Yo cuido a Cali: empresas privadas lograron rescatar 75 zonas verdes

Yo cuido a Cali: empresas privadas lograron rescatar 75 zonas verdes

Agosto 21, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País.
Yo cuido a Cali: empresas privadas lograron rescatar 75 zonas verdes

Desde hace diez años el Centro Comercial Único apadrina la zona verde de sus alrededores, que va desde la Carrera 2 hasta la Carrera 5, en el barrio Salomia. Esta se ha convertido en un referente para la ciudad.

El Plan, que inició hace dos años con 12 empresas, ahora tiene un total de 388.000 metros cuadrados de jardines bien cuidados que le cambian la cara a la ciudad.

Como una muestra más del compromiso con la ciudad, 75 empresas de Cali han puesto a florecer y a reverdecer los parques y zonas verdes aledaños a sus sedes, al acogerse al programa Adopción de Parques, Árboles y Zonas Verdes del Dagma.El Plan, que inició hace dos años con 12 empresas, ahora tiene un total de 388.000 metros cuadrados de jardines bien cuidados que le cambian la cara a la ciudad.Pasear por los alrededores del Centro Médico Imbanaco, del Centro Comercial Único, de la sede de Carvajal o caminar por los parques de La Flora, Guaduales o Brisas de los Álamos, se hace más grato para los transeúntes.Todo gracias a un trabajo del Dagma en el que ha ido sensibilizando a los empresarios, fundaciones ambientales o juntas de acción comunal para que se apersonen del sector y contribuyan con su embellecimiento.Beatriz Orozco, directora del Dagma, destacó que “esta alianza con la empresa privada para recuperar y conservar espacios como parques, permite el mejoramiento de la malla verde en los Territorios de Inclusión y Oportunidad, Tíos, y contribuye a construir una ciudad más amigable con el medio ambiente”. “Lo importante es que es un compromiso que va más allá de la palabra, en el que se firma un convenio entre el Dagma y la empresa y así la entidad le presta la asesoría, el acompañamiento y el seguimiento al plan”, explica Camilo Salamanca, coordinador del Programa Adopción de Zonas Verdes del Dagma.Una de las zonas verdes más bonitas es la del Centro Comercial Único, una de las empresas pioneras en enlucir sus alrededores. Frondosos árboles y cuidados jardines denotan los $50 millones anuales que desde hace diez años invierten en esta zona verde que va desde la Carrera 2 hasta la Carrera 5.El Dagma, tomando modelos de apadrinamiento de espacios públicos en ciudades como Londres, Nueva York y Toronto, empezó a replicarlos en Cali. Con tan buenos resultados que hoy no solo firmas apadrinan parques sino también vecinos y Juntas de Acción Comunal, JAC. En Guaduales, los dolientes del parque son los miembros de la JAC. Ellos organizan una minga cada dos meses para la limpieza del parque. “Hemos logrado que la gente comprenda la importancia del comparendo ambiental y cargue su bolsa de recoger si sale con su mascota”, dice Julián Montoya, presidente de la Junta.Además, todos aportan para el mantenimiento, con una cuota mensual de $2000, $5000 o hasta $10.000, mientras que los negocios dan la gaseosa.Otra área que antes permanecía en mal estado y muy erosionada era la zona verde frente al barrio Brisas de los Álamos, en la Avenida 2B Norte, entre calles 70 y 75C Norte, en la margen izquierda del río Cali. Juan Andújar, de Cartones América, la apadrinó y hoy tiene otra cara. El Parque de La Flora, un pulmón verde del norte de Cali con 30.000 metros cuadrados, es otro ejemplo para mostrar. Es un espacio que congrega niños, jóvenes y adultos desde las 5:00 a.m. hasta el anochecer porque consta de pista de trote, juegos infantiles, elementos para ejercicio y una escuelita de baby fútbol entrena allí.Carvajal y Compañía, por iniciativa de su entonces presidente Adolfo Carvajal, ya fallecido, hace muchos años cultivó los jardines de su sede en Santa Mónica Norte a la usanza de los países europeos y norteamericanos, donde enlucir el entorno forma parte de la imagen corporativa.El programa lo lidera ahora Manuel Llano Carvajal y lo que se hizo fue protocolizar la alianza hace seis años, donde cuida no solo los jardines del frente de la edificación, sino la cascada que cae sobre la Avenida 8 Norte con Calle 29 Norte. Allí crecen altivas las palmas botella, chiminangos, duranta, filoendro y ginger, entre otras especies ornamentales. Especies que no fueron sembradas al azar. De hecho, la función del Dagma es asesorar al adoptante en el proceso porque el ornato ambiental tiene sus normas. “Al elegir las plantas hay que tener en cuenta la posición del sol, las corrientes de aire, el sustrato del suelo, la provisión del riego, entre otros factores”, explica Salamanca. Otra experiencia significativa es la del Parque de La Babilla, en Ciudad Jardín, un ecosistema de 80.000 metros cuadrados que incluye los separadores de la Calle 10 entre carreras 100 y 106 y todo el corredor ambiental del río Lili con lago incluido. Desde hace diez años los residentes de la comuna se empoderaron como gestores para la conservación de este pulmón del sur de Cali. Residentes de unidades residenciales del sector aportan cuotas entre 4.000 y $6.000 mensuales para pagar el jardinero que cada mes poda el área. Si usted sabe de un problema de movilidad similar a este, lo invitamos a que se una a la campaña 'Yo cuido a Cali' enviándonos sus fotos o videos vía Twitter haciendo mención a @elpaiscali o en nuestro Fan Page de Facebook. También puedo hacerlo escribiendo al correo yocuidoacali@elpais.com.co.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad