225 heridos en un mes por conflicto de tierras con indígenas del Cauca

Marzo 24, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
225 heridos en un mes por conflicto de tierras con indígenas del Cauca

El pasado 26 de febrero, indígenas se enfrentaron con agentes de la Policía en las afueras de Corinto, en la vía que conduce de ese municipio a Miranda, en el norte del Cauca.

Diálogo entre Gobierno y Cric, estancado. Indígenas denuncian amenazas y agresiones. Policía insiste en desmanes.

Este martes se cumple un mes del estallido de la crisis de tierras en el norte del Cauca, donde indígenas se han tomado varias haciendas alegando incumplimientos del Gobierno en compromisos anteriores.

El balance de estas cuatro semanas de enfrentamientos con miembros del Esmad de la Policía ha sido de 151 indígenas y 74 uniformados heridos.

Mientras los líderes indígenas alegan que se trata de la liberación de la madre tierra por el incumplimiento de la entrega  de 20 mil hectáreas para su subsistencia, las autoridades del Cauca aseguran que los indígenas han destruido cultivos, propiedades privadas, han amenazado campesinos y utilizado explosivos improvisados en las protestas.

Por su parte, el Consejo Indígena Regional del Cauca, Cric, denunció este fin de semana que “desde que comenzamos el proceso de recuperación, el número de amenazas, persecuciones, procesos judiciales, estigmatizaciones y heridos van en incremento”.

El Cric denunció la aparición de  un comunicado en el municipio de Corinto proferido por las Águilas Negras. “Llegó la hora de la limpieza social en el Norte del Cauca. Las Águilas Negras les estamos comunicando a la población del norte del Cauca que a raíz de las alteraciones de la población civil específicamente de los grupos étnicos y otros que dicen ser llamadas “reservas campesinas” que estos son liderados por unos cuantos líderes  que tienen nexos con las Farc”.

También aseguraron que se  han presentado hasta el momento “151 heridos, de ellos 16 de gravedad y 3 por impactos de arma de fuego, 4 comuneros vinculados a un proceso judicial, 11 amenazas inpiduales a líderes y lideresas indígenas y seis amenazas a la organización y comunidad en general”.

Los indígenas han ocupado una finca en Caloto, cuatro en Corinto, una  en el sector de La Agustina y otra en Coconuco. “La situación cada día empeora.  En la finca La Emperatriz, en Caloto, dañaron los cultivos de caña y pintaron grafitis en la casa. También han dañado los canales de agua. Arriba de Corinto invadieron dos nuevos terrenos. En las zonas que cortaron la caña están sembrando maíz, tomada y frijol”, explicó el comandante de la Policía Cauca, coronel Iván Ramiro Pérez.

El oficial agregó que de los 74 uniformados heridos, 16 presentaron heridas que les ocasionaron más de 30 días de incapacidad. Uno de ellos sufrió amputación de los dedos de los pies y otros fracturas de fémur.

También explicó, que con la presencia del Esmad, se ha evitado que se bloqueé la vía Panamericana, como sucedió en las primeras semanas de marzo.

La semana pasada una comisión facilitadora, conformada por la iglesia, la Defensoría del Pueblo y la ONU, se reunió con los líderes indígenas y el Gobierno. Sin embargo, hasta el momento no se ha logrado que las partes se sienten en una mesa para negociar entre ellas.

El lunes, el defensor se reunió con los indígenas y el miércoles y jueves con el ministro de Agricultura, Aurelio Iragorri. El defensor del Pueblo, Jorge Armando Otálora, explicó que esta semana continuarán los acercamientos y están pendientes de una reunión tanto con el Ministerio de Justicia como el del Interior.

[[nid:403246;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/563x/2015/03/cultivos-indigenas.jpg;full;{La disputa de tierras que adelantan comunidades indígenas del Cauca sobre terrenos que están en manos de privados ha generado enfrentamientos en las últimas dos semanas. Vea algunas de las actividades agropecuarias que adelantan comunidades de Toribío.Fotos: Bernardo Peña | El País}]]

 

Lo que piden

La ocupación de las fincas se enmarcan dentro de un plan denominado “liberación de la tierra madre”, que busca presionar al Gobierno para que cumpla con las obligaciones estipuladas en el decreto 982 de 1999, en lo que tiene que ver con la entrega de 25.000 hectáreas de tierras.

El Gobierno ha reconocido que no se ha cumplido en un 100 % con los acuerdos, pero que sí se han entregado tierras.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad