"Yo no puedo ser del comité de aplausos de la Alcaldía": Contralor de Cali

Julio 23, 2017 - 07:55 a.m. Por:
Por: José Luis Carrillo Sarria / reportero de El País 
Ricardo Rivera, contralor de Cali.

Ricardo Rivera, contralor de Cali.

El País

Ricardo Rivera, contralor de Cali, hace una radiografía de los hallazgos encontrados en la Alcaldía en las más recientes auditorías realizadas por su dependencia. Revela, por ejemplo, que se están otorgando permisos para talar árboles en el sector de Pance sin respetar las franjas protectoras, asimismo, manifiesta que los cerca de $24.000 millones inyectados al MÍO sirvieron para mejorar las frecuencias de los buses en dos minutos y para aumentar la flota en 88 vehículos. También explica por qué dejaría su cargo para irse de notario.

Iniciemos con su vinculación al cargo, ¿usted pertenece a algún grupo político de Cali?

Todo el mundo queda desubicado con ese tema. Yo sí tengo amigos políticos, casi todos, pero no tengo ningún compromiso.

¿Y qué políticos son amigos suyos?

El doctor Roberto Rodríguez (concejal de Cali), lo conocí como Secretario de Gobierno Departamental, yo era Registrador Departamental, nos conocimos en el Comité de Seguimiento Electoral y vivía en la misma unidad residencial mía y allí hay un tema de amistad, pero no político.

Precisamente, dicen que el concejal Rodríguez lo impulsó a usted para su cargo actual...

No. Él sí quería que yo fuera su cuota como Secretario de Seguridad de la Administración Armitage y por allí me conoció el Alcalde. Yo estaba en la Fiscalía pero quería cambiar, debido al riesgo que me generaba ese cargo y se me planteó la posibilidad de la Contraloría de Cali. Por mi trayectoria profesional tenía buenas posibilidades.

¿Cómo es su relación con los funcionarios de la Alcaldía?

Yo no puedo ser del comité de aplausos de la Alcaldía, mi propósito es auditar a la Administración Municipal y por eso nos toca incomodar y fastidiar a muchas personas que apreciamos.

Revisando los temas de ciudad, uno de los aspectos que genera opiniones encontradas en Cali es el Fondo de Estabilización del MÍO (Fesde), por un lado hay quienes dicen que es la vía para salvar el MÍO pero por otro hay quienes señalan que son recursos para bolsillos de privados, es decir, para los operadores...

Lo que uno ve en resultados concretos es que le inyectaron cerca de $24.000 millones al MÍO para disminuir los tiempos de las rutas en dos minutos, para eso se aumentó la flota en 88 buses. También se mejoró un poco en que los buses que salían día a día se dañan menos. En eso se resume el destino de todos los recursos que se le inyectaron al MÍO a través del Fesde.

Es decir, ¿el principal logro del Fesde es que se invirtieron $24.000 millones para mejorar las frecuencias del MÍO en dos minutos?

Sí, lo que preocupa es que siguen los mismos pasajeros -entre 450.000 y 500.000- y lo que se buscaba era que se subieran más caleños al MÍO. Entonces uno se pregunta si el tema de inyectar más recursos es lo que le conviene a los usuarios y en eso hay que revisar el cumplimiento de los operadores.

¿Pero la Contraloría de Cali sí le ha puesto lupa a los operadores del MÍO, ya que ellos están recibiendo dineros públicos?

Sabemos que hay unos (operadores) que vienen cumpliendo y otros, a los que se le inyectaron los recursos, siguen incumpliendo.

¿Qué operadores siguen incumpliendo?

Unimetro y no se ve una toma de decisiones por parte de la Alcaldía en solucionar esta situación. Se está poniendo en riesgo el recurso público.

Cambiemos al tema ambiental. Sabemos que viene investigando los permisos de construcción de algunas obras en Pance. ¿Ha encontrado irregularidades?

Nos preocupa que en siete proyectos que estamos investigando -los cuales fueron escogidos aleatoriamente- las autoridades ambientales han autorizado la tala de 396 árboles.

Entonces me pregunto ¿cómo estará el panorama en todas las construcciones que se realizan en este sector de Cali? (…) hay un afán de algunas constructoras, no en todas porque hay unas muy responsables, en enriquecerse y vender más caro el metro cuadro y no solo están invadiendo la franja protectora del río (Pance) sino que talan árboles para construir o para ubicar cercas y están deteriorando el medio ambiente.

¿Pero esas talas en Pance tienen permiso de las autoridades?

Muchas tienen autorización y es lamentable que toda la cadena que autoriza esas licencias ambientales no tiene un propósito de conservación del medio ambiente.

¿Esa cadena a cuáles entidades involucra?

A las autoridades ambientales (Dagma y CVC), a Planeación Municipal, a los curadores urbanos. No se puede, so pretexto de una autorización del Dagma, irrespetar la franja mínima de protección del río y autorizar la obra como curador urbano.

¿Eso es un mal que aparece apenas en esta Alcaldía?

No solo en esta sino en la pasadas, nosotros hemos visitado edificios con irregularidades. Lo que están haciendo es que piden inicialmente una licencia de construcción bajo unos parámetros y terminan construyendo otra cosa. También hay una mala costumbre en Cali y es que están empezando a edificar sin licencia y en el camino la van tramitando y allí hay alto riesgo de corrupción. Finalmente las autoridades terminan ajustándose a los diseños del constructor.

Otro tema que está investigando la Contraloría es el cobro de las multas de tránsito...

Nos preocupa que casi el 40 % de las infracciones de tránsito en Cali, que se convierten en multas, no se está cobrando de manera efectiva, allí tenemos debilidades. En un convenio con la Superintendencia de Transporte estamos cruzando información y una de las conclusiones es que las cifras de accidentalidad están aumentando en Cali porque no se están haciendo efectivas las multas en su gran mayoría.

Hace poco usted cuestionaba algunos métodos de contratación de Corfecali...

Entidades como Corfecali no vienen aplicando los principios de la contratación, por ejemplo, si realizan publicidad deben hacer una selección objetiva. Encontramos, por ejemplo, que Corfecali decía que no era una entidad pública sino privada. Entonces nos preguntamos ¿si son privados por qué hacen contratos interadministrativos y reciben dineros públicos? O es blanco o es negro. A ellos se les dejó un plan de mejoramiento y en eso el alcalde Armitage ha sido claro: se tiene que ser transparente porque sino se está contratando a dedo.

Pero no solo han encontrado esas irregularidades en Corfecali...

Por falta de control y seguimiento, la Secretaría de Cultura de Cali habría desatendido principios de la contratación estatal al otorgar de manera directa a Corfecali la ejecución del contrato interadministrativo destinado a implementar el alumbrado navideño el año pasado.

En relación con la administración central de la Alcaldía, ¿qué irregularidades han encontrado?

Tarifas de honorarios pagados que están por fuera de la tabla salarial establecida; obras, como la construcción de sedes comunales, terminadas, recibidas y pagadas sin el cumplimiento de las condiciones contractuales; modificaciones en la base de datos de deudores de impuestos y contribuciones por falta de control; dilapidación de recursos, como en casos de seguridad, donde fueron desembolsados sin el lleno de requisitos.

“Nos preocupa que casi el 40 % de las infracciones de tránsito en Cali, que se convierten en multas, no se están cobrando de manera efectiva por la Secretaría de Movilidad, allí tenemos debilidades”.

¿Cuál es el origen de todas estas situaciones?

Aunque se evidencian casos de planeación adecuada y organización rigurosa en la Alcaldía, la ejecución de los proyectos y recursos adolece de seguimiento y control efectivo que garantice la implementación de lo planeado.

¿Pero la Contraloría sí ha impuesto los correctivos?

El valor agregado del control fiscal no está medido en su carácter sancionatorio sino en su capacidad transformacional, que es la influencia que ejerce sobre los auditados para motivar cambios y mejoras que les permitan superar sus deficiencias.

Hablemos de las dolencias de Emcali, ¿que han encontrado allí?

Un contrato pagado sin haber sido ejecutado; adición al valor de un contrato de hasta el 310 % de su valor inicial; suspensiones sucesivas de contrato hasta por 20 meses; tiempos de ejecución pactados en contratos considerados imposibles de cumplir que conllevan a reiteradas ampliaciones; autorización de gastos no previstos; aprobación de pólizas después de la terminación de los contratos; no reclamación oportuna de siniestros a las compañías aseguradoras, entre otros.

Y en el tema de infraestructura qué ha detectado, porque la comunidad se queja de que hay muchos frentes de obra que avanzan lento...

Por ejemplo, en el Corredor Verde se dio recepción y declaratoria de paz y salvo de un contrato sin haber cumplido el objeto contractual (estudios y diseños de obras); también se han dado ampliaciones de plazos y prórrogas sin que existan méritos suficientes. En el caso de Metrocali se encontró un presunto pago de un mayor valor por parte de esa empresa al adquirir un predio con la plusvalía incluida.

Contralor, cuéntenos sobre la novela que se ha tejido alrededor de su posible salida del cargo...

La verdad es que me presenté a un concurso de notario y gané, la lista de elegibles salió en junio del año pasado, a partir de allí hay dos años para aceptar. Ya me han ofrecido más de 30 notarías pero no me sirven por que no llenan las expectativas -son de ciudades intermedias-. Hasta ahora no me he ido, pero inmediatamente me ofrezcan una notaría buena (en Cali o Medellín), aceptaría.

Controles al deporte

¿Qué resultados arrojaron las auditorias a la Secretaría de Deporte?

La Secretaría de Deportes no realizó los contratos de administración para la mayor parte de los escenarios deportivos (300 en total), muchos de los cuales están en manos de particulares que los administran a su libre albedrío, generando incertidumbre sobre el destino de los escenarios y sobre los ingresos que deben reportar a la dependencia municipal.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad