Ya son seis los bebés abandonados en la calle este año en el Valle

Junio 21, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Ya son seis los bebés abandonados en la calle este año en el Valle

De acuerdo con pediatras, cuando los bebés prematuros son expuestos a condiciones agrestes en las calles, son presa fácil de la hipotermia y las afecciones respiratorias y cardíacas.

Cinco casos han ocurrido en Cali y otro más en Tuluá. Piden seguimiento cercano a embarazos.

En alerta se encuentran las autoridades y los organismos defensores de infantes tras un nuevo caso de abandono, esta vez de un menor de apenas dos días de nacido, quien estaba  en un bote de basura, en plena Calle 5 con Carrera 39, en el sur de Cali.

El niño, que nació prematuramente, mide 48 centímetros, pesa  2385 gramos y tiene ictericia y sepsis neonatal, según el reporte de Willam Duarte, gerente médico del Centro Médico Imbanaco. 

El caso de este pequeño  se suma al de la niña de quince días de nacida que fue encontrada el pasado viernes en la madrugada en una caja que estaba tirada en plena vía pública del barrio San Luis, en el nororiente de la ciudad.

También está en la retina el caso de Diego Fernando, el niño que con escasas horas de haber llegado al mundo, en febrero fue abandonado en un balde en cercanías al Palacio de Justicia. Así mismo, se puede recordar a Milagros, la niña que en marzo encontraron unos vecinos del barrio Libertadores todavía envuelta en la placenta y cubierta por una camiseta.

Lea aquí: La historia del bebé que fue abandonado en un balde en el centro de Cali

De acuerdo con el reporte del Instituto  de Bienestar Familiar, en lo que va del 2016 han sido seis casos de abandono de ‘expósito’ en el departamento. Esto quiere decir que los cinco casos registrados en Cali y uno más ocurrido en Tuluá, se dieron en lugares como calles o potreros y no se tiene ningún registro de su procedencia.

En los últimos ocho años, el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar Seccional Valle del Cauca registró 535 casos de abandono de menores de edad.

El director de la institución en el Valle del Cauca, John Arley Murillo, indicó que “es muy preocupante que ya tengamos un caso por mes este año. No entendemos qué está pasando con las madres, porque para ellas tenemos programas de acompañamiento para garantizar su protección y la de los menores y así evitar el abandono. Estos casos de niños tan pequeños, más que un abandono, se convierten en una tentativa de homicidio”.

Murillo añadió que este tipo de eventos son aislados y que no cree que pueda generarse una oleada de abandonos de menores en la ciudad. “Por el contrario, estos casos deben generar conciencia entre aquellos padres que están pensando en no hacerse cargo de la crianza de sus hijos para que busquen ayuda del Estado y las autoridades. La ciudadanía también debe denunciar cuando hay padres que no cuentan con la idoneidad para asumir la responsabilidad de sus hijos, para prevenir casos de abandono”, dijo el funcionario, quien remarcó que desde el 2008 a la fecha la entidad ha atendido 535 casos de abandono en el departamento.

De otra parte el pediatra Javier Torres, del Hospital Universitario del Valle, indicó que mensualmente llegan a esa casa de salud tres casos de niños abandonados. Esos eventos, comenta, obedecen a abandonos callejeros, hospitalarios y por maltrato.

“Estos niños que son abandonados en la calle llegan con hipotermia, lo que hace que presenten trastornos cardiacos, respiratorios y metabólicos que obligan a retenerlos en la UCI. Ellos, debido a la falta de factor humano y familiar, tienen  una recuperación más lenta. Si no se tratan a tiempo, a futuro pueden quedar con compromisos cerebrales y cardiovasculares”, apuntó el pediatra del HUV.

La directora de Aldeas Infantiles SOS, Ángela Rosales, explicó que los abandonos están “muy relacionados con embarazos no deseados; abuso de parte de la mujer que queda en embarazo, que está en negación y esto le recuerda una situación difícil de su vida; o también obedece a situaciones sicológicas de la madre y falta de apoyo de las familias, cuando hay embarazos tempranos”.     

Rosales dijo que además de las secuelas físicas del abandono, los menores están expuestos a consecuencias como deficiencias en la capacidad de relacionarse con otras personas y de aprendizaje. “Un año de un niño abandonado, en un espacio que no es familiar, equivale a tres meses de retraso en su desarrollo”, advirtió.  

Carolina Piñeros, directora de Red PaPaz, señaló que “esta es una prueba más de que los embarazos en el país deberían estar monitoreados por el sector salud o, si es una adolescente, por  la institución educativa en la que estudia y su entorno familiar. Así se podrían evitar los casos trágicos de abandono como los de Cali, donde se están dejando los niños en condiciones en las que, prácticamente, se busca que no sobrevivan”.

De acuerdo con registros de la Defensoría del Pueblo durante el pasado 2015 fueron abandonados 1297 menores en todo el país. El Valle del Cauca es, según la entidad, el cuarto ente territorial con mayor registro de casos de abandono de niños con un 5,7 %; lo que la ubica detrás de Bogotá (con el 25 %), Antioquia (con el 13,8 %) y Quindío (con el 5,8 %).

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad