio de dominio ininterrumpido y pacífico de todo el archipiélago”, considera el ex canciller Fernando Araújo Perdomo. En ese sentido, el ex canciller Julio Londoño Paredes, quien actúa como Agente de Colombia, está optimista y confiado de un fallo favorable a nuestro país. "Nosotros esperamos que la CIJ trace la delimitación entre el archipiélago y la costa nicaragüense, pero eso está por definirse y es lo que estamos esperandos. Son aspectos que la Corte debe definir el próximo lunes", explica. El equipo jurídico colombiano está integrado por los ex cancilleres Julio Londoño Paredes (Agente) y Guillermo Fernández de Soto (Co-Agente); el ex embajador en La Haya Eduardo Pizarro León-Gómez; la Embajadora Sonia Pereria Portilla (Coordinadora de Asuntos ante la Corte Internacional de Justicia de la Cancillería); el internacionalista Andelfo García González; los funcionarios de Carrera Diplomática Mirza Gnecco y Andréa Jiménez, y por un grupo calificado de expertos de la Cancillería y de la Armada Nacional de Colombia. Implicaciones políticas La expectativa en ambos países ha sido mayúscula frente al tema. Para Nicaragua el fallo es importante, ya que todos los gobiernos de turno utilizan el diferendo como 'caballito de batalla' contra Colombia. Y para nuestro país el asunto no es de poca monta, ya que cualquier delimitación marítima distinta a la actual “podría verse como un revés diplomático y un triunfo para Nicaragua”, sostiene el internacionalista Enrique Serra López, de la Universidad del Rosario. Pero, curiosamente, el experto considera que un fallo adverso a Colombia también tiene su parte buena. “Con seguridad, a partir de este fallo Colombia les dará más importancia a sus fronteras marítimas. Es posible que con Nicaragua en un futuro se acuerde el aprovechamiento conjunto del subsuelo marino”, dice Serrano.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad