Zonas verdes de Cali en la mira de los estafadores

Zonas verdes de Cali en la mira de los estafadores

Diciembre 18, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Unidad Investigativa
Zonas  verdes de Cali en la mira de los estafadores

La Fiscalía maneja la hipótesis de que detrás de las bandas que roban y falsifican los documento de los predios del Municipio hay una conexión con personas y familias que en el pasado estuvieron relacionadas con el narcotráfico, y aprendieron esta modalidad.

Fiscalía investiga millonario fraude con ventas de zonas verdes que pertenecen al Municipio de Cali.

Entre 60.000 y 80.000 metros cuadrados de zonas verdes de uso público han sido utilizados para estafar a personas y empresas en la capital vallecaucana, según se desprende de las denuncias instauradas ante la Fiscalía por parte de la Subdirección de Bienes Inmuebles del Municipio al finalizar 2011.La mayor parte de los fraudes se realizan en barrios de la ciudad donde el metro cuadrado no baja del millón de pesos; sectores como Pance, El Ingenio, La Buitrera, La Viga y Chipichape, están entre los más afectados. Las autoridades calculan en $120.000 millones los recursos captados por las bandas dedicadas a estos engaños, tan sólo en los últimos dos años.La acumulación de denuncias por este tipo de estafa ha llegado a tal magnitud que para atenderlas el CTI de la Fiscalía designó un grupo especial de investigadores desde 2008, cuando las quejas por este delito se incrementaron.Freyber Bernal, subdirector de Bienes Inmuebles de Cali, explica que “más allá de las doce denuncias que hemos puesto en conocimiento de la Fiscalía, no sabemos cuántos bienes más, de los 3.589 de uso público registrados en esta dependencia, se encuentren en riesgo ante la acción delincuencial”.Y es que para Bernal no hay duda de que tras el robo de lotes, zonas verdes y parques públicos hay un concierto para delinquir en el están comprometidos desde jueces y abogados, hasta funcionarios del registro público, las notarías e, incluso, la misma Administración Municipal.Esto lo deduce luego de haber rastreado, investigado y restituido una veintena de bienes que fueron hurtados al Municipio. “Tal es el caso de un terreno que funciona como parqueadero en Ciudad Córdoba, el cual estaba en manos de particulares que se lucraban con ese negocio pero desde el viernes pasado lo devolvimos a manos de la comunidad”, señala el funcionario.“No entendemos qué pasa con los jueces y los fiscales que llevan los procesos”, se queja Bernal y agrega, “ellos saben que los bienes de uso público no prescriben, son inajenables, pero aún así, como representantes de Estado, no han hecho lo suficiente para proteger los bienes del Municipio de Cali”.‘Modus operandi’Según un detective del CTI de la Fiscalía, que lleva tres años atendiendo denuncias, “la herramienta más poderosa con que cuentan los estafadores es el hecho de que de las escrituras y los registros de instrumentos públicos, ninguna autoridad puede dudar, pues tienen la garantía de la buena fe, aunque estén levantados con documentos robados o falsos”.El investigador habla de la forma como operan estas bandas. “Comienzan por detectar un lote o parque ubicado en algún punto de la ciudad donde la tierra se esté valorizando. Con complicidad de funcionarios notariales roban una escritura donde repose alguna de las transacciones más antiguas de dicho predio,que puede tener entre 15 y 20 años”, explica.Con ese documento abren una escritura en otra notaría y la registran en la Oficina de Instrumentos Públicos. Luego obtienen una matrícula inmobiliaria, ya con eso pueden generar certificados de tradición del predio y convencer a cualquiera de que son sus legítimos propietarios. El siguiente paso es conseguir un comprador, bien sea una persona o una empresa. Las víctimas de estas bandas muerden el anzuelo debido a las ofertas que ponen en los avisos clasificados.Entre los doce casos que se investigan (ver recuadro), se encuentra la estafa que sufrió la Compañía de Teléfonos de Bogotá, ETB, entidad que negoció un lote de 3.000 metros cuadrados cerca a la avenida Cañasgordas que resultó ser propiedad del Municipio. El País intentó hablar con un vocero de ETB, pero no obtuvo respuesta.Otros bienes públicos en el limboMás allá de las zonas verdes que están en riesgo ante las acciones delictivas denunciadas por los funcionarios de la Alcaldía y este diario, el Municipio tiene otros 7.244 bienes fiscales, entre los que se encuentran los terrenos baldíos que entregó la Nación, así como los ejidos.Según María del Pilar Dehaquiz, funcionaria encargada del Banco Inmobiliario de la Alcaldía, “estos bienes conforman el inventario del Municipio y la mayor parte se encuentran en proceso de legalización”.La funcionaria advierte que entre los predios que deben ser regularizados hay “miles de casas en barrios de la ciudad cuyos ocupantes son dueños de las mejoras pero no tiene la propiedad del terreno, por lo que la Administración inició un programa para legalizar los títulos que está en cabeza de la Secretaría de Vivienda Social”.Por su parte, Miguel Caicedo, contratista de la Subdirección de Bienes Inmuebles, señaló que existen otros lotes y zonas verdes que fueron entregados en comodato a la Curia y a algunas fundaciones.“Aquí se presenta una dificultad pues desde el año 2000 las normas cambiaron y los comodatos deben acabarse para dar paso a contratos entre el Municipio y la entidad que quiera tener un bien de uso público a su cargo, es una actividad que debe dejar alguna renta al Municipio”, aclara Caicedo.Según el funcionario la transformación de esos comodatos en contratos no ha sido posible en casi diez años que lleva vigente la nueva norma. Especialmente porque desde 2004 la Curia centralizó en una sola personería jurídica todos sus asuntos contables y negocios, por lo que ha sido difícil rastrear algunos predios. El inventario de dichos bienes será revelado la próxima semana.Otros casosLa VigaEsta zona verde fue cedida al Municipio de Cali mediante la escritura pública 2645 de agosto de 1988 inscrita en la Notaría Novena. Por medio de la escritura pública 311 de noviembre de 1995 de la Notaría Diecinueve se efectuó su venta fraudulenta.PanceEste parque de uso público fue cedido al Municipio de Cali mediante la escritura pública 2010 de abril de 1979 de la Notaría Segunda. Por medio de la escritura pública 2107 de noviembre de 1979 de la Notaría Séptima se realizó su venta fraudulenta.Las VillasEsta zona verde fue cedida al Municipio de Cali mediante la escritura pública 4890 de septiembre de 1979 corrida en la Notaría Segunda.Por medio de la escritura pública 2529 de julio de 1989 de la Notaría Octava se efectuó su venta fraudulenta.Ciudad JardínEsta zona verde fue cedida al Municipio de Cali mediante la escritura pública 1875 de diciembre de 1999 inscrita en la Notaría Veinte.Su venta fraudulenta se efectuó por medio de la escritura pública 806 de marzo de 2000 corrida en la Notaría Octava. CañasgordasEsta zona verde fue cedida al Municipio de Cali por medio de la escritura pública 5624 de diciembre de 1973 inscrita en la Notaría Tercera.Su venta fraudulenta se realizó usando la escritura pública 5257 de diciembre de 1994 corrida en la Notaría Octava. La MaríaUn lote y un parque fueron cedidos al Municipio de Cali a través de la escritura pública 47 de enero de 1975 corrida en la Notaría Quinta.Fue vendida fraudulentamente mediante la escritura pública 3245 de marzo de 1996 inscrita en la Notaría OctavaChipichapeEsta zona verde ubicada en la parte de atrás del centro comercial fue cedida al Municipio por medio de la escritura pública 101 de marzo de 1995 de la Notaría Séptima. Su venta fraudulenta se dio usando la escritura pública 1114 de mayo de 1995 de la Notaría Octava.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad