Ya no hay riesgo por químicos en la zona industrial donde ocurrió incendio

Noviembre 28, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Ya no hay riesgo por químicos en la zona industrial donde ocurrió incendio

Trabajadores del sector se unieron para realizar el retiro de escombros y material inflamable del lugar donde ocurrió la tragedia. Cinco edificaciones deben ser demolidas, por riesgo de colapso.

Hasta este viernes se realizará remoción de escombros en la zona industrial del Oriente donde se presentó una explosión por gases

El riesgo de más afectaciones por gases o químicos en la zona industrial Fepicol, en el oriente de Cali, ya fue superado. Así lo aseguró el Cuerpo de Bomberos Voluntarios de Cali que hasta hoy participará en labores de limpieza en la zona afectada por la explosión registrada el pasado martes, que deja, hasta ahora, seis personas muertas.El jueves, el camión cisterna, de placas SYS 683 de Mosquera, que al parecer estaría implicado en la explosión, fue retirado del lugar y llevado a la zona de Cencar (en Sameco) donde permanecerá bajo custodia como parte del proceso de investigación.De acuerdo con el sargento primero Luis Fernando Murillo, coordinador de urgencias de Bomberos Cali, el vehículo estaba cargado con una sustancia inflamable aún no establecida “pero que, de acuerdo con la ficha técnica presentada por el dueño del vehículo, está catalogada como altamente inflamable”.Durante la emergencia, el contenido que se almacenaba en dos de sus cuatro compartimientos se consumió por cuenta del incendio. Del producto restante, tanto Bomberos como el CTI de la Fiscalía sacaron muestras que serán analizadas en laboratorio.Las autoridades también realizaron muestreos de sustancias encontradas en el lugar de la explosión. “El objetivo será reconstruir la escena, desde el incendio hasta las explosiones, para determinar qué tipo de químicos fueron los que ocasionaron la emergencia”, explicó el Sargento Murillo. Lo que explican las autoridades es que en la zona se presentó una acumulación de gases que fueron activados por una chispa de la que aún no se determina su procedencia.Seis locales comerciales total y parcialmente destruidos y 17 viviendas con afectaciones en vidrios, techos y mampostería fue el saldo que dejó la explosión en materia estructural.“A las empresas les corresponderá realizar la limpieza al interior de sus predios. También deberán encargarse de las demoliciones de muros afectados. Dudamos mucho que se encuentren nuevas víctimas bajo esos escombros”, explicó el Coordinador de Emergencias de Bomberos Cali.Sigue el drama por víctimasSolo hasta el mediodía del jueves Gloria Rojas se enteró de que su hermano, Héctor Fabio Acevedo Rojas, había muerto. La mujer, que vive en Palmira, fue notificada por un conocido de que el hombre, de 30 años de edad, había fallecido en el Hospital Universitario del Valle víctima de la explosión en Fepicol.Cuenta que su hermano, dedicado al reciclaje, avisó que se encontraría en la zona industrial con un amigo cercano. Héctor Fabio murió en la madrugada del jueves por el impacto de una tapa de alcantarilla, que lo golpeó en el tórax. “Es muy doloroso, nuestra familia (oriundos de Palmira) esta muy afectada”, dijo Gloria.Mientras las familias de transeúntes y trabajadores de la zona que cayeron durante la explosión tratan de reponerse, en el Hospital Universitario del Valle tres de los doce quemados luchan por su vida.Luigith Acosta (de 14 años) y William Alarcón (27 años) y Carlos Alberto Martínez (26 años) están en la Unidad de Cuidados Intensivos del HUV, en estado delicado, según el parte médico. El resto de pacientes, permanecen en observación, por cuenta de las lesiones en su cuerpo, con condición estable.Sobre la tragediaA las 4:55 p.m. del pasado martes se registró la explosión en el sector de Fepicol (Calle 69 con Carrera 7E Bis). La primera explosión y el incendio inició en la Comerciali- zadora GPM y se extendió a otros locales comerciales, (Restaurante Mi Casita, una chatarrería, la empresa Novatec y la bodega de plásticos Coltubos). Según el Grupo de Daños y Aná- lisis de Necesi- dad, Edan, de la Defensa Civil, las pérdidas son de $3000 millones.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad