Ya son 14 mascotas las que han muerto tras ingerir veneno en parque de Cali

Agosto 28, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Ya son 14 mascotas las que han muerto tras ingerir veneno en parque de Cali

La Policía Ambiental recomendó no usar el parque hasta que los Bomberos lo limpien, debido a que los niños también están en riesgo.

Indignación sienten los habitantes del barrio Primero de Mayo cuyos perros y gatos murieron tras ingerir trozos de alimentos con veneno que alguien dejó en el parque del sector.

Sofía está diferente. Aunque a sus 14 años no puede moverse mucho, se le nota ansiosa. Algo o alguien le hace falta...Es Laura, la canina de un año que siempre estaba revoloteando a su lado y a la que vio correr por última vez el pasado lunes, a las 5:30 de la madrugada, cuando Jeimi, su dueña, las llevó a pasear al parque del barrio Primero de Mayo.Tal vez, porque ya casi no se vale por sí misma y debe estar siempre cargada, Sofía no alcanzó a probar parte del cebo de carne empegostada que la traviesa logró saborear, pese al regaño de su ama.No habían pasado dos horas cuando la perrita enrazada en border terrier comenzó a vomitar, lo que llamó la atención del veterinario Carlos Pantoja, quien salía para su consultorio a atender una urgencia canina.Pasadas las 9:30 de la mañana el doctor regresó a su casa y para entonces no solo el vómito había aumentado, sino que Laura sufrió un paro cardiaco y comenzó a convulsionar, por lo que optó por anestesiarla.Sin embargo, todos los cuidados profesionales fueron en vano y tras luchar contra la muerte durante 26 horas, el veterinario y su perrita perdieron la batalla.Como también la había perdido ‘Violeta’, la perrita que Pantoja había atendido a primera hora y que había recibido prácticamente muerta por las convulsiones que había empezado a sufrir después de haberse comido ‘algo’ en el parque, según le relataron sus propietarios.La mayoría de las víctimas del envenenamiento de mascotas que enluta a este barrio del sur de Cali y que ya suman al menos once perros y tres gatos, no alcanzaron a llegar a su consultorio sino que murieron casi de inmediato.Unos en la mañana, otros en la tarde -tras haber sido llevados al parque al mediodía-, por lo que al final del lunes el dolor por la muerte de Luna y Violeta ya se había convertido en la tragedia de todo un vecindario.Fue entonces cuando la tristeza se mezcló con la indignación y los dueños de las mascotas asesinadas dieron aviso primero a la Policía y luego a la Fiscalía, en busca del responsable de lo que no dudan en calificar como una acción criminal.De ello está convencido el veterinario, quien por la sintomatología de sus pacientes asegura que la sustancia ingerida por las mascotas fue estricnina, un tóxico de alto poder que afecta el sistema nervioso central de los seres vivos que lo consumen.Conocido el diagnóstico, una veintena de vecinos realizó en la noche del martes un barrido de todo el parque encontrando trozos de salchicha y pan y más cebos de carne que podrían contener el veneno que ahora también representa un grave peligro para los niños que acostumbran jugar en el lugar.Por eso, a la tristeza y la indignación, se han sumado el miedo y la rabia, ante el rumor de que la “culpable” sería una señora cuyo hijo casi fue atacado por un bóxer en días pasados y sostuvo un altercado con los dueños de este.Lo cierto es que ayer, los dolientes de Luna, Violeta, Niña y las demás inocentes víctimas de cuatro patas incumplieron la orden policial de no ingresar al parque y dejaron pequeños carteles con sus nombres en el lugar donde los vieron felices por última vez.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad