2011: un año de reacomodo político para los partidos

2011: un año de reacomodo político para los partidos

Diciembre 28, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Colprensa y Redacción de El País, Bogotá
2011: un año de reacomodo político para  los partidos

El 2011 fue un año de muchos cambios al interior de los partidos políticos en Colombia.

El liberalismo resurgió y hubo un crecimiento en la U, pero la constante fueron las divisiones internas.

La polémica en el interior de los partidos políticos colombianos fue la constante durante este 2011 que agoniza, debido a que cada colectividad tuvo su vía crucis, algunas como el Polo Democrático y los verdes quedaron heridas de muerte, incluso con muy pocas expectativas para las elecciones venideras.El diagnóstico, para algunas, es reservado, a pesar de que sus titulares quieren demostrar otra realidad, mientras que la Unidad Nacional, promovida por el presidente Juan Manuel Santos desde su llegada al poder, también dejó sinsabores por el tratamiento que el Jefe de Estado les ha dado. Casos concretos, la U y el Partido Conservador que terminan el año con algunas observaciones de su papel en la coalición de Gobierno. Los más satisfechos fueron los liberales.Otro damnificado en este año fue el uribismo. La figura del expresidente Álvaro Uribe quedó muy golpeada después de las elecciones de octubre y su nombre no es tan sonoro en las toldas que alguna vez lo acompañaron en su mandato.El resurgimiento LiberalEste año sirvió para que las ideas liberales del presidente Juan Manuel Santos tuvieran eco en los electores. Los rojos resurgieron en las elecciones y fueron, detrás de la U, una de las colectividades que encabezaron los resultados.Su mayor apuesta la dieron este diciembre, cuando nombraron como jefe único al presidente de la Cámara, Simón Gaviria. Una jugada que busca generar un ambiente de renovación y que tiene como objetivo fortalecer el proceso de reunificación que tanto promovió su anterior director Rafael Pardo. Tema que para Gaviria no está tan cercano.Sin embargo, bajo este manto de optimismo está la corriente que lideran Ernesto Samper, Horacio Serpa y Alfonso Gómez, todos éstos que no aceptan el ‘golpe de Estado’ que les dieron en la última Constituyente del Partido y que ya anuncian que ‘darán la pelea’, porque no quieren salir por la puerta de atrás.Pero, sobre la reunificación, fue precisamente Samper quien dijo que Santos pasará a la historia como el Presidente que “logró la reunificación del partido”.La mala hora conservadoraEl Partido Conservador no finaliza el año celebrando. Aunque en las elecciones subieron los votos, perdieron alcaldías y gobernaciones clave.Este 2011 fue de señalamientos, esos que los afectaron por los escándalos de corrupción en la Dirección Nacional de Estupefacientes, DNE, y los presuntos vínculos con la entrega de notarías.También están los capítulos del presidente del Senado, Juan Manuel Corzo, con su gasolina; así como las acusaciones que le hizo el expresidente Andrés Pastrana a la gestión del senador José Darío Salazar cuando dirigió la colectividad y el beneficio que familiares de éste último tuvo con la administración de moteles.Si bien Salazar siempre dijo que los resultados y la situación del partido eran óptimas, el senador Carlos Ramiro Chavarro enfatizó que en esta colectividad no “se ha reconocido la crisis y creemos andar en jardínes”, por lo que espera que 2012 sea un año de “ajustes”, más con el relevo y la llegada de Efraín Cepeda (pastranista) a la dirección de la colectividad.La U, fortalecida y divididaEn sociedad, el partido de la U se muestra como una colectividad fuerte que lidera la Unidad Nacional del presidente Juan Manuel Santos.Sin duda tiene qué mostrar. Fue el ganador de las elecciones de octubre al lograr obtener el mayor número de votos. Sin embargo, existe una división entre santistas y uribistas, que es la cara interna que no se ha mostrado, lo cual ha determinado pujas. Además, viene la elección de la Presidencia, la que quiere lograr el senador Armando Benedetti, pero no se descarta que Juan Lozano vaya por la reelección. También el nombre de Álvaro Uribe sigue en boga para dirigir esta colectividad. Benedetti ha criticado al partido, del que dijo carece de dirigencia. Sobre la reunificación con el Partido Liberal, Lozano dice que no se dará, pero Benedetti recordó que “de 27 miembros del Partido de la U, 24 son de extracción liberal y que ya hay nueve miembros que están de acuerdo en un futuro acercamiento” y que todo depende de “lo que digan Santos y Uribe”.La crisis del PoloAl que no le fue nada bien por ningún frente fue al Polo Democrático Alternativo. Tras haber ocupado por dos periodos consecutivos el segundo cargo más importante del país, la Alcaldía de Bogotá, esta colectividad cada vez está peor y el panorama no pinta mejor para 2012.Los escándalos de corrupción en Bogotá que dejaron a Samuel Moreno tras las rejas, son apenas la punta del iceberg de este Partido, debido a que el triunfo de su exmilitante Gustavo Petro en la Alcaldía Mayor ya trajo consecuencias y fue el retiro de los senadores Luis Carlos Avellaneda, Camilo Romero y Jorgue Guevara. Se avecinan las salidas de Parmenio Cuéllar y Mauricio Ospina.Esta crisis tiene en la mira a su presidente Jaime Dussán a quien culpan de los malos resultados electorales e incluso de la salida de los senadores. Pero, él se defendió y dijo que lo electoral es “mecánica de la política”, mientras que con la desbandada congresional solo anotó que el Polo “no es una casa de citas, aquí no se puede entrar y salir cuando quieran”.Cambio Radical se renuevaAl que fuera el partido del actual ministro del Interior, Germán Vargas Lleras, no le fue nada mal. En las elecciones obtuvo casi dos millones de votos y aunque quedaron por debajo del Partido Liberal, el capital electoral que obtuvieron les sirvió para cambiarle el tono a las conversaciones sobre la reunificación con los liberales.Sin embargo, Cambio Radical tuvo que enfrentar serios problemas internos por la entrega de avales a candidatos cuestionados en diferentes regiones del país y el ‘golpe de Estado’ que sufrió a principios de año Germán Varón, quien salió de la dirección.A esto se le sumó el malestar de algunos miembros de esa colectividad por la elección de Carlos Fernando Galán como director de esa colectividad, pues le criticaron su falta de experiencia y de popularidad en las regiones.Sin embargo, por los corrillos del Congreso se dijo que el ministro Vargas Lleras no descuida ni un instante el progreso del que fuera su partido, con miras a una posible aspiración presidencial en 2014.La incoherencia de los verdesLos verdes, abanderados del ‘no todo vale’ durante las elecciones presidenciales de 2010, decidieron dejar su lema a un lado y medírsele a las alianzas con el Partido de La U y el expresidente Álvaro Uribe, algo que no les salió bien.Esta alianza les costó la salida de su principal figura, el exalcalde Antanas Mockus, quien se retiró argumentando que no se pudo “tragar el sapo” del acuerdo con Uribe.A pesar de que comenzaron punteando las encuestas a la Alcaldía, el retiro de Mockus fue un golpe que no lograron sortear y finalmente perdieron. Y aunque ganaron la Gobernación de Antioquia con Sergio Fajardo, el embrollo de Bogotá casi termina con la salida de éste último de su partido. La relación por ahora con la Dirección en Bogotá no parece ser la mejor.Adicionalmente, este partido terminó ‘tentado’ por la Unidad Nacional, donde finalmente aterrizaron, situación que determinó el fin de la ‘ola verde’ del 2010 y la expectativa por su futuro político.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad