“Yo no estoy improvisando”: alcalde Maurice Armitage

Abril 03, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Luz Jenny Aguirre | Editora de Entorno
“Yo no estoy improvisando”: alcalde Maurice Armitage

Maurice Armitage, alcalde de Cali.

El alcalde de Cali dice que le den seis meses y que mostrará un MÍO mejorado. Asegura que su mortificación es la urgencia del Plan Jarillón.

Que la Nación le quedó mal con la plata para las obras en la Cali-Jamundí, pero que él seguirá adelante con los proyectos. Que no descarta financiar  obras con valorización y se sostiene en que no hará alianzas con privados porque poner peajes internos es una locura. Que piensa muy bien las decisiones que toma en materia de movilidad y no es cierto eso de que está improvisando. Lea también: ¿Cómo han sido los primeros 100 días del alcalde Maurice Armitage?

En su primer corte de cuentas, Maurice Armitage, alcalde de Cali, asegura también que en seis meses el MÍO estará bien y confiesa que no ha podido hacer lo que quiere en su misión de Cali sin hambre. 

Usted se estrenó en el ejercicio de la función pública hace ya casi cien días. ¿Con qué se ha encontrado?

He pasado del susto a la realidad, nunca pensé que iba a ganar las elecciones y ahora estoy enfrentado a esto, tratando de hacerlo bien. 

¿Cuáles han sido esas realidades?

Que la cosa política es muy dura, nos hemos tenido que enfrentar políticamente duro, el solo hecho de haber desmontado el aparato político de la Alcaldía no ha sido fácil. 

Le han criticado muchas de sus decisiones, le dicen que está improvisando...

La gente cree que estoy improvisando y no. Las cosas que digo las medito mucho. Me critican lo de las multas de parqueo (quitaron el control con fotomultas) y lo de pasar el límite de velocidad de 60 km/h a 80 km/h en algunas vías.  El tránsito, como institución, es un nido donde hay   gente deshonesta -todavía no se ha desmontado del todo-. Se cometen cosas muy graves, empezando por las multas, que se habían convertido en un tráfico de plata y no en algo de  interés por la comunidad. Se confundió el orden con la deshonestidad. Ahora los negocios pueden funcionar y están más tranquilos, así haya desorden en el parqueo y desmonté el negocio de las multas, que se volvió una sinvergüencería.

Pero ahora entonces todo el mundo se relajó y el peatón perdió lo que había ganado, su espacio...

Estoy de acuerdo en que tienen que mejorarse los andenes, pero los carros no es que entorpezcan mucho el funcionamiento del peatón, es más importante que la gente tenga trabajo y que los negocios se muevan, porque entre nuestros problemas grandes  está el  desempleo. Los comerciantes  vivían disgustadísimos porque los negocios se estaban cerrando por el mal parqueo.

  Pero no se conocen los estudios que ustedes dicen que hacen para tomar medidas como esta y como la del aumento del límite de  velocidad...

Yo le digo lo de los 80 km/h: la velocidad anterior era 60 km/h, pero usted se la pasaba  teniendo más accidentes porque iba preocupado por no pasarse por la multa de $500.000 que le ponían. Ahora usted anda a 70 km/h o a 65 km/h  y se despreocupa de la multa. Cuando lo multan a 60 km/h  usted anda a 50 km/h y ahí sí perjudica el tráfico. Y no es el problema de movilidad, es el concepto de la multa.

Los expertos en movilidad dicen que usted está tomando medidas pensando solo en el carro y en la moto, mire que también cambió la segunda fase de parque lineal Río Cali, en la Avenida 2N para dejarles otro carril a los automotores...

Es que en la parte del CAM hasta el conservatorio nos iban a dejar toda esa zona con solo dos carriles vehiculares. Pero yo sí estoy pensando en las otras alternativas de movilidad, si usted mira la idea de los cuatro dígitos diarios de pico y placa diarios. También  hablo de que hay que privilegiar el servicio público sobre el privado. A la bicicleta le vamos  a ‘jalar’ mucho más.  Y vamos a articular mucho más al tránsito con Metrocali para darle esa prioridad que el  MÍO tiene que tener.

En  campaña usted dijo que iba a ir desmontando el pico y placa. ¿Proponer cuatro dígitos diarios no es ir en contravía de eso?

Es que usted no  ha entendido ese sentido, es que tengo que buscar recursos para que el MÍO funcione (porque se cobraría a quienes quieran circular en pico y placa). El pico y placa no funciona sino para los pobres que tienen solo un carro, para los ricos no funciona, los ricos tenemos tres y cuatro carros. Señores, ustedes tienen carro caro, paguen por movilidad, pero no burlen comprando otro carro. Esa medida está en estudio, yo no hago nada que vaya en contra de la opinión y conveniencia de la gente en sentido general. Como con la de la ampliación de la Calle 13 (Zanjón del Burro):  creen que  vamos a matar cuatro pájaros, que no pasemos por allí porque les hacen bulla los carros o quieren que resolvamos un problema de movilidad. Estoy haciendo todos los esfuerzos posibles por resolver el problema de movilidad en el Sur. 

¿Se sigue sosteniendo en que no hará obras con privados (APP)? Con los $500.000 millones que tiene para inversión el Municipio para todos los temas no le alcanza para ejecutar grandes soluciones...

Las alianzas con privados en el Valle no han funcionado, exceptuando las carreteras. Las famosas inversiones público privadas en Colombia hasta ahora son un cuento.

¿ Y  cómo va a financiar grandes obras?

Es que no voy a financiar ninguna grande obra. Vamos a hacer la ampliación de la Ciudad de Cali, que la vamos a logar. El tercer carril (de la Cali-Jamundí) lo vamos hacer también con recursos propios porque el Ministerio nos quedó mal y no nos dio ninguna plata, el Gobierno Nacional no tiene ni para los chicles. El hundimiento (de la Carrera 100 con calle 13 o 16) se financiará por el Municipio. La APP implica un peaje y yo no voy a poner un peaje allí, es una locura. 

 Entonces usted no va a esperar la plata que le prometió la Nación para la Cali-Jamundí...

Usted escuchó a la ministra decir que nos iba a dar $29.000 millones  y resulta que no hay los fondos y se los están peleando cuatro departamentos, yo ya vi que no nos los van a dar a nosotros. No puedo esperar a que la Nación solucione. Es más, la Nación ya nos dijo que la vía la van a ceder al Municipio para que nosotros invirtamos. Ya empezamos los diseños con la Emru del proyecto  desde la Valle del Lili hasta la bomba de Pance. Nosotros no paramos eso así no tengamos la plata todavía, yo tengo que dar una solución.

¿Contempla aplicar la valorización?

No lo sé, pero es una alternativa que podría ser, no la descarto. Los beneficiados tienen que pagar, pongamos, en la ampliación de Ciudad de Cali vamos a tener una cantidad de terrenos que se van a valorizar.

¿Cuál es su estrategia para mejorar el servicio del MÍO?

Vamos a hacer una reestructuración total. Espérenme 60 días y verán que el MÍO va a tener los 900 buses andando, le vamos a dar preferencia total desde el punto de vista de tránsito y financiero. Estamos conciliando con los operadores el valor de la bolsa. Somos conscientes de que como Municipio vamos a tener que subvencionar de alguna manera parte del tiquete, eso está pasando en el mundo entero. Tendremos más carriles preferenciales para el MÍO. 

   Paralelo al mal servicio del MÍO ha venido creciendo aceleradamente la piratería...

 Eso es producto del mal servicio. Pero eso ha sido una presión sana con los operadores del MÍO: yo les, dije, si ustedes no me sacan los buses yo voy a autorizar que hasta en burro la gente se pueda transportar. Controlar al transporte ilegal no se hace con el Esmad, se hace con competencia, teniendo un buen servicio. La gente se va a subir al MÍO contenta, le garantizo que en seis meses el MÍO está bien, vamos a tener los buses y a captar hasta 800.000 pasajeros, tenemos que volver a atraer a la gente.

¿Qué tanto ha avanzado en su promesa de lucha contra una Cali sin hambre?

Ese es el lado flaco mío, cuando uno entra encuentra el presupuesto totalmente amarrado. Te puedo decir que el primer mes a mí me tocaba pagarles el almuerzo a los guardaespaldas míos, así de ese tamaño. Yo espero que con el Plan de Desarrollo mejore la situación. Pero se ha ido trabajando, por ejemplo, en la Calle 26 era común ver un espectáculo deprimente. Lo que hicimos fue sacar a la gente de la zona y logramos reubicar a unas personas  en el programa de Samaritanos de la Calle. Tenemos muchos indigentes por toda la ciudad y muchos nos llegan de otras ciudades, el problema es que como Cali ofrece soluciones, nos los mandan para que los atendamos. Decidimos  intervenir rapídisimo la Galería Santa Elena, hablamos con Invías para despejar la zona de lo que será Corredor Verde,  por lo menos en la recuperación paisajística.

El Plan Jarillón es su prioridad. ¿Cómo va a hacer para lograr el traslado de las familias, lo que ha sido la gran dificultad de este proceso?

El  Plan Jarillón es la mortificación más grande que he tenido. Arrancamos administrativamente cogiendo el toro con los cachos, eso me creó crisis de gobierno, al doctor Minotta (exsecretario de Vivienda) le tocó irse, también salió sacrificado el doctor Roberto Pizarro, pero ya estamos dándole viabilidad al tema, ya tenemos 52 personas vinculadas, ya tenemos sede del jarillón. En esto tenemos un problema grave, apenas tenemos este año y el entrante para hacer las obras, sino nos quitan la plata. Estamos  comprometidísimos en que lo vamos a sacar adelante. Ya se arrancó con los trabajos en el Canal Interceptor Sur, estamos dándole mucha preponderancia en 3,5 kilómetros donde tenemos que sacar gente.

En seguridad, aumentaron los homicidios en 8 % en lo que va del año, lo que es muy preocupante.  ¿Cuál es su  estrategia para reducir las muertes violentas?

 Si hay algo en lo que hemos trabajado duro es en la seguridad, es la primera vez que el Municipio le da $70.000 millones a la Policía, le vamos a dar helicóptero, motos, chalecos, carros, todo lo que  necesite. Tendremos 20 CAI nuevos, estamos haciendo una inversión grandísima y estamos trabajando mancomunadamente con la Policía, la Fiscalía, el CTI, el Gaula.  Ahora, en el mes de marzo bajamos la criminalidad en  13 % comparado con marzo del año pasado en homicidios, en el hurto de vehículos la reducción fue del 16 %. En enero y febrero nos fue mal, eso es verdad, pero en marzo logramos una reducción. Además está el  trabajo que venimos haciendo de intervención social, a la gente le estamos llegamos con servicios, no solo con trabajo policivo.

Empleo y Emcali ¿Cómo va su estrategia de  generar empleo?  El gran trabajo que hicimos de la reforma administrativa, donde nos medimos mutuamente el aceite con el Concejo y salimos victoriosos, será la  creación de la Secretaría de Desarrollo y de Emprendimiento, fundamental en el Municipio, que no tiene armas  para hacer lo que quiero en empleo.  Pero con todo eso, hemos hecho 11 proyectos de generación de ingresos y tres están en ejecución, en confecciones. Aspiramos, al terminar el año, crear 10.000 empleos. Recibió a Emcali en una situación  preocupante. ¿Cuál es el plan de acción?  Antes de posesionarme me reuní con los trabajadores sindicalizados y les dije que participaran de la administración. Hoy, de una junta de 9 miembros, los empleados participan con 2 personas, eso nunca se había hecho. Así logro que los empleados se apersonen de la compañía, que sepan la situación  y que si no toman partido, matarán la gallina. Eso viene acompañado de una política total de austeridad, en los 92 días que llevo de alcalde no he mandado a nadie a ocupar un puesto allá, ni tampoco ningún político, hay cuarentena total. Yo traje a Cristina Arango porque sé que es templada, Emcali no puede ser la que le tapa los rotos al Municipio ni la caja menor. ¿Qué vislumbra en el futuro del agua para Cali?  Tenemos que trabajar en la reducción de pérdidas, que están en 56 %. Primero, antes de buscar más agua, hay que no botarla.
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad